Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

“Moisés”: “La corrupción es sistémica, DGI, DGA, Saba, Concreto y Más, Payita”

Empresario privado afirma que la falta de reglas del juego alimenta la incertidumbre: “Trabajamos para el Estado, para no quebrar”

Rosario Murillo y Daniel Ortega

El dictador Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo participan en un acto del Frente Sandinista, en junio de 2023. Foto: Tomada de El 19 Digital

Carlos F. Chamorro

18 de julio 2023

AA
Share

“Trabajamos para las instituciones estatales. Si sos importador, te cae la Aduana con dudas de valor, o te ponen antojadizamente impuestos. En esa circunstancia las empresas vamos a quebrar, prácticamente, nos tienen en una situación absoluta de liquidez. Estamos a punto de colapsar”, así describió un empresario privado de la zona norte del país el clima de negocios en que se desenvuelven las empresas bajo el régimen de Daniel Ortega. 

“Por otro lado, tenés la inseguridad jurídica. Al no existir un Poder Judicial independiente, aquí si sos amigo de El Carmen, tenés las de ganar, aunque no tengas la razón. Si tu abogado está colorado, nunca va a ganar. Entonces, con una situación de esa naturaleza, lo que prima es la incertidumbre desde el punto de vista empresarial”, dijo el empresario, al que llamamos “Moisés”, para proteger su identidad de posibles represalias oficiales.


En una amplia entrevista con Esta Semana y CONFIDENCIAL, “Moisés” calificó de “sistémica” la corrupción pública en el país, porque “desde arriba impera el ejemplo de la gran corrupción”, pero además describió la existencia de una red de empresas, vinculadas a altos funcionarios del régimen que se benefician de las ventajas oficiales. “Aquí todo mundo sabe quiénes están detrás de Farmacias Saba, Concreto y Más, o Importaciones Payita”, denunció el empresario.

“Moisés”, en la última encuesta de CID Gallup el 70% de los encuestados dice que el país va por el rumbo equivocado y un porcentaje alto de personas, el 42%, dice que en los próximos 12 meses la situación va a peor para su familia. ¿Cómo ves vos, como empresario, el rumbo del país?

Nosotros los empresarios lo vemos con mucha incertidumbre, estancado y con perspectiva de endurecimiento del entorno económico y político. Hay indicadores concretos. No observas inversiones nacionales o extranjeras relevantes, nuevas. Se observan algunas inversiones concentradas, como la planta de gas que hicieron en Puerto Sandino, pero todos los empresarios, seamos pequeños, medianos o grandes, prácticamente estamos en la lógica de sostenernos, de sobrevivir. No estamos pensando en expansión porque percibimos mucha incertidumbre y una política fiscal draconiana.

El Estado ha andado sacándote los reales de los bolsillos, prácticamente trabajamos para las instituciones estatales. Si sos importador, te cae la Aduana con dudas de valor, te ponen antojadizamente impuestos. Hicieron una reforma monetaria en 2019 que le puso IVA a cosas básicas. Aquí los fertilizantes tienen IVA, la maquinaria agrícola tiene IVA, la maquinaria industrial tiene IVA. Quién va a estar pensando en reposición de equipo, con costo le estás dando mantenimiento, y eso resta a la competitividad del país. 

Por otro lado, tenés la inseguridad jurídica. Al no existir un Poder Judicial independiente, aquí si sos amigo de El Carmen, tenés las de ganar, aunque no tengas la razón. Si tu abogado está colorado, nunca va a ganar. Entonces, con una situación de esa naturaleza, lo que priva es la incertidumbre desde el punto de vista empresarial.

Nadie puede reinvertir

¿Cómo evalúas el impacto que tiene esta situación económica y política del país en las oportunidades de empleo para la gente y en el costo de la vida para la mayoría de la población?

El empleo no lo genera el Estado. El Estado tiene que promover políticas públicas y público-privadas que incentiven la inversión. El empleo es el resultado del crecimiento de los negocios y de las empresas. Nuestra economía en el 80% está basada en pequeñas y medianas empresas, o sea negocios que tienen de dos a 30 empleados. Entonces, si vos tenés una situación de desconfianza porque eso es lo que prima en el país, no hay reglas del juego claras.

