PUBLICIDAD 1M

Denuncian más de 380 agresiones policiales y paramilitares contra periodistas y activistas

Organizaciones nacionales e internacionales advierten la continuidad de ataques e intimidaciones contra quienes defienden los derechos humanos

Organizaciones nacionales e internacionales advierten la continuidad de ataques e intimidaciones contra quienes defienden los derechos humanos

7 de mayo 2021

AA
Share

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (FIDH-OMCT), junto con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), denunció que —al cumplirse tres años de crisis sociopolítica en Nicaragua— “continúan” los actos de “intimidación”, “violencia”, “hostigamiento” y “ataques” contra los defensores de derechos humanos y periodistas.

Entre el 15 y 20 de abril de 2021 —en el marco de la conmemoración de los tres años de Rebelión Ciudadana— los defensores indican que registraron “más de 380 agresiones policiales y de grupos paramilitares”.  En su mayoría, las víctimas fueron “personas defensoras de derechos humanos o periodistas independientes que han sufrido hostigamiento policial, detenciones ilegales, allanamiento de viviendas y agresiones físicas”.


El Cenidh contabiliza, entre el 16 y 22 de abril pasado, un total de 155 denuncias “relacionadas con ataques y hostigamientos contra personas defensoras, periodistas independientes, familiares de presos políticos y víctimas de la represión de abril de 2018”.

Los defensores señalan que integrantes de la Asociación Madres de Abril (AMA), integrada por familiares de víctimas de la represión desatada contra la Rebelión de Abril de 2018, “fueron hostigadas, detenidas arbitrariamente y sometidas a malos tratos”.

Defensoras son “especialmente afectadas” por la represión

El Observatorio destaca que las mujeres defensoras de derechos humanos han sido “especialmente afectadas” por las violaciones que cometen las instituciones del Estado de Nicaragua y el Gobierno de Ortega, detallando que entre el 14 y 17 de abril de 2021 al menos 75 defensoras y sus familias “fueron víctimas de hostigamiento, restricciones a su derecho a la libertad de movimiento y de acoso sistemático durante sus desplazamientos”.

La defensora Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, señaló que el régimen de Ortega persiste en agredir a los defensores de derechos humanos, indicando que “las mujeres defensoras que día a día defienden sus derechos y los de sus familiares se ven constantemente asediadas, hostigadas y revictimizadas por el aparato policial”.

Agrega que, los actos de violaciones a los derechos humanos que el régimen comete contra el pueblo de Nicaragua, siguen en la “impunidad”  e incluso “continúan siendo objeto de múltiples violencias y afectaciones a su dignidad e integridad”.

Ambas organizaciones “urgieron” a las autoridades de Nicaragua que “pongan fin a todo acto de violencia contra las personas defensoras de derechos humanos y periodistas independientes en el país”. Además, demandaron que se les “apoye y se les reconozca públicamente la legitimidad de su trabajo”. 

El número de víctimas letales de la represión desatada desde abril de 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), asciende a 328 personas asesinadas, miles de heridos, centenares encarcelados y millares de personas desplazadas. En ese contexto, Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos expresó la urgente “necesidad de justicia para las víctimas” y el “deber otorgar garantías de no repetición”.


Archivado como:

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Ana Cruz

PUBLICIDAD 3D


Air Century suspendió todos sus vuelos chárter de Cuba a Nicaragua

EE. UU. amplía restricciones de visado para operadores de empresas que transporten migrantes a Nicaragua


Profesores despedidos de la UPOLI reclaman: “No hay orden de pagarnos liquidación”


Traspaso de permisos ambientales a la PGR busca centralizar poder e incrementar de recaudaciones