Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Dictadura no asume beneficios para nicaragüenses afectados por cierre de más de 3200 oenegés

Acabaron con organizaciones que beneficiaban a la población más vulnerable y confiscaron a decenas, pero la población beneficiada sigue en desamparo

Redacción Confidencial

27 de febrero 2023

AA
Share

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ejecutó una “operación limpieza” que acabó con 3243 organizaciones sin fin de lucro, nacionales y extranjeras, que ejecutaban programas y proyectos para las poblaciones más vulnerables de Nicaragua, que el Estado aún no reemplaza.

Este 27 de febrero se conmemora el Día Mundial de las Organizaciones Sin Fin de Lucro (OSFL), pero en Nicaragua estos organismos que el pasado fueron “un  salvavidas” para los más vulnerables, hoy son perseguidos y eliminados.


La “limpieza” consistió en la eliminación masiva de personerías jurídicas y registros de operación de organizaciones de la sociedad civil, a quienes Ortega señaló de “lavar dinero” y financiar el supuesto intento de golpe de Estado de 2018.     

“Esos organismos que le llaman oenegés, que se han creado para qué, para lavar dinero y luego distribuirlo para desarrollar actividades terroristas desestabilizadoras”, acusó Ortega en marzo de 2021, cuando inició el cierre masivo. 

Los programas y proyectos que desarrollaban estas más de 3200 organizaciones cerradas no fueron suplidos por el Estado tras su cierre forzado, confirman miembros de oenegés cerradas consultados por CONFIDENCIAL

El régimen se apropió de sus bienes y los repartió entre sus ministerios para que instalen proyectos particulares, como ocurrió con el Centro de Atención Integral «Grace McGregor» de Operación Sonrisa, donde atendían a niños con labio leporino y paladar hendido y fue convertido en museo.  O el edificio del programa feminista La Corriente que ahora es una “casa de cultura”.. 

“Hay una persecución clara al tema de libertad, de  los derechos en general, pero en particular al derecho a la libertad de asociación y una persecución, una criminalización de la labor de la organización o los organismos”, opina el activista e investigador, Amaru Ruiz. 

CONFIDENCIAL elaboró una base de datos con las resoluciones administrativas y decretos publicados por el Ministerio de Gobernación, quien ejecuta los cierres, en el que se oficializa la cancelación de 3243 personerías jurídicas y el registro de operación de las oenegés nacionales y extranjeras desde noviembre de 2018 a febrero de 2023.

El análisis de esta base, clasificada una a una por eje de trabajo, permitió conocer la incidencia social de estos organismos, quienes ejecutaban proyectos sociales, de desarrollo, salud, derechos humanos, educación, medioambiente, transparencia y democracia, ayuda humanitaria, cooperación internacional, entre otros. Así como los años de experiencia, los grupos beneficiados, los países extranjeros cooperantes y los patrones sistemáticos que usó la dictadura para validar su cierres.  

“Operación limpieza” de oenegés

Los primeros de oenegés iniciaron en noviembre de 2018. En los últimos dos meses de ese año, despojó de su personería jurídica a nueve organizaciones por supuestamente “gestionar, recibir, canalizar y facilitar fondos para alterar el orden público y realizar actos desestabilizadores en el país”.

En 2019 y 2020 hubo cinco cierres de oenegés. Entre ellas la Asociación de hermanamiento municipal que tenía proyectos sociales relacionados con la salud, educación, empoderamiento de las mujeres, medioambiente en Camoapa, ubicada en Boaco. 

Sin embargo, fue en 2021 que la dictadura comenzó el cierre masivo de organizaciones sin fin de lucro después de promover un discurso de odio en contra de las oenegés. Según informó Ortega al Grupo de Acción Financiera de América Latina (Gafilat), en el país había 1700 organizaciones consideradas de “alto riesgo para el financiamiento del terrorismo y el lavado de dinero”. 

