Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

El día que Daniel Ortega traicionó a la patria con la medalla a un “gringo”, ¡y lo celebró!

Dictador acusó a su hermano de traidor a la patria por medalla a militar de EE. UU., pero él hizo lo mismo en 2019 y hasta celebró: “Se rifó el gringo”

Daniel Ortega colocando la medalla a William Hogan

Daniel Ortega condecora al agregado militar de Estados Unidos, William Hogan, con la medalla por el 40 aniversario del Ejército de Nicaragua, en septiembre de 2019. // Foto: CCC

Redacción Confidencial

2 de junio 2024

AA
Share

El dictador Daniel Ortega acusó recientemente a su hermano Humberto Ortega de ser un traidor de la patria, porque otorgó una medalla a un militar estadounidense, siendo jefe del Ejército, en 1992. Sin embargo, el dictador hizo lo mismo en 2019, como jefe supremo del Ejército: condecoró a otro militar estadounidense.

Incluso, después de colocar la medalla, Ortega celebró con su esposa y ya entonces vicepresidenta, Rosario Murillo, y el jefe del Ejército, Julio César Avilés, diciéndoles que “se rifó al gringo” a recibir la condecoración, según se logra escuchar entre los murmullos grabados a través de un micrófono que estaba encendido en la mesa central.


El 28 de mayo de 2024, Ortega convocó a una cadena nacional para un acto partidario ante el alto mando del Ejército y la Policía y oficiales de ambas instituciones. El objetivo supuestamente era conmemorar el inicio de la ofensiva final contra la dictadura somocista.

Sin embargo, el propósito principal fue anular la condecoración otorgada por su hermano 32 años atrás ante la plana mayor del Ejército y la Policía, en un gesto que se leyó como una puesta en escena para sellar el sometimiento del Ejército y la Policía, como la guardia familiar de Ortega y Murillo, y su lealtad Murillo y su proyecto de sucesión dinástica.

Acto por el 40 aniversario del Ejército en septiembre de 2019
Rosario Murillo, Daniel Ortega, Julio César Avilés y Bayardo Rodríguez, en la mesa central durante el acto por el 40 aniversario del Ejército, en septiembre de 2019. // Foto: CCC

Los murmullos para celebrar: “Se rifó el gringo”

En cambio, Ortega no dijo nada de cuándo él mismo impuso medalla al teniente coronel William Hogan, en septiembre de 2019. Ni tampoco de cuando el mismo militar estadounidense volvió a ser condecorado en diciembre del mismo año por el jefe del Estado Mayor, Bayardo Rodríguez, sentado en el acto a la derecha de Ortega.

Después de colocar la medalla en el acto por el 40 aniversario del Ejército, en 2019, Ortega regresó a la mesa central a sentarse junto a Murillo y Avilés y, antes de que el acto continuara, los tres intercambiaron el siguiente diálogo:

—Ortega: Bueno, se rifó el gringo. Eso es lo más importante.
—Avilés: Sí.

—Murillo: Ah, ¿qué dijo?

—Ortega: Lo más importante es que se rifó el gringo, te digo.

—Avilés: Ah, sí.

—Murillo: El gringo.

—Ortega: El gringo, sí. Por eso te digo, meterse a aceptar la condecoración.

—Murillo: Así es.

—Avilés: Él tuvo para eso que haber consultado todo.

—Murillo: Todo, sí.

—Ortega: Sí, lo de agregado fue Comando Sur, aunque es el agregado militar aquí. No, yo le dije que, que lo de la Florida. Gracias, me dijo.

Previamente, al colocarle la medalla, Ortega y Hogan intercambiaron algunas palabras que, según los comentarios posteriores de Ortega, habrían incluido la corrección al cargo de Hogan, a quien el maestro de ceremonias identificó como representante del Comando Sur, pero en realidad era oficial principal para Asuntos de Defensa y Agregado de Defensa. Ortega también habría comentado a Hogan la emergencia que vivían por esos días Florida y otros estados costeros del sureste de Estados Unidos, por el huracán Dorian.

Daniel Ortega colocando la medalla a William Hogan
El momento en el que Daniel Ortega saluda al teniente coronel estadounidense William Hogan, en septiembre de 2019, registrado por los medios oficialistas en aquel momento. // Foto: CCC

Las medallas y cortesías del Ejército actual

Las “cortesías” del Ejército al mando de Julio César Avilés con Estados Unidos, siempre fueron destacadas por el Ejército, y protagonizadas por los mandos superiores de la Comandancia General.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

La segunda condecoración al teniente coronel William Hogan fue la “Medalla Honor al Mérito Amistad y Cooperación”, el 3 de diciembre de 2019, entregada por el jefe del Estado Mayor, mayor general Bayardo Rodríguez, “en representación del comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército, Julio César Avilés”.