Vos hacés un esfuerzo por bajar costos, por ampliar mercados, pero viene la DGI y te hace la auditoría anual les ponen metas de recaudación. Nosotros tenemos amigos que trabajan la DGI y cuando les decimos que es una barbaridad ese reparo antojadizo que nos venís a poner, nos dicen —“ay, amigo, lo que pasa es que a nosotros nos ponen metas y ya nos preexigen cuánto le vas a ir a cobrar al empresario X”. En ese tipo de condiciones, quién va a estar pensando en reinvertir, con costo estamos sosteniéndonos para no quebrar. Entonces, ¿cuál es la consecuencia inmediata de que no hay confianza?, que no hay certidumbre de la inversión. La deuda que asumís con los bancos, con tus operadores comerciales, vas a tener la inseguridad de tener retorno para pagarle a tus acreedores y tener tu justa y razonable utilidad. Cuando hay incertidumbre, vos te abstenés de invertir. Entonces, de ahí deriva que no haya más empleo y que, al contrario, las tasas de desempleo en muchos rubros crecen y fundamentalmente perdés mano de obra por la migración.

A nosotros, en nuestros negocios, se (nos) viven yendo todos los meses mano de obra joven y calificada, y cuesta reponerla. Entonces, de ahí deriva una situación de endurecimiento, sobre todo para la gente de menos ingresos. Basta ir a un mercado popular a medir los precios de la canasta básica. El arroz valía entre 12 y 15 córdobas, hace año y medio. Hoy no encuentras arroz a menos de 20 pesos y lo encuentras hasta en 24, 25, 26 córdobas. Una libra de frijoles valía 18 pesos, ahora una libra de frijoles la encontrás entre 35 y 40 córdobas. Las tortillas de a peso desaparecieron. Ahora te parás en cualquier tortillería y te piden diez córdobas por tres tortillas. Un plátano valía dos córdobas y ahora te encontrás los plátanos entre diez y doce córdobas, la unidad. Que mejor encuesta de la situación económica que el precio de la canasta básica, donde los pobres invierten la mayor parte de su ingreso.

El ministro de Hacienda y el presidente del Banco Central alegan que la economía está creciendo y, además, han generado grandes expectativas con la promesa de la cooperación China. El sector privado, los empresarios, ¿qué esperan de la promesa China?

Si vas a las estadísticas del Banco Central vas a encontrarte que lo que más crecieron fueron las remesas. tenés crecimientos de entre el 50% y 60% interanual de remesas arriba de 3000 millones de dólares. ¿Qué prosperidad va a tener un país, cuyos ingresos principales dependen de la exportación de pobres, de compatriotas que tienen que irse a Costa Rica, a Panamá y ahora a Estados Unidos a buscar alternativas de sobrevivencia? Gracias a esa diáspora, a esos centenares de miles y cuidado de millones de nicaragüenses porque he leído en medios noticiosos de credibilidad, que los últimos cinco años el 10% de los nicaragüenses se fueron de nuestra patria. Ese es el principal recurso de ingresos de divisas que tiene nuestra economía.

Las exportaciones de Zona Franca tienen años de estar rondando alrededor de los 3000 millones y las exportaciones tradicionales andan siempre congeladas en los mismos, aproximadamente, 3000 millones que es lo que teníamos hace seis años. Entonces, estos altos funcionarios estatales y partidarios viven en un mundo paralelo, no ponen los pies sobre la tierra. 

Las expectativas sobre China…China está al otro lado de la tierra. Nuestro mercado natural lo tenemos aquí, a 3000 kilómetros, que es Estados Unidos. De Estados Unidos vienen las remesas en un 70%, hacia Estados Unidos exportamos el 60% de los rubros que esta economía exporta. Comparemos las estadísticas de Taiwán y China continental. Ya llevamos más de un año del acuerdo cacareado de Libre Comercio que está en proceso, pero llevamos ya más de un año de relaciones político-diplomáticas y económicas con China y vos revisas la balanza comercial de lo que le exportamos y lo que le importamos, y no llegamos a las cifras que teníamos con Taiwán. Y China está al otro lado del mundo y China no regala nada. China opera bajo reglas del juego capitalista.

La corrupción es sistémica

Hablabas hace un momento de un sistema de extorsión tributaria en la DGI, en la Dirección General de Aduanas, los empresarios han denunciado esto, pero con mucha cautela. ¿Son casos aislados o es una tendencia generalizada? ¿Qué pasa con los gremios empresariales, pueden abogar por las empresas ante el Estado frente a este tipo de situaciones?

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Si hacés un recorrido por medianas o grandes empresas y querés hablar con sus gerentes o con su propietario, la gente tiene miedo de hablar. Pero cuando ya estás en círculos de amigos y tenés la confianza de intercambiar impresiones sobre la realidad que nos acontece desde el punto de vista fiscal, desde el punto de vista aduanero, las quejas son generalizadas. No he conocido a un solo amigo empresario  y te puedo mencionar como a cincuenta que no llore por las altas tasas de IVA, por las altas tasas de impuesto selectivo de consumo, que no llore porque la aduana antojadizamente te aplica dudas de valor y reparos. Por otro lado, la DGI, aparte de quitarte el 3% de anticipo sobre lo que vendés, te caen las alcaldías con el 2% sobre tus ventas, que tenés que aplicarles impuesto. Ese 5%, hace cinco años era el 3%, uno para la DGI y dos para la alcaldía, y pasó a ser tres para la DGI, dos para la alcaldía. Ahí se te va ya prácticamente la ganancia.