Este discurso fue reforzado por los diputados sandinistas quienes clasificaron como “limpieza” el cierre de estos espacios y aseguraron que muchas de estas tenían años de inactividad. "Son organizaciones de papel. No existen en la vida de las familias y las comunidades nicaragüenses", aseguró el diputado sandinista Carlos Emilio López.

“Ciertamente había otras organizaciones que habían cerrado antes de 2018, otras estaban sin ninguna acción. Es decir, no tenían proyectos por la reducción de la cooperación al desarrollo, pero es importante desmentir (ese discurso) porque aquí más del 50% de la muestra nos arroja que sí tenían una actividad en el país, que sí tenían proyectos de desarrollo”, explica Ruiz, quien participó en un estudio de caso de una muestra de 53 organizaciones que fueron cerradas.

El presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, aseguró que el cierre se trataba de un “proceso de ordenamiento de algo que estaba al garete”, de organizaciones que no estaban al día. 

Sin embargo, tras la clausura de las personerías jurídicas varias organizaciones nacionales e internacionales aseguraron que el Migob se negó a recibirles la documentación para después cancelarlas y confiscarlas

Para ejecutar la decapitación  masiva de oenegés, la dictadura reformó la Ley 115, Ley General de Regulación y Control de Organismos Sin Fines de Lucro, que le dio potestad al Migob de eliminar la personería jurídica a través de resoluciones ministeriales. Antes de la reforma era la Asamblea Nacional quien aprobaba la cancelación.  

Caracterización de organizaciones  

Un 96% de las 3223 oenegés canceladas por la dictadura de Ortega fueron eliminadas en 2022. Durante el primer semestre de ese año cerraron  796 organizaciones y en los seis meses siguientes se sumaron 2311 más. 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

En los primeros dos meses de 2023, se suman 62 organizaciones más. Entre ellas, dos extranjeras que tenían entre 14 y 28 años desarrollando proyectos dedicados a la niñez del departamento de Carazo: Libros para Niños y Arms of love International.

El 30% de las organizaciones eliminadas ejecutaba proyectos de desarrollo de tipo económico, social, cultural, comunitario, de derechos de las mujeres, de agua y saneamiento. Entre estas el Fundación Instituto de Liderazgo de las Segovias, la Fundación OXFAM Intermón, la Fundación Michelangelo Foundation, Fundación María Cavalleri, la Asociación Infantil de Niños y Niñas Trabajadores de Jinotega, entre otros.  

Mientras un 16 % de las oenegés eran de tipo social. Estas incluyen asociaciones vecinales, de graduados, de discapacitados, de excombatientes, de hogares de ancianos, de prevención de drogas y violencia, de jubilados, de defensa de los consumidores y otros. 

Asimismo, hay al menos 320 organizaciones que eran de tipo religiosa evangélica y católica. Mientras otras tenían enfoques en derechos humanos, ayuda humanitaria, salud, universidad, medioambiente y cultura

Los registros de operación de cada una de las organizaciones canceladas revelan que 1425 (un 44%) de estas tenían entre 11 y 20 años de operar en Nicaragua; mientras, un 41% equivalente a 1323 alcanzaban los 21 y 30 años. En la lista también 134 rondaban entre 31 y 40 años de labor como el Colectivo de Mujeres de Matagalpa, la Universidad Católica del Trópico Seco (UCATSE), que pasó a manos del Gobierno tras la cancelación de su personería jurídica, y la Asociación para el Desarrollo de Solentiname. 

Grupos vulnerables son los afectados

El cierre masivo afectó directamente a grupos vulnerables. Uno de estos fue el movimiento de mujeres. Al menos 139 oenegés que brindaban apoyo a víctimas de violencia de género perdieron su personería jurídica, según datos analizados por CONFIDENCIAL.

