Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Icefi: Deuda pública nicaragüense se acerca a niveles de insostenibilidad

Expertos hacen notar que el PIB crece, pero no genera suficientes empleos, ni disminuye la pobreza

Normativa UAF incrementa riesgo de que el dinero entre al país por vías informales. Para retirar 70 dólares

Iván Olivares

19 de febrero 2022

AA
Share

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), alertó que la deuda pública nicaragüense se acerca a los niveles de insostenibilidad que, para el caso de una economía como la del país, está marcada en el 70% del producto interno bruto (PIB).

La alerta está incluida en el documento “Una breve revisión a la Situación Fiscal en Nicaragua”, que compara las cifras del 2021, con las proyectadas para 2022, y las ejecutadas en 2020, el que fue preparado por los economistas Sucely Marleny Donis Bran y Abelardo Medina Bermejo.


La deuda pública total habría alcanzado los 238 596.4 millones de córdobas (47.8% del PIB), si solo se cuenta al sector público no financiero, o sea, al Gobierno central, más las empresas del Estado. Ese porcentaje está dentro de los parámetros de sostenibilidad para las características de una economía como la nicaragüense.

Eso cambia cuando se incluye la deuda del Banco Central de Nicaragua (BCN) -que prácticamente se duplicó entre 2021 y 2026- porque la deuda total se eleva hasta los 326 348.5 millones de córdobas, lo que equivaldría al 62.0% del PIB.

El Icefi advierte que si se cumplen las previsiones para 2021, y las del Presupuesto 2022, la deuda total del sector público no financiero disminuirá hasta quedar en 45.1% del PIB, pero que al incluir la del BCN se elevará hasta el 65%, lo que se acerca al nivel de insostenibilidad.

Menos empleo; más pobreza

Aunque el dato preliminar del crecimiento del PIB será publicado hasta el 1 de abril de este año, el Icefi trabaja con el mínimo del 7.5% que el BCN calculó a finales del año pasado, haciendo notar que el Presupuesto actual “refleja un valor esperado de crecimiento de 6.0% para 2022”.

Aún dando como válido el mínimo de 7.5% que el BCN calculó para 2021, el Icefi opina que buena parte de ese crecimiento, se debe a de las remesas internacionales, que alcanzan cerca del 15.0% del PIB, y que de todos modos, ese desempeño sigue siendo insuficiente para frenar la pobreza y el desempleo.

Citando datos de la Cepal, el Instituto detalló que “la pobreza en Nicaragua alcanzó al 52.7% de la población en 2020, mientras que la pobreza extrema se habrá ubicado en torno al 22.8% de la población”.

“Las investigaciones internacionales apuntan que, para 2021, cerca de la mitad de los hogares nicaragüenses reportaron disponer de menores ingresos que previo a la crisis, lo que indiscutiblemente producirá un efecto sobre la estabilidad social y la gobernabilidad en el mediano plazo”, complementó.

Pensando en el 3.5% de crecimiento que pronostica el BCN para 2022, el Informe declaró “insostenible… el modelo político, social y económico actual, basado en el autoritarismo, la arbitrariedad y el completo debilitamiento del Estado de derecho”.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

También alertó sobre las consecuencias de mantener ese modelo, porque afecta “el bienestar de la sociedad nicaragüense en el presente y lo afectará en el futuro, impidiendo el cumplimiento de agendas de desarrollo y democracia, y reforzando una utilización inadecuada de la política fiscal”.

Crece la deuda pública

Aunque el dato oficial no ha sido publicado, el Icefi calcula que la recaudación fiscal sumó 88 886.3 millones de córdobas en 2021, o sea, 17.8% del PIB del año pasado.

Eso contrasta con la recaudación esperada para 2022, que es de 84 902.5 millones, y 16.0% del PIB de este año, según los cálculos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP).

Ese monto “se encuentra muy por debajo de lo observado en los últimos años, y confirma la práctica del Ministerio de Hacienda de subestimar seriamente las cifras presentadas en el Presupuesto, para evitar las rigideces parlamentarias y aprovechar la posibilidad posterior de realizar ampliaciones… acordes a las necesidades que se vayan presentando en el ejercicio”.

Esa práctica ya era común en los Gobiernos que precedieron al actual, así como en otros países de la región, pero en el caso de Nicaragua, se considera que el deterioro de los indicadores de transparencia ha sido más dramático.

La insostenibilidad del modelo se grafica también en el hecho que el monto de donaciones esperada para 2022, es de 1541.8 millones de córdobas, lo que implica una contracción del 46.7% con respecto a los 2891.6 millones captados en 2021, y representa el monto más bajo registrado en las últimas décadas.

“Este rubro, que ha representado una ayuda externa excepcional recibida durante los últimos años, podría ser el reconocimiento de un quiebre significativo de esa buena relación histórica con la comunidad internacional”, o simplemente, una subestimación como la que está planteada en término de ingresos tributarios, subraya la entidad.

Se requiere transparencia

El Icefi, con sede en Guatemala, instó al Gobierno de Daniel Ortega a actuar con transparencia en materia fiscal, y recordó que el Índice de Percepción de Corrupción (IPC), nos ubica entre los más corruptos del mundo, y como el segundo peor del continente, solo por encima de Venezuela.

En el IPC 2021 de Transparencia Internacional, Nicaragua tuvo una calificación de 20 puntos, inferior a los 22 obtenidos en 2020 y 2019.

Eso ubicó al país en la posición 164 de 180 países en la medición global, lo que es menor al puesto 159 obtenido en 2020, y refleja la peor calificación y posición desde que se implementó el indicador.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Iván Olivares

Iván Olivares

Periodista nicaragüense, exiliado en Costa Rica. Durante más de veinte años se ha desempeñado en CONFIDENCIAL como periodista de Economía. Antes trabajó en el semanario La Crónica, el diario La Prensa y El Nuevo Diario. Además, ha publicado en el Diario de Hoy, de El Salvador. Ha ganado en dos ocasiones el Premio a la Excelencia en Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en Nicaragua.

PUBLICIDAD 3D