Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

María Asunción Moreno: "La abstención y el voto nulo no derrotan dictaduras; es la votación masiva"

La doctora María Asunción Moreno explica las razones de su exilio y el papel que jugará desde el mismo para lograr la democracia en Nicaragua

María Asunción Moreno, abogada experta en Derecho Penal. // Foto: Cortesía

Redacción Confidencial

29 de julio 2021

AA
Share

Doce horas después que se supo de las aspiraciones presidenciales de María Asunción Moreno, el pasado 9 de julio, el Ministerio Público la citó para que compareciera en una entrevista sin dar mayores explicaciones de la citatoria. Mientras iba hacia la Fiscalía, Moreno notó que el camino estaba "militarizado" y decidió desviarse y no llegar a la institución. Semanas antes el precandidato Félix Maradiaga fue arrestado tras salir de la entrevista, y el precandidato Juan Sebastián Chamorro también fue detenido en la víspera a otro interrogatorio.

Moreno estuvo en varias casas de seguridad para protegerse y evitar ser otra precandidata presidencial encarcelada, luego que el régimen haya secuestrado a siete aspirantes señalados de cometer actos que "atentan contra la soberanía" de Nicaragua. Moreno tuvo que exiliarse para evitar ser capturada y engrosar la lista de más de 140 presos políticos del régimen.


Ahora, desde el exilio, la jurista experta en Derecho Penal, espera que la actual fórmula presidencial de CxL, integrada por el exjefe de la Contrarrevolución, Oscar Sobalvarro, y la ex miss Nicaragua, Berenice Quesada, encuentre la manera de motivar un voto masivo que contribuya a derrotar a Daniel Ortega en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

En esta entrevista, Moreno explica lo que ocurrió previo a su exilio, las razones por las que decidió abandonar el Comité de Enlace de la Alianza Cívica con Ciudadanos por la Libertad y la salida que ella ve como la única vía para derrotar a Daniel Ortega y lograr unas elecciones justas y democráticas como demandan la ciudadanía y la comunidad internacional.

Doctora, ¿por qué tuvo que exiliarse?

Todos los nicaragüenses sabemos que desde inicios de junio hay una ola de criminalización política. Desde 2018, como nicaragüenses, venimos sufriendo represión y asedio, pero en un año electoral como este, y a partir de junio, esa represión fue focalizada a secuestrar y desaparecer a todos aquellos nicaragüenses que estamos participando y deseando ser parte de ese cambio de dictadura a democracia y efectivamente esa represión es la que me obligó a que yo saliese de Nicaragua después de sufrir, por casi dos semanas, persecución policial y paramilitar y después de un allanamiento violento en el que se sustrajeron muchas cosas valiosas y entre ellos mi vehículo, por parte de la Policía, que allanó a medianoche mi casa. Después vimos un comunicado del Ministerio Público donde están solicitando la conducción forzosa, primero allanaron, buscaron capturarme, y hasta después están pidiendo una orden judicial para capturarme, es decir, una cadena de ilegalidades que no son nuevas.

¿Usted renunció a sus aspiraciones presidenciales?

Es obvio que porque ya estoy fuera del país no puedo participar, no en esta contienda electoral que sabemos que no está cumpliendo las condiciones mínimas de ese proceso justo y libre que estamos demandando. Desde la Alianza Cívica y Ciudadanos por la Libertad, exigimos que hubiese condiciones para un proceso electoral justo, transparente y competitivo. Eso no se ha cumplido, porque sabemos que ha habido esta ola de secuestros de los líderes de oposición de Nicaragua y sabemos que Daniel Ortega aprobó una contrarreforma que le refuerza el poder sobre este sistema electoral. Creemos que siguiendo en la lucha electoral es que vamos a ir poniendo en evidencia y además, demandando una forma de resistir y ganar a la dictadura.

¿Cuál va a ser su rol desde el exilio?

Desde el exilio sigo comprometida, soy miembro del pleno de la Alianza Cívica, soy miembro del Consejo Ejecutivo de la Alianza Cívica. Estaré participando desde este espacio, seguiré luchando por la libertad de los presos políticos. Seguiré levantando mi voz para que las víctimas en Nicaragua tengan acceso a la justicia y seguiré demandando que los nicaragüenses tengamos esa salida cívica y pacífica. Porque no queremos más muertos, no queremos más presos políticos, no queremos más represión y la única salida para que no haya más presos políticos es que Daniel Ortega sea derrotado por la vía cívica y pacífica.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

¿Por qué tomó la decisión de renunciar al Comité de Enlace entre la Alianza Cívica y Ciudadanos por la Libertad?

