PUBLICIDAD 1M

Productores temen que el precio de la leche siga cayendo, tras cierre de otra multinacional

Antes les pagaban 20 córdobas por litro y tras cierre de plantas reciben 17.50, con menos capacidad de negociar; para el consumidor, el precio no baja

Leche Nicaragua

Un productor vierte leche en un contenedor de metal. // Foto: Puntasit Choksawatdikorn | Dreamstime.com

6 de febrero 2024

AA
Share

Productores lácteos del norte y del centro de Nicaragua temen que el cierre de la planta Prolacsa, en Matagalpa, continúe bajando el precio de la leche, tal como ya sucedió cuando Nicaragua Dairy Ventures, propiedad de Lácteos de Honduras S.A. (Lacthosa), compró a la mexicana Lala a finales de octubre de 2023.

En menos de cuatro meses, dos multinacionales se retiraron del sector lácteo nicaragüense: Primero Lala, y ahora Productos Lácteos San Antonio (Prolacsa), propiedad de la suiza Nestlé, sembrando dudas sobre la viabilidad del sector, y de qué tan recomendable puede ser invertir en un país como Nicaragua, donde nadie está a salvo de ser víctima de una confiscación.

Hasta 2.50 córdobas menos por litro de leche


Aunque la mayor parte de las operaciones de la mexicana no se detuvieron, los productores que le vendían su leche a esa empresa comprobaron con disgusto que los acopiadores que trabajaban para la hondureña les ofrecían un menor precio por su producto, y sin poder negociar, porque no tienen capacidad para almacenar la leche de manera segura.

Cuando Lala se fue estaba pagando a 18.50 córdobas el litro, aunque un tiempo antes nos lo pagaba a más de 20 córdobas. Los compradores de la empresa que la sustituyó nos están pagando ahorita a solo 17.50 córdobas”, explicó a CONFIDENCIAL un ganadero ubicado en el municipio de Matiguás.

Otro productor de Chontales dijo que ellos también han visto disminuir el precio al cual pueden vender su litro de leche, aunque en su caso la merma es ligeramente menor: de 20 córdobas que recibían hace unos meses, en este momento reciben 18 córdobas.

A los productores les preocupa que la salida de Prolacsa (que generaría una disminución en la competencia por acopiar la leche que ellos producen), haga que disminuyan más los precios, como sugiere el hecho de que ahora les estén pagando el litro a 17.50 o 18 córdobas, pese a que lo normal es que los precios suban en la temporada seca.

Productores pierden y precio no baja para el consumidor

El productor matiguaseño explicó que su hato produce entre 130 y 140 litros por día, lo que significa que en este momento recibe en promedio 337.5 córdobas menos por día, y 10 125 córdobas menos al mes, lo que hace que sus ingresos disminuyan aún más de lo que ya caen en esta temporada seca en la que casi no hay, de forma natural, pastos verdes para alimentar al ganado.

CONFIDENCIAL confirmó que el precio de la leche no ha bajado para los consumidores. Actualmente, un litro de leche regular (entera, con 3% grasa) se adquiere en Nicaragua a un costo de 36.50 córdobas hasta 60 córdobas, según la marca y presentación: en bolsa o empaque tetra pack para larga duración.

Presión tributaria y voracidad fiscal en Nicaragua

En Nicaragua, muchas empresas están preocupadas con la presión tributaria, y con la voracidad de la DGI en imponer reparos fiscales. “Ahí es donde creo que puede estar el meollo del asunto, porque estas empresas internacionales, si bien es cierto tienen sus temores, también lo es que tienen muchas más garantías que el inversionista nacional. Resulta paradójico que el inversionista nicaragüense pueda ser atropellado tan fácilmente”, reflexionó un productor lácteo ubicado en un municipio chontaleño, que accedió a hablar con CONFIDENCIAL desde la seguridad del anonimato.

“A estas transnacionales, por su presencia en el mundo y por su poder económico, muchas veces las respetan más que al inversionista nacional. No descarto que en la decisión de cerrar Prolacsa haya una mezcla de inseguridad jurídica, de presión tributaria, y a saber qué otros elementos”, añadió.

Quizás vendiendo a los queseros

La opción de vender a los fabricantes de queso tampoco les resulta de mucha utilidad, por cuanto ellos también les están ofreciendo menos dinero por su leche, y es razonable esperar que los precios seguirán cayendo cuando el cierre de Prolacsa inunde los mercados con ese alimento.

El productor chontaleño expresó su confianza -compartida por algunos de sus colegas y competidores- de que los productores de queso mantengan alta la demanda por leche para procesarla, lo que ayudaría a sostener los precios, aunque reconoce que será el mercado el que determine el precio promedio al que podrán colocar su producto.

En esa ecuación entran también los compradores salvadoreños, cuya presencia podría proveerles un respiro y permitirles colocar su producto a mejores precios, aunque no descartan que el libre juego de la oferta y la demanda también opere en contra de ellos, y terminen obteniendo menos dinero.

Otro productor matagalpino dijo a CONFIDENCIAL que los productores “definitivamente se van a ver en una situación complicadísima, porque ¿quién les va a comprar ese producto?”.

“Aquí en Nicaragua –agregó– hay un montón de productores lecheros que van a perder mucho dinero cuando no encuentren quien les compre esa leche, o tendrán que gastar más dinero para ir a entregarla a un acopio que les quede más lejano”, y que lo más seguro es que también les pague menos.


Archivado como:

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Iván Olivares

Periodista nicaragüense, exiliado en Costa Rica. Durante más de veinte años se ha desempeñado en CONFIDENCIAL como periodista de Economía. Antes trabajó en el semanario La Crónica, el diario La Prensa y El Nuevo Diario. Además, ha publicado en el Diario de Hoy, de El Salvador. Ha ganado en dos ocasiones el Premio a la Excelencia en Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en Nicaragua.

PUBLICIDAD 3D


Con la migración masiva se reduce la demanda en zonas cafetaleras del norte del país


La guerra en Ucrania cumple dos años con Rusia a la ofensiva