Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Caruna: El brazo financiero del Alba

Una cooperativa que se fundó con 23 560 córdobas llegó a manejar casi 600 millones de dólares y acabó cerrando sucursales.

Fondo Monetario Internacional alertó una y otra vez la posibilidad que el Tesoro Público tuviera que asumir las deudas con Caruna.

Redacción Confidencial

10 de octubre 2020

AA
Share

En el esquema orteguista del manejo discrecional de la millonaria cooperación venezolana, la Caja Rural Nacional (Caruna), sancionada este viernes por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, surgió como un mecanismo privado para evadir el control que se pretendía imponer sobre los recursos estatales provenientes de Venezuela.

Caruna se convirtió así en la entidad jurídica nicaragüense para recibir una parte de los fondos de aquella cooperación, en enero de 2008. Y, de esta manera, la que nació como una cooperativa sandinista en 1993, con un patrimonio de 23 560 córdobas, llegó a administrar 599 millones de dólares solamente en el período 2007-2009, de acuerdo con cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua.


Desde entonces, CONFIDENCIAL ha documentado cómo Caruna ha sido utilizada para financiar los proyectos del régimen a través de “préstamos” al Estado que incluyeron a actividades como la compra de granos básicos de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos (Enabas), o el financiamiento de proyectos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

En el argumento de sus sanciones, el Departamento del Tesoro sostiene que “Caruna ha servido como herramienta para que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, desvíe dinero del ALBA de Nicaragua, SA (Albanisa) $2.4 mil millones en fideicomisos petroleros y carteras de crédito”, que afirma han sido utilizados por el régimen “como recurso económico para mantenerse en el poder y pagar una red de mecenazgo”.

Investigaciones de CONFIDENCIAL revelaron que entre 2010 y 2013, la financiera del Alba prestó cerca de US$200 millones al Instituto Nicaragüense de Energía que actuó en nombre del Estado, para financiar subsidios a la tarifa de electricidad, de modo que los precios se mantuvieran estables, en un momento en que el costo del búnker se disparaba.

Sin embargo, el rol de la que también fue llamada “Alba Caruna” comenzó a cambiar en 2015, cuando Petróleos de Venezuela (Pdvsa) solicitó a su contraparte nicaragüense que los activos y pasivos asociados a la cooperación petrolera que maneja la poderosa cooperativa financiera pasarán a Albanisa, que es 51% de su propiedad, siendo que Caruna es en rigor, una entidad privada totalmente nicaragüense, sobre la que Pdvsa no tenía ninguna incidencia.

La financiera también perdió influencia dentro de Albanisa con el cambio de figura legal del brazo social del conglomerado que antes se llamaba “Alba Solidaria”, y luego se denominó “Fundación Hugo Chávez Frías”.

CONFIDENCIAL seleccionó doce de las investigaciones publicadas sobre el ascenso y ocaso de la financiera, que en mayo de 2019 se encontraba cerrando sus oficinas en Estelí, Somoto, Ocotal y ciudades del Caribe de Nicaragua, sin notificar ni devolver los ahorros a sus socios.

Las cuentas secretas de Albanisa

En marzo de 2011, CONFIDENCIAL publicó el destape de los “Albaleaks”, una investigación detallada a partir de los estados financieros de Albanisa, que dieron muestra de la expansión que tuvo la empresa bajo la sombra del convenio de cooperación estatal entre el presidente Daniel Ortega y Hugo Chávez. La investigación incluía el debate sobre cómo Caruna, visto por la oposición como un banco de la familia Ortega Murillo “se fundó con un patrimonio social de U$3000 en 1993, y ahora dispone de U$400 millones”, dijo un diputado en 2011. Todos estos fondos, alertaba la investigación, manejados sin supervisión.

Cooperativas financieras en “oscuridad”

Tres años más tarde, en 2014, CONFIDENCIAL documentó cómo preocupado por la enorme masa de recursos que maneja la Caja Nacional Rural (CARUNA), producto de los acuerdos petroleros entre los presidentes de Venezuela y Nicaragua Hugo Chávez y Daniel Ortega, el Fondo Monetario Internacional (FMI), logró que el gobierno de Nicaragua prometiera reforzar “el monitoreo de las actividades de las cooperativas financieras a través del fortalecimiento del organismo rector”.

En esa ocasión, el entonces presidente de Caruna, Jorge Martínez, discrepó en entrevista con CONFIDENCIAL de la cifra de C$8700 millones que aparece en Informe FMI, indicando que solamente eran C$3500 millones. Sin embargo, la “Caja Grande” del gobierno canaliza todo el financiamiento discrecional fuera del presupuesto.

Una investigación de CONFIDENCIAL ya había registrado entonces como con su doble sombrero de magnate de Caruna y Albanisa, Francisco 'Chico' López (hoy también sancionado por el Departamento del Tesoro) le otorgó un contrato millonario a su propia empresa familiar, que ahora aparece bajo el nombre de Tectasa, asociada con el Estado ruso de Tartastán. Tal como lo había adelantado CONFIDENCIAL, en el artículo: “El socio tártaro de Tecnosa, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) confirmó después que el socio ruso de Tecnosa no existe legalmente.