Pero no se quedan con eso, andan con una voracidad para poder captar recursos para finanzas públicas que, te mandan en febrero o marzo la auditoría para hacerte la revisión de tus cuentas anuales y te hacen reparos del 100% o más. En esa circunstancia las empresas vamos a quebrar, prácticamente nos tienen en una situación absoluta de liquidez. Estamos a punto de colapsar. Ningún banco te va a prestar dinero para que le vayas a pagar a la DGI, a la alcaldía. Eso no va a ocurrir y desgraciadamente no hay vocería. Si hablás, quedás colorado y te puede mandar a cerrar el negocio. Y los gremios, aparte de perder su personería jurídica, sus dirigentes tienen miedo de hablar porque son empresarios también y tienen miedo a que le pasen la cuenta.

¿Hay algún movimiento de empresarios sandinistas o empresarios ligados al Gobierno que esté sustituyendo el papel que antes tenían esos gremios o que tenía el Cosep? ¿Quién llena ese vacío en la relación del sector privado y el sector público?

Esos son vocingleros políticos. Agarran a empresarios afines al régimen, llevan a unos 25 o 30, llenan una pequeña sala de reuniones y llevan a los medios oficiales de comunicación para crear el espejismo de que hay un “sector empresarial patriota” alternativo a los golpistas. Pero eso es pura politiquería, a esos nadie les cree. La verdad de las cosas es que los empresarios cada uno está sobreviviendo y velando por su propia cuenta. Esas organizaciones empresariales oficialistas, son para proyección mediática y son una imagen para su base partidaria, para crearle confianza a su base política de que el país es tan normal y está en crecimiento. Pero la calle es el mejor termómetro de la realidad. El costo de la canasta básica, la migración masiva de jóvenes, la familia dividida porque la gente se está yendo, el estancamiento económico. 

En la encuesta de CID Gallup, la población dice que la corrupción ha aumentado en los últimos seis meses y que es el segundo problema más grave del país. ¿Quién está detrás de la corrupción política y quienes se benefician?

La corrupción es sistémica. Cuando desde arriba impera el ejemplo de la gran corrupción, es vox populi. Altos funcionarios del régimen, propietarios de grandes cadenas de farmacias que surgieron de la noche a la mañana. Vos ves Farmacia Saba por todos lados y todo mundo sabe quiénes están detrás. Concreto y Más es una empresa que quien da la cara es fulano de tal, pero todo el mundo sabe que detrás de eso está Fidel Moreno. Y qué te dicen alcaldes amigos con quienes a veces uno conversa, que la orden que tienen es que las famosas calles del pueblo las tiene que construir Concreto y Más. ¿Hace cuántos años se perdieron los procesos de licitación pública? ¿Quiénes ganan las licitaciones? Los mismos. La argolla vinculada al centro político del poder porque hay un sistema político piramidal que controla todo. Incluso, controla el sistema de corrupción institucionalizada y lo más grave es que han destruido la ética, la moral, la honestidad. ¿Y qué te dice el funcionario intermedio o menor? Si los de arriba roban, también yo voy a aprovechar mientras me corren, porque hay una enorme incertidumbre.

Los empleados públicos saben que su cabeza pende de una guillotina que en cualquier momento se las decapita. Entonces, aprovechan la oportunidad mínima para meter la mano o para cobrar mordida. Desgraciadamente, porque se perdió el procedimiento y el orden institucional, te abusan y para sobrevivir, en la desesperación, muchas veces algunos colegas pequen de caer en el juego de la corrupción, pagándole mordida al de la DGI para que te resuelva el reparo, a la alcaldía, al del INSS o para que te dé un plazo para salir de tu deuda, en la Aduana para que te cobren menos impuestos. 

Aquí es vox populi, que si vos traés tus mercancías de Estados Unidos por Importaciones Payita, vos pasás en verde, cualquier otro que pasa por la Aduana, cae el rojo. Entonces, los ejemplos abundan. La gente sabe esto porque es el pan nuestro de cada día.

El Carmen y la crisis de sucesión

¿Ese sistema político que estás describiendo, puede convertirse en una dinastía en 2026 con Rosario Murillo en el poder?

Prácticamente a eso apuntan todas las condiciones de represión integral que el régimen ha implementado en los últimos años. Vivimos en un país que depende de El Carmen, es como un pulpo. Ahí está la cabeza y sus tentáculos cubren toda la superestructura económica, jurídica, institucional, política, partidaria del país. Hay partidos de oposición que son prácticamente marionetas del régimen. No hay una oposición política en el Parlamento. El Poder Judicial prácticamente obedece absolutamente a Daniel Ortega y Rosario Murillo. Las Fuerzas Armadas vendieron su cúpula, el alto mando del Ejército son operadores de la voluntad política de Daniel Ortega. 

