Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Ejército pone la mira en propiedades robadas a dos cámaras empresariales

Militares ofrecieron comprar parte de las instalaciones de las canceladas cámaras de Comercio y de Industrias, para ampliar el Hospital Militar

Construcción del Hospital Militar

Trabajadoras del Hospital Militar pasan frente al nuevo edificio del centro hospitalario, que se construye contiguo a la sede confiscada a CADIN. Foto: Confidencial

Redacción Confidencial

5 de mayo 2023

AA
Share

El Ejército de Nicaragua ha puesto su mira en las instalaciones robadas por el régimen de Daniel Ortega a las cámaras de Comercio (CCSN) y de Industrias (CADIN), que colindan con el Hospital Militar, uno de los negocios más lucrativos del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM), que es el brazo empresarial de las Fuerzas Armadas.

Las dos cámaras fueron canceladas, en marzo de 2023, junto a otras 16 organizaciones gremiales y la cúpula empresarial representada en el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep). Todas las cuentas bancarias y propiedades fueron traspasadas al Estado, según una resolución del Ministerio de Gobernación.


Fuentes empresariales indicaron a CONFIDENCIAL que, previo a la eliminación masiva, representantes del IPSM se acercaron a la CCSN y CADIN, y mostraron su interés por comprar “una parte” de los terrenos de ambas para ampliar el Hospital Militar. En el caso de la Cámara de Industrias, las negociaciones avanzaron hasta casi la compra-venta. 

“Entiendo que habían firmado el contrato (de compra-venta) y solo faltaba el desembolso”, dijo una de las fuentes.

Un abogado especializado en temas inmobiliarios, que solicitó omitir su nombre, advirtió que la posible firma no obliga al Ejército a pagar el dinero, ya que pueden alegar la cláusula jurídica rebus sic stantibus, que establece que “cuando las circunstancias bajo las cuales se firmó un contrato cambian, ya no se puede ejecutar de la misma manera y se puede pedir una modificación”.

“En este sentido, el Ejército se puede negar a comprar porque la organización (CADIN) ya no tiene personalidad jurídica, y el comprador tiene riesgo que lo confisquen”, explicó el abogado.

En el caso de la Cámara de Comercio y Servicios, un extrabajador indicó que los documentos de las propiedades fueron entregados a Gobernación, quien posiblemente se las entregará al Ejército.

Otra fuente empresarial, no obstante, señaló que “en el proceso de cierre de la Cámara (de Comercio), entregaron las instalaciones al Ejército de forma directa y no a través de procedimiento con la Procuraduría”, que es la institución encargada de legalizar las confiscaciones.

“Las instalaciones (terrenos y edificio) se entregaron mediante un acuerdo de ‘resguardo’, en el que el IPSM las recibe en ese concepto, aduciendo que ‘cuando las condiciones actuales cambien’ se procedería a la formalización legal de traspaso”, según la fuente.

El experto en temas inmobiliarios destacó que no es común la firma de este tipo de acuerdos, y que si la CCSN lo suscribió es porque “conocía previamente que la cancelarían y confiscarían, o tenía alguna idea de lo que sucedería”.

CONFIDENCIAL intentó, sin éxito, contactarse con directivos de ambas cámaras, pero declinaron brindar algún tipo de información.

Expansión del Hospital Militar

Con las sedes de ambas cámaras, el Ejército podrá expandir el hospital hacia el costado sur de su actual ubicación, que es la única opción viable. Al norte colinda con una autopista; al este con una calle; y al oeste con las instalaciones de PriceSmart y el Banco de la Producción (Banpro), además de otros negocios.

El Hospital Militar ya construye un nuevo edificio de tres plantas en el costado suroeste, contiguo a la sede robada a CADIN. Este edificio tendrá acceso directo desde la zona de Plaza España.

Este centro hospitalario, además de atender a los efectivos del Ejército, funciona para servicios privados y como una Institución Prestadora de Servicio de Salud (IPSS), a la que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), remite a miles de asegurados para su atención.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

De acuerdo con el anuario estadístico del INSS de 2021, de los 686 397 asegurados —de ese entonces— 487 338 (el 71%) están adscritos a las 17 IPSS del país —entre las que destaca el Hospital Militar— y 119 059 (un 29%) son atendidos en las Clínicas Médicas Previsionales (CMP) del Ministerio de Salud (MINSA) y sus filiales.