Pdvsa dijo no al 'negocio' de Caruna

En agosto de 2016, una docena de documentos oficiales de la empresa Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), revelaron que al menos desde 2012 altos funcionarios de la administración de Hugo Chávez cuestionaron el desvío de la cooperación estatal venezolana a través de la cooperativa privada nicaragüense Caruna, la Caja Rural Nacional, advirtiendo el riesgo de no poder recuperar los préstamos derivados de una transferencia que a finales de 2015 superaba los US$3600 millones.

Los documentos elaborados por los servicios jurídicos de Pdvsa, en poder de Confidencial, demuestran que tanto las autoridades de esa empresa estatal, así como el estamento político venezolano estaban plenamente informados de las violaciones al acuerdo petrolero, lo cual fue advertido desde 2008 en Nicaragua por un puñado de economistas, investigadores independientes y diputados opositores.

Lee la investigación especial:

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

I Entrega: Pdvsa dijo no al 'negocio' de Caruna

II Entrega: Albanisa en operación “triangulación”

III Entrega: "Deuda privada" con Venezuela cada vez es más pública 

Meses antes, Venezuela había cambiado las reglas del juego de la cooperación: “A petición del gobierno de Venezuela, todos los activos y pasivos relacionados con el esquema de cooperación petrolera están en proceso de ser transferidos de una cooperativa financiera privada (Caruna), a una empresa de responsabilidad limitada nicaragüense (Albanisa), copropiedad de la empresa de distribución de petróleo estatal de Nicaragua Petronic (49%), y la empresa nacional del petróleo de Venezuela (Pdvsa, 51%)”, según una traducción del documento del Fondo. Sin responder si Pdvsa asumiría el control de los activos y nuevas obligaciones de Albanisa, como registró CONFIDENCIAL en el reportaje especial: La deuda: de Caruna a Albanisa

 

 

Caruna financia negocio de Ortega

En varias ocasiones, CONFIDENCIAL registró cómo la cooperativa Caja Rural Nacional R.L (Caruna), operadora financiera de los recursos del Alba en Nicaragua, que supuestamente están destinados a apoyar a pequeñas empresas y cooperativas, está financiando a las empresas privadas de la familia presidencial Ortega-Murillo.

Así ocurrió en julio de 2012, cuando un documento en poder de CONFIDENCIAL confirmó que Caruna prestó en octubre de 2011 unos 160 000 dólares (3.6 millones de córdobas, al cambio en ese momento) a Informativos de Televisión y Radio S.A. (Intrasa), una empresa de la familia presidencial relacionada a Canal 4.

BanCorp maneja grandes negocios de Caruna

En agosto de 2018, en los meses de la represión del régimen de Daniel Ortega en contra de las protestas ciudadanas de la Rebelión de Abril, CONFIDENCIAL también reportó que los fideicomisos de la Caja Rural Nacional (Caruna) que maneja el Banco Corporativo (BanCorp), fueron la operación más lucrativa de ese Banco que opera como brazo financiero de ALBA de Nicaragua S.A. (Albanisa), según los estados financieros de BanCorp en 2017, a los que CONFIDENCIAL tuvo acceso.

El informe, preparado por la firma de contadores Grant Thornton, señaló que la administración de los fondos en fideicomiso, le reportó al BanCorp la suma de 64.3 millones de córdobas, lo que representa un crecimiento explosivo del 1148.2% si se le compara con los 5.6 millones de córdobas ingresados por esa misma causa en 2016.

Gobierno de Ortega admite deuda pública con Caruna

En 2017, la Administración de Daniel Ortega ya había admitido una serie de deudas de instituciones del Estado con diversos prestamistas, entre los que destacan la Caja Rural Nacional (Caruna), una entidad privada financiada por la cooperación estatal venezolana.

La admisión, contenida en un documento de 253 páginas denominado “Informe del presidente al pueblo y la Asamblea Nacional gestión 2016” parece cumplir una de las más frecuentes advertencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), que alertó una y otra vez en contra de la posibilidad que el Tesoro Público tuviera que asumir las deudas con Caruna.

 

 

Socios de Caruna “estafados” ante el cierre de sucursales

Para mayo de 2019, tras el cierre de las oficinas de la  cooperativa de ahorro y crédito Caja Rural Nacional (Caruna R.L) en Estelí, Somoto, Ocotal y otros municipios del país, una delegación de socios viajó desde el norte del país hasta Managua para entregar, en la sede central de la cooperativa, 150 solicitudes de retiro de capital. Sin  embargo, solo les recibieron los documentos, pero no les devolvieron el dinero que ellos reclaman.

Pese a que en la última década Caruna había canalizado de forma privada los recursos provenientes de la cooperación estatal venezolana, la participación de la Caja Rural nunca ha sido explicada en su totalidad y no hay claridad sobre los fondos que recibió del país sudamericano.


Archivado como:

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D