Posiblemente, muchos generales tengan contradicciones y no quieran someterse a la Rosario. Ahí viene una posibilidad de crisis en una transición de sucesión en el momento que el caudillo, por razones de su edad, desaparezca de este mundo. Ahí se pueden dar las posibilidades de vacío, pero mientras tanto, el esfuerzo de Daniel Ortega es crear las condiciones de sucesión, a como lo hizo Anastasio Somoza García con Anastasio Somoza Debayle y con Luis Somoza Debayle, que creó las condiciones para que sus hijos lo sucedieran. Hay que ver a Rosario Murillo como un puente de transición en la construcción de los cimientos y un proyecto dinástico. Si te vas a las proyecciones mediáticas que se ven en los medios oficialistas, todo apunta a que el delfín es Laureano Ortega. Ahí vos ves lastimosamente al ministro de Hacienda, aparece casi como el ayudante, el que le lleva la maleta a Laureano Ortega, cada 30 días yendo a China o a Rusia, buscando en la tabla de salvavidas para un país que está aislado de su entorno político y económico natural. Lo que observás es un proyecto de sucesión dinástica donde obviamente van a tener operadores especialistas que les van a servir como empleados de alta confianza.

A Rosario Murillo, hay gente que le debe los puestos, le debe su ascenso político, tendrá determinadas lealtades. Ese tipo de operadores son leales a Murillo, pero tienen su propia aspiración, tienen sus contradicciones. Entonces, la problemática ante un vacío de Daniel Ortega es el surgimiento de contradicciones múltiples por sus propios intereses políticos y sus propios intereses económicos. Y todos sabemos que los liderazgos no se endosan. Rosario Murillo no tiene un liderazgo sobre la cúpula del Ejército. Peor Laureano Ortega, que yo creo que te da la mano y busca una botella de alcohol para lavarse las manos.

El próximo miércoles el Frente Sandinista celebra el 19 de julio, con su nivel más bajo de apoyo político, según lo que esta misma encuesta ha registrado, el 13%. ¿Qué significa esta celebración para la población?

La calle es un parámetro y ellos están claros en su debilidad, ¿Por qué razón han dejado de hacer la conmemoración del Repliegue? No lo conmemoraron el año pasado, como lo hacían antes. Este año, ni siquiera hicieron el intento, optaron con andar haciendo movilizaciones de barrio, movilizaciones locales. Aquí, cerca de mi casa observé que pasó una movilización, y eran las camionetas de las instituciones públicas, iban un montón de empleados públicos. ¿Qué le pasa a ese pobre hombre si no asiste o esa pobre mujer si no asiste a una de esas marchas, esas caravanas de vehículos y de motos? Los corren. Entonces, esa es una señal clara de su debilidad política. Si ellos tuvieran la convocatoria política que llegaron a tener un determinado momento, estuvieran demostrando con fuerza esa capacidad de convocatoria masiva que se les ha deteriorado.

El arraigo político que en algún momento llegaron a tener, lo perdieron, en 2018 y en 2019. Todos sabemos que la gente tenía hartazgo y se fue a las calles repudiando no solo las medidas impopulares de reforma al INSS, sobre todo la represión y la muerte de centenares de jóvenes estudiantes y jóvenes de los barrios que aconteció en 2018 y 2019. Y allí hubo un balance de fuerzas, vos mirabas que por media cuadra de marchas progobierno, las marchas opositoras eran de diez, quince, veinte cuadras. Ahí tenías un termómetro claro de cuál era la correlación de fuerzas y por eso es que ellos no van a hacer elecciones libres. Es iluso pensar que este régimen va a implementar un proceso de elecciones libres y democráticas porque las perderían de calle, porque el voto de castigo a la población sería masivo en su contra.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Carlos F. Chamorro

Carlos F. Chamorro

Periodista nicaragüense, exiliado en Costa Rica. Fundador y director de Confidencial y Esta Semana. Miembro del Consejo Rector de la Fundación Gabo. Ha sido Knight Fellow en la Universidad de Stanford (1997-1998) y profesor visitante en la Maestría de Periodismo de la Universidad de Berkeley, California (1998-1999). En mayo 2009, obtuvo el Premio a la Libertad de Expresión en Iberoamérica, de Casa América Cataluña (España). En octubre de 2010 recibió el Premio Maria Moors Cabot de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia en Nueva York. En 2021 obtuvo el Premio Ortega y Gasset por su trayectoria periodística.

PUBLICIDAD 3D