PUBLICIDAD 1M

La relación de Ortega con el gigante chino: grandes promesas y solo ayuda “miscelánea”

Nueve meses después: Vacunas Sinopharm, seis contenedores de insumos médicos, y la promesa de 12 000 casas de “dos cuartos y un piso”

El presidente Daniel Ortega saluda al embajador de la República Popular de China en Nicaragua, Chen Xi. Foto: Tomada del 19 Digital

4 de septiembre 2022

AA
Share

El nuevo vínculo político e ideológico entre la República Popular de China y Nicaragua desde la reanudación de relaciones diplomáticas el 10 de diciembre de 2021 se ha caracterizado por la constante firma de acuerdos y convenios, que hasta la fecha solamente se han traducido en pequeñas ayudas misceláneas de poco impacto, tomando en cuenta el peso del gigante asiático en la economía mundial.

En términos concretos, la cooperación de la República Popular de China ha significado hasta ahora para Nicaragua la donación de 800 mil dosis de vacunas Sinopharm contra la covid-19; la entrega de seis contenedores con insumos médicos valorados en un poco más de un millón de dólares, la promesa de iniciar la construcción de 12 000 viviendas “de dos habitaciones y un piso”,  y la oferta de restauración de un centro de educación especial ubicado en la ciudad de León.


Pero, los anuncios de que habrá un mayor flujo de cooperación e intercambio comercial han estado constantemente presentes en este vuelco diplomático del orteguismo, que significó la ruptura y expulsión de Taiwán, uno de los donantes más generosos y fieles del régimen.

Valor de Nicaragua dependía de su relación con Taiwán

Margaret Myers, directora del programa de análisis de China y América Latina del centro de pensamiento Diálogo Interamericano, señaló que el valor geopolítico de Nicaragua para el “dragón asiático” está condicionado por su relación anterior con Taiwán, la isla rebelde que China reclama como parte de su territorio.

“Una vez que se rompieron esos lazos, el valor de la asociación con Nicaragua disminuyó considerablemente. La relación sigue siendo importante, ya que China busca establecer y mantener asociaciones con países que tienen relaciones tensas con EE. UU., pero Nicaragua tiene poco que ofrecer a China desde una perspectiva económica”, indicó Myers.

La especialista reveló que a lo interno de China se ha alentado a las empresas a buscar en el exterior acuerdos de inversión de “mayor calidad y menor riesgo”, y Nicaragua no ofrece condiciones favorables que apunten a estos escenarios.

Entorno de Nicaragua no es prometedor para China

“El entorno de inversión de Nicaragua no es particularmente prometedor en comparación con otros destinos de la región. Además, las anteriores relaciones económicas de China en Nicaragua han sido complicadas. Wang Jing, quien dirigió el famoso proyecto del canal, es ahora una figura caída en desgracia en China, ya que se le excluyó de la Bolsa de Valores de Shanghái”, recordó.

“Si surgen ideas de proyectos que son de valor estratégico o económico para China, el país y sus empresas están bien posicionados para perseguirlos. Este compromiso dependerá tanto de los intereses estratégicos de China en Centroamérica, como de la evolución del entorno de inversión de Nicaragua”, afirmó Myers. 

Evan Ellis, profesor e investigador del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales del War College de Estados Unidos, en un artículo de opinión publicado en CONFIDENCIAL, también se refirió al poco peso que tiene Nicaragua para los intereses de China, en comparación con otros países de la región.

“A diferencia de otros países que han establecido recientemente relaciones con China, como Panamá, El Salvador, República Dominicana y Costa Rica, el cambio de Nicaragua no ha ido acompañado de anuncios de memorandos de entendimiento entre los Gobiernos, ni de nuevas e importantes inversiones o proyectos de infraestructura por parte de empresas con sede en el gigante asiático”, escribió Ellis.

La “calentura ajena” que sudó Ortega por China

Sin embargo, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo sigue haciendo su rol de aliado incondicional de China en el teatro global. El 2 de agosto, condenaron “enérgicamente” la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, calificándola como una “provocación”.

El régimen orteguista fue el único aliado chino en Latinoamérica que criticó públicamente la gira de la alta funcionaria estadounidense.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, condena enérgicamente la provocación que constituye la visita a territorio de la República Popular China de la señora Nancy Pelosi”, señaló el Ejecutivo nicaragüense, en un mensaje firmado por el canciller Denis Moncada.

Además, el régimen sigue destacando por medio de su propaganda los aportes mínimos hechos hasta la fecha por China, pese a que estos no van de acorde a lo que se podría esperar de la segunda economía del mundo, con un Producto Interno Bruto nominal de 18 500 000 millones de dólares, y exportaciones por 3 363 959 millones de dólares anuales.