El Hospital Militar es la IPSS que tiene más asegurados adscritos con 117 420 ciudadanos, lejos está el Hospital Monte España con 63 073 y el Hospital Carlos Roberto Huembes —de la Policía Nacional— con 55 142, según el anuario de 2021, que es el último que ha publicado el INSS en su página web.

“El Seguro paga a la clínica previsional militar entre 250 y 300 córdobas al mes por afiliado, pasen o no consultas”, aseguró un experto en Seguridad Social, que solicitó omitir su nombre. 

Basados en ese dato del analista, el INSS pagó —como mínimo en 2021— al Hospital Militar unos 29.3 millones de córdobas al mes. Al año representan más de 352.2 millones de córdobas.

Tratamiento preferencial con el Ejército

La posesión de estas propiedades en manos del régimen allana el camino para que el Ejército se haga con ellas, ya que Ortega mantiene una política de prebendas hacia las Fuerzas Armadas. Una serie investigativa de CONFIDENCIAL, publicada en esta primera semana de mayo de 2023, reveló que el dictador ha comprado la fidelidad de los jefes militares nicaragüenses, a través de la entrega de casi un centenar de propiedades y un millonario aumento presupuestario.

La investigación descubrió que el Ejército ha sido la institución más beneficiada con donaciones de propiedades. En sus cuatro Gobiernos consecutivos, Ortega ha entregado un total de 435 lotes de terreno, y 184 de estos lotes —que equivalen a un 42.2%— han sido destinados para los militares.

“Hay un tratamiento preferencial con el Ejército, del que se beneficia, obviamente, el Ejército, pero también el Gobierno. Es un quid pro quo, es un dame que te doy”, dijo uno de los analistas en temas de seguridad nacional consultados para la investigación.

En ese intercambio, según los expertos, los militares reciben tierras —y un elevado presupuesto estatal— y Ortega obtiene la “sumisión militar”.

A la par de la entrega de propiedades, el régimen ha aumentado casi cuatro veces el presupuesto para la institución castrense; al pasar de unos 717 millones de córdobas, en 2007, a más de 3455 millones de córdobas en 2023.

Las donaciones para el Hospital Militar

De los 184 lotes donados al Ejército, tres han sido para la construcción y los accesos del Hospital Militar. La primera donación de Ortega a las Fuerzas Armadas fue un terreno de 30 857.2 metros cuadrados (m2), unas tres hectáreas. En la propiedad tendría “su asiento las instalaciones físicas de un nuevo Hospital Militar”, según el acuerdo presidencial 451-2008, publicado el 20 de octubre de 2008

Ocho años después, en mayo y junio de 2016, el régimen le regaló al Ejército dos lotes de 280.96 m2 y 637.45 m2, “para vías de acceso del nuevo Hospital Militar”. Las donaciones se dieron a través de los acuerdos presidenciales 129-2016 y 154-2016, respectivamente.

La suma de los tres lotes —según un corredor de bienes raíces— tiene un valor mínimo de 3.6 millones de dólares (más de 131 millones de córdobas) en el mercado inmobiliario nacional.

Uno de los investigadores señaló que el Ejército ya tenía patrimonios y empresas antes del regreso de Ortega al poder, en 2007, pero el caudillo sandinista les “puso en bandeja” una oportunidad de “apuntalar sus negocios privados” y “reforzar su papel como empresarios”.

Para la investigación CONFIDENCIAL elaboró, procesó y analizó una base de datos con todas las propiedades donadas por Ortega, en sus cuatro períodos presidenciales desde que regresó al poder en 2007, así como las donaciones durante las administraciones de Enrique Bolaños (2002-2006), Arnoldo Alemán (1997-2001) y Violeta Barrios de Chamorro (1990-1996). Se revisaron 11 048 acuerdos presidenciales, publicados en 8097 gacetas, entre el 26 de abril de 1990 y el 28 de abril de 2023.


PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D