Y antes, en diciembre de 2018, el Inspector General del Ejército, Marvin Corrales, —también “en representación del comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército, Julio César Avilés”—, se presentó a la Embajada de Estados Unidos en Managua para brindar condolencias por la muerte del expresidente George W. Bush, y firmar el libro de memoria.

Ortega cuestionó que la condecoración que hizo su hermano al agregado militar de Estados Unidos, Dennis F. Quinn, fue un acto de “vergüenza”, tras señalar a Estados Unidos de tener un “Ejército que invadió a Nicaragua varias veces”. Ortega dijo de su hermano —mencionando su cargo, pero en ningún momento su nombre— que él entregó su “alma al diablo”. Sin embargo, no reprochó ninguno de los reconocimientos recientes a Estados Unidos, incluido el que él mismo entregó a Hogan.

El 2 de septiembre de 2019, Ortega impuso a Hogan la medalla conmemorativa por el 40 aniversario del Ejército. En el mismo acto, el general Julio César Avilés agradeció a las fuerzas armadas “amigas” —entre las que mencionó y condecoraron además de Estados Unidos, a Taiwán, España y Alemania— “la cooperación y la colaboración de pueblos hermanos que a través de sus Gobiernos han mantenido y mantienen colaboración con Nicaragua”.

En la misma intervención, Avilés prometió al dictador que podía contar con el Ejército para “seguir en el camino de una Nicaragua con seguridad, estabilidad y desarrollo”, en cuestionadas declaraciones por la muestra de complicidad del Ejército con la represión impuesta por la dictadura desde 2018.

Hogan se despidió de Nicaragua en diciembre de 2019, cuando el jefe del Estado Mayor le agradeció con aquella segunda medalla. Hogan expresó que era un “honor” recibir la condecoración y destacó que tenían una “buena relación” con el Ejército y que “seguía con mucha disposición para trabajar en las áreas de interés mutuo (…) que afecta a todo el mundo”.

El predecesor de Hogan, el agregado de Defensa, coronel Darren D. Lynn, también fue condecorado con la misma medalla al concluir su misión en octubre de 2018. Y antes, en mayo de 2015, también la recibió.

En octubre de 2018 condecoraron, con la misma medalla, al agregado de Defensa de EE. UU, coronel Darren D.Lynn.

También, el 19 de mayo de 2015 la dictadura condecoró con al teniente coronel Cristhian Thomas Simon, “en reconocimiento a los lazos de amistad y cooperación con el Ejército de Nicaragua”. Esa medalla fue impuesta por el entonces jefe del Estado Mayor, Óscar Mojica Obregón, quien continúa sirviendo a Ortega, a cargo del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).

“¡Qué vergüenza! ¡Una traición a la patria!”

El 31 de mayo de 2024, la dictadura publicó en el Diario Oficial La Gaceta, el Acuerdo que anula la condecoración “Medalla al valor Camilo Ortega Saavedra”, entregada por Humberto Ortega, al agregado militar norteamericano Dennis F. Quinn.

“Esta inconcebible acción se califica como vergüenza nacional, al entregar a un militar yanqui una medalla de tanta relevancia y trascendencia. Constituye un acto de entreguismo”, citó el Decreto Presidencial 04-2024.

El régimen decretó “invalidar y retirar esa infamia que ofende a todos los nicaragüenses (…) insultados por la condecoración de un representante militar del imperio norteamericano”.

“¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza! ¡Una traición al pueblo! ¡Una traición a la patria!”, repitió Ortega en el acto del 28 de mayo.

Humberto Ortega permanece bajo “casa por cárcel de facto”

El general de Ejército en retiro y hermano menor del dictador, Humberto Ortega Saavedra, permanece bajo “casa por cárcel de facto” desde el 19 de mayo de 2024, después de la publicación de una entrevista en el medio argentino Infobae, en la cual declaró que no miraba en Rosario Murillo o sus hijos una posible sucesión dinástica.

“Si falta Daniel Ortega, no hay posibilidad de que nadie de ese grupo de poder pueda ejercer la influencia frente a un proceso”, dijo.

Agregó que “ante una ausencia repentina de Daniel Ortega, habría primero un enorme desconcierto e imposibilidad, de que la parte civil del Gobierno y el partido (Frente Sandinista) pueda asumir un poder sólido”.

Por lo tanto, opinó, “lo único que puede resolver ese vacío, y que no haya una anarquía y un caos en el país, es el Ejército. En primer lugar, el Ejército, coordinado con la Policía Nacional. Y buscar una salida en el corto plazo, quizás un año o menos, para convocar a un proceso electoral, ya sea el programado para 2026”. 

El 21 de mayo, la Policía Nacional confirmó la medida contra el general en retiro, aunque la justificó con la “vigilancia” de especialistas del Ministerio de Salud y médicos particulares para el exjefe militar de 77 años.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D