“Hemos recibido un gran número de vacunas chinas para hacer frente al coronavirus. Hemos recibido equipos e insumos médicos para fortalecer el sistema de salud nicaragüense y estamos trabajando en un programa de viviendas sociales para las familias, que tendrá un impacto nacional, y otros programas de desarrollo. Todo en el marco de la cooperación no reembolsable, con esa enorme solidaridad y corazón que ha mostrado el pueblo y Gobierno chino”, declaró Laureano Ortega Murillo, hijo de la pareja presidencial, a medios de la propaganda del régimen, y quien funge como enlace directo con el gigante asiático.

Ortega Murillo fue el encargado de recibir en el aeropuerto internacional de Managua, a finales de junio pasado, al embajador de la República Popular de China en Nicaragua, Chen Xi.

Las promesas chinas a Nicaragua

Además de las 800 mil dosis de vacunas anticovid enviadas a Nicaragua, el 8 de agosto de 2022, Rosario Murillo, portavoz del régimen, anunció que China donará dos millones de dosis adicionales.

El 10 de enero de 2022, Laureano Ortega Murillo, en representación del régimen, firmó el acuerdo de incorporación de Nicaragua a La Nueva  Ruta de la Seda, una iniciativa de China que agrupa a 70 países que busca fortalecer los enlaces marítimos y ferroviarios para una desarrollar una robusta red comercial entre Asia, Europa y América. 

El embajador de China en Nicaragua, Chen Xi (centro), conversa con el jefe del Ejército nicaragüense, general Julio César Avilés, y el hijo de la pareja presidencial, Laureano Ortega Murillo. Foto: Tomada del 19 Digital

El 12 de julio Nicaragua y China también suscribieron un “acuerdo de cosecha temprana” que supuestamente permitirá el intercambio comercial de bienes de exportación e importación con aranceles preferenciales de insumos como arneses para vehículos, textiles, carne de res, mariscos, hortalizas y ron, entre otros. 

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, auguró durante la firma de este acuerdo, “que tomando en cuenta que China es el mayor mercado global de consumo y nosotros somos exportadores de alimentos, vamos a expandir rápidamente para alcanzar y superar probablemente en los próximos dos o tres años, más de 1000 millones de dólares en exportaciones, para ir cerrando la brecha comercial ya existente”.

China anuncia casas de “dos habitaciones y un piso”

Pero el acuerdo que más resonancia ha tenido en el país debido al severo déficit habitacional en Nicaragua-957 000 viviendas de acuerdo a datos de la Cámara de Urbanizadores- fue hecho por Rosario Murillo el 28 de enero de 2022.

El 28 de enero de 2022 Rosario Murillo anunció un “gran programa de viviendas que esperaban iniciar en 2022, que iba a abarcar a 84 de los 153 municipios en todo el país y se iba a extender por tres años”, financiado por China.

Este acuerdo fue firmado el 27 de abril por Laureano Ortega Murillo e Iván Acosta, por un monto de 60 millones de dólares de la Agencia Internacional de Cooperación para el Desarrollo de China.  

La información a cuentagotas sobre este proyecto continuó este 30 de agosto, cuando Zhao Fengtao, vicepresidente de Agencia Internacional de Cooperación para el Desarrollo de China, explicó que la primera fase del proyecto contemplaba la construcción de “920 viviendas de dos habitaciones y un solo piso en la ciudad de Managua”.

Fengtao participó en un acto de firma de una nota de confirmación del proyecto junto a Laureano Ortega Murillo, quien añadió que el programa proyectaba construir 12,034 viviendas, bajo una “modalidad de cooperación no reembolsable”, lo significa que estas serán donadas.

El valor actual de mercado de una vivienda de interés social, como las que proyecta este programa, oscila entre 15 a 40 mil dólares. Los personeros tanto de China y el orteguismo no dieron detalles sobre el mecanismo de entrega para los beneficiarios, ni el precio que tendrán las casas, tomando en cuenta que son donadas.

Economía de Nicaragua no importa para China

Un economista que pidió el anonimato opinó, en la misma sintonía que el profesor Ellis y Margaret Myers, que la importancia real de Nicaragua para China va en función de ser un contrapeso político molesto en la región para los Estados Unidos.

“Es un hecho que la cantidad de recursos que le está dando China a Nicaragua representa muy poco, tomando en cuenta su peso económico en el mundo. Aquí lo que realmente importa es cómo se alinea el Gobierno de Nicaragua con China. Si realmente China estuviese interesado en una perspectiva de importancia económica en Centroamérica, se hubieran interesado en desarrollar los proyectos como el canal interoceánico por medio de Wang Jing”, señaló.

“Para China lo que le importa, al menos en aspectos políticos, es contar con gobiernos afines que se alineen con ellos para representar un contrapeso político hacia Estados Unidos, principalmente en las instancias multilaterales de carácter internacional", agregó.


PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D


Dictadura desaloja de su casa a la madre del exmagistrado Rafael Solís