Hay una carta que yo remití al pleno de la Alianza Cívica, ese órgano fue el que me designó y me eligió por consenso para que fuese miembro del Comité Nacional de Enlace, de tal forma que desde un inicio, soy miembro integrante. Y cuando acordamos que íbamos a crear una alianza con CxL también se acordó crear esta instancia como la instancia competente para tener diálogos y consensos dentro de un proceso electoral. Y efectivamente así funcionó una vez que se presentó a la Alianza. Posteriormente también iniciamos diálogos y construimos consensos sobre un mecanismo para elegir fórmulas, la fórmula presidencial y por supuesto también habíamos hablado de que íbamos a construir un mecanismo para conformación de la lista de diputados.

Una vez que cambió el contexto con el tema de las detenciones de Cristiana (Chamorro), Arturo (Cruz), Juan Sebastián (Chamorro) y otros precandidatos que habían manifestado su interés de inscribirse en la alianza y a partir de allí empezaron a haber problemas de comunicación con nuestro aliado estratégico, pedíamos reuniones y lo que pasó, por lo menos del 13 de julio a esta fecha, no habíamos logrado comunicarnos. Las causas fueron que no se había seguido el acuerdo de que íbamos a dialogar, y otro que no se respetó es el acuerdo de que la forma de llevar los mejores candidatos y candidatas en una lista electoral era determinante, no solo la casilla, sino también las personas, los liderazgos y desde el ámbito nacional nosotros no íbamos a postular, sino que fuese cada departamento el que decidiese cuáles eran los liderazgos que iban a motivar a la gente a participar. Al llegar a la sede nacional, esos acuerdos no fueron respetados. Esos fueron motivos suficientes para que yo considerara que me retiraba del Comité Nacional de Enlace como una forma de no avalar decisiones unilaterales de CxL.

¿Cuál fue la respuesta de CxL ante el reclamo de la Alianza Cívica por la falta de consenso?

Creo que hay una entrevista que posteriormente ha dado la presidenta de Ciudadanos por la Libertad. No vale la pena referirme a ella, porque lo más importante en este momento no es estar viendo las diferencias. Ahí está la correspondencia y los consensos en la Alianza Cívica sobre la falta de consensos entre nuestro aliado y nosotros. Creo que lo que toca ahora es realmente ver si la casilla CxL logra consolidar un liderazgo electoral que motive a la gente a ir a este proceso electoral y seguir apostando a esa salida cívica. La abstención no derrota dictaduras, el voto nulo no derrota dictaduras. Lo que sí derrota dictaduras es una votación masiva. Creo que la ACxL y el partido CxL que está tomando decisiones unilaterales va a tener ese desafío de mandar ese mensaje de esperanza y de cambio para ver si esos tres millones de ciudadanos que fueron a verificarse participen en las votaciones.

También se conoció que la fórmula presidencial de CxL, quien acompañará a Óscar Sobalvarro será Berenice Quesada como vicepresidenta. Ella es una figura nueva en política con trayectoria en el mundo de concursos de belleza, ¿tienen información sobre cómo se seleccionó esta fórmula?

Como Alianza Cívica no conocemos al igual que toda Nicaragua. Estamos conociendo cuál es la fórmula. Ayer se nos informó que Óscar Sobalvarro iba a ser el candidato, pero no se nos dijo quién iba a ser la fórmula. Y no sabemos cuál fue el mecanismo para seleccionar a Berenice. Lo importante es ver cómo ahora esta fórmula presidencial empieza todo un desafío para ganarse la confianza y el voto de la ciudadanía. Hay que apostar a esa salida cívica, es importante que no desistamos en este momento.

¿Considera que el exjefe de la Contra y Berenice Quesada son una fórmula opositora que puede enfrentar al régimen en una elección bajo el actual contexto?

Yo eso lo dejaría para que lo valore la mayoría de la población nicaragüense. Según las encuestas, es el 70-80% de oposición nicaragüense y que quiere un cambio. Será la voluntad de ese 80% que considerará si esa es una fórmula que nos va a ayudar a transitar hacia la democracia. Tenemos que seguir haciendo la lucha y será la ciudadanía la que va a decidir si se siente representada con esa fórmula. No solo se necesita cambiar a Daniel Ortega, se necesita tener una mayoría en la Asamblea Nacional que permita revertir todas las aberraciones legales que ha aprobado la dictadura. Necesitamos tener una mayoría, como oposición, en la Asamblea.

¿Cuál cree que es la salida a la actual crisis si no se dan las condiciones para las elecciones?

Creo que debemos seguir haciendo la lucha por esa salida cívica, si este proceso electoral, tal como se avizora, resulta ser fraudulento, vamos a tener que desconocer esos resultados electorales. Si hay un fraude se va a tener que deslegitimar a ese Gobierno y vamos a tener que pedir y solicitar un proceso electoral adelantado. O una vía de salida que nosotros siempre apostamos que sea cívica. No queremos más muertos. Los que mueren son nicaragüenses, no queremos ni más muertos ni que Daniel Ortega siga llenando las cárceles.


Archivado como:

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D