Entre estas destaca: Asociación de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas María Elena Cuadra, la Asociación Casa de la Mujer Bocana de Paiwas, la Asociación Casa de la Mujer Bocana de Paiwas, la Asociación Civil Grupo Venancia, IPAS, Asociación de Mujeres de Kukra River, Asociación Movimiento de Mujeres de Madriz, entre otros organismo feministas. 

En la lista de organizaciones cerradas se incluyen también 108 que tenían enfoque en la Costa Caribe de Nicaragua, donde se ubica la población más pobre y olvidada por las autoridades nacionales. Entre las asociaciones que tenían proyectos en esta zona del país está: la Asociación Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica, Fundación Tunki-Wank, la Fundación Egdolina Thomas para la Defensa de los Derechos de los Habitantes de la Costa Caribe de Nicaragua, la Asociación Kupia Krakraukra Alnuka Nani, la Asociación de Mujeres Indígenas Mayangnas Independientes, entre otras. 

Organizaciones extranjeras

La “operación limpieza” de oenegés afectó directamente a 343 de origen extranjero. Un 41% de estas provienen de Estados Unidos, un 13.4% de España, un 7% son italianas, un 4% son alemanas y de Costa Rica. En la lista también hay nueve francesas, ocho de Holanda y Canadá. Asimismo, hay organizaciones  Suiza, Reino Unidos, Luxemburgo, Dinamarca, Bélgica y otros países.

Entre los organismos cerrados se encuentran: Fabretto Children’s Foundation en temas de educación, Project Chacocente de desarrollo social, el Servicio cristiano internacional por la paz, Partners of the Americas, Fundación Agua para el Mundo, Lifelink International, Fundación Semillas para el Progreso, y el Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo. 

Una fuente vinculada a las oenegés internacionales que han sido ilegalizadas por el Gobierno reveló a CONFIDENCIAL que en octubre de 2020 se realizó una evaluación sobre el impacto de la cooperación que canalizan estas organizaciones.

“La evaluación es parcial, porque solamente 27 organizaciones internacionales brindaron información”, precisó la fuente. “Entre estas 27 oenegés internacionales canalizaban 25.5 millones de dólares anuales en cooperación con Nicaragua que llegaban de manera directa a 550 000 personas, especialmente de zonas rurales”, agregó.

Nueva fase convalidaciones y cierres voluntarios

Después de oleada masiva de cierres de oenegés en Nicaragua durante el año 2022, el régimen de Daniel Ortega inició un proceso de “reaprobación” de su personería jurídica a las organizaciones que siguen en el país y que ahora se regirán bajo el nuevo régimen jurídico establecido con la Ley 1115, aprobada en marzo de 2022. 

En total, el Migob ha convalidado 35 asociaciones y fundaciones, que casi en su totalidad son deportivas. La primera reaprobación ocurrió el 22 de diciembre de 2022 y se trató de la Federación Nicaragüense de Béisbol Asociada (Feniba).

Las convalidaciones de OSFL se están publicando en el Diario Oficial La Gaceta. Además de reaprobar su personería jurídica, el Migob les otorga un nuevo número perpetuo, que deberá usar en todas sus documentaciones y operaciones legales.

En paralelo a las cancelaciones de personerías jurídicas y registros de operación —en el caso de las OSFL extranjeras— y las convalidaciones, han ocurrido las “disoluciones voluntarias” de al menos seis organismos. Entre ellos la Asociación Misión Menonita Nicaragüense, Water for people  y la Fundación Sincotex Care.

En el proceso de “reaprobación” se esconde una nueva forma de eliminar las operaciones de algunas organizaciones sin hacerlo público, advierte Amaru Ruiz, quien es miembro de Fundación del Río, eliminada en 2018.

“Muchas de las organizaciones no van a cumplir con los requerimientos que le pide la ley o simplemente se lo van a obstaculizar o detener porque no quieren dársela (la personería jurídica). Eso implícitamente significa un cierre de operaciones sin necesidad de cancelar públicamente la personería jurídica”, opina Ruiz.


Archivado como:

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D