CNU crea nueva universidad estatal para agrupar a estudiantes de la UCAN y Juan Pablo II

La Universidad Nacional Padre Gaspar García Laviana es la cuarta institución creada para reubicar a los estudiantes de las universidades eliminadas

La Universidad Nacional Padre Gaspar García Laviana es la cuarta institución creada para reubicar a los estudiantes de las universidades eliminadas

22 de marzo 2023

AA
Share

El Consejo Nacional de Universidades (CNU) creó una nueva universidad estatal nombrada Universidad Nacional Padre Gaspar García Laviana, con sede principal en León, que agrupará a los estudiantes de la Universidad Juan Pablo II y la Universidad Cristiana Autónoma de Nicaragua (UCAN), eliminadas el pasado siete de marzo.

Esta es la cuarta universidad estatal creada en el último año para reemplazar a las casas de estudios superiores que fueron eliminadas de facto. Sin embargo, de esta nueva institución se conoce muy poco ya que su creación no fue publicada en el diario oficial La Gaceta ni tampoco se divulgó ningún comunicado del CNU.


“La Universidad Nacional Padre Gaspar García Laviana tendrá su sede central en esta ciudad de León y sedes en los departamentos de Chinandega, Managua, Granada, Masaya, Chontales, Matagalpa y Estelí”, dijo la presidenta del CNU, Ramona Rodríguez, en el acto de juramentación de las nuevas autoridades universitarias en León, que se realizó este lunes.

Previo a este acto, el CNU ya había instalado a las autoridades académicas de la sede de Juigalpa de esta nueva universidad. Según Rodríguez esta universidad "estará operando de forma autofinanciada".

La cancelación de la UCAN y la Juan Pablo II ocurrió el siete de marzo de 2023. Dos días después el CNU llegó a tomar posesión del recinto de León, pero la rectora de la UCAN se negó a entregar el registro académico de los estudiantes y solicitó más tiempo para impugnar una resolución del Ministerio de Gobernación (Migob), a través de la cual cancelaron la personería jurídica de la universidad. Por lo cual, el CNU amenazó con denunciarla ante “las autoridades correspondientes”.

El incidente se documentó a través de un comunicado publicado por el CNU, pero después que se conociera en los medios de comunicación fue borrado de su sitio web y a los estudiantes se les informó por correo que la universidad cambiaría de nombre, confiaron universitarios de la UCAN a Artículo 66.

Nuevas autoridades son sandinistas 

En el acto de juramentación de la Universidad Nacional Padre Gaspar García Laviana participaron miembros del CNU, del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA) y también asistieron figuras políticas del régimen de Ortega, entre ellos: la alcaldesa sandinista de León, Guissella Lacayo; el secretario político departamental, Evert Delgadillo y la rectora de la UNAN-León, Almaria Solís, quien es afín al régimen.

En los cargos de rectoría y de secretaria fueron nombrados: Flor de María Pérez Vélez, como rectora, Javier Hernández Munguía como vicerrector y a Claudia Jovel Castillo como secretaria general. Todos tenían cargos en la UNAN-León y según sus redes sociales son afines al régimen. 

La nueva rectora usó su primer discurso para agradecerle a Ortega y a Rosario Murillo “por ser parte de estos avances y logros en el país”, también aseguró que “a pesar de las desgracias acaecidas en el país, en el 2018, los nicaragüenses hemos visto los avances que ha tenido nuestro buen gobierno".

La juramentación fue politizada con banderas sandinistas y en el acto al que  asistieron los medios de propaganda no se aclaró cómo funcionará esta nueva universidad, si seguirá cobrando el mismo monto por los aranceles o si mantendrá la misma planta docente y programas académico.

“La Universidad Nacional Padre Gaspar García Laviana asumirá las funciones o procesos de docencia, investigación y la extensión o vinculación con las instituciones de Gobierno y del estado, familia y comunidad”, dijo escuetamente la presidenta del CNU.

Ante el anuncio de esta nueva universidad que absorbe la UCAN y la Juan Pablo II, varios universitarios comentaron en redes sociales que no saben si habrá una reducción en los aranceles.

Las tres universidades estatales que se crearon en 2022: Universidad Nacional Politécnica, Universidad Nacional Francisco Luis Espinoza Pineda y Universidad Nacional Multidisciplinaria Ricardo Morales Avilés --y absorbieron a los estudiantes de la Upoli, Ucate, Uhispam, Uneh, Uponic y Pablo Freire-- a pesar que son públicas y reciben una partida del 6% constitucional, siguen cobrando por los aranceles. 

Tres universidades más en el limbo 

Después del cierre de estas dos universidades, el CNU eliminó la Universidad Panamericana de Nicaragua (UPAN) y la Universidad del Pacífico (UNIP) tras acusarlas de no cumplir con los “elementos mínimos” en su oferta académica. Asimismo, en diciembre de 2022 canceló la Universidad Internacional de la Integración de América Latina (Unival).

Esta fue la única universidad de las canceladas que interpuso un recurso de impugnación ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en contra del Migob, el CNU y el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA), pero este fue declarado inadmisible por “falta de legitimación procesal”. Los estudiantes de esta institución, que tenía sede en Managua, Juigalpa, Jinotega, Matagalpa y Ocotal, permanecen en la incertidumbre de qué pasará con ellos. Según comentó una alumna en redes sociales, les dijeron que hasta después de Semana Santa les darán una solución.

Desde 2022, el CNU tiene la capacidad de intervenir las Instituciones de Educación Superior (IES) bajo tres causales: “a solicitud del órgano de la administración pública por el incumplimiento de las obligaciones señaladas por la ley de la materia”, “incumplimiento de normativas y regulaciones emitidas por el CNU o el CNEA- Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación y por “denuncia relacionada con el abuso de las facultades que le confiere la ley”, determina el artículo 58.


Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD S1


Declaran culpable al periodista Víctor Ticay por “propagación de noticias falsas” y “menoscabo a la integridad nacional”







Publicidad F