Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Daniel Ortega “reparte” 27 países entre cuatro “superembajadores”

Los diplomáticos Alba Torres, Mohamed Farrara Lashtar, Maurizio Gelli y Sandy Dávila integran un selecto club de embajadores de la dictadura

superembajadores de Nicaragua

Redacción Confidencial

23 de octubre 2023

AA
Share

Sandy Anabell Dávila Sandoval fue la última funcionaria nicaragüense que ingresó a un selecto club de la dictadura orteguista: los superembajadores. A este círculo sólo pertenecen aquellos diplomáticos con múltiples representaciones: un mínimo de tres y un máximo de nueve y once, hasta ahora. 

Con Dávila suman cuatro superembajadores orteguistas: Alba Azucena Torres Mejía, Mohamed Farrara Lashtar y Maurizio Cario Alberto Gelli. Estos funcionarios representan a Nicaragua en 27 países: cuatro como embajadores con sede diplomática y 23 como concurrentes.


De acuerdo con expertos en relaciones internacionales, la acumulación de tantas representaciones en pocas manos demuestra el uso “antojadizo” de la figura de la concurrencia, ya que su asignación no persigue un objetivo diplomático o económico.

“Las concurrencias se usan, por lo general, para solventar la incapacidad económica y administrativa de manejar una embajada por país. Sin embargo,  cuando tenés más de tres, cuatro o cinco concurrencias, es demasiado para una sola persona y su equipo en la embajada”, explicó un experto en relaciones diplomáticas que solicitó omitir su nombre.

“La gestión diplomática requiere mucha inversión en tiempo y recursos para cultivar contactos y fomentar las buenas relaciones entre los Estados.  Difícilmente estas personas, con serias limitaciones de personal y presupuesto, puedan cumplir como se debe”, destacó otro especialista en relaciones internacionales.

Señaló que la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas contempla los nombramientos concurrentes en “dos o más Estados”; sin embargo, “la cuestión, en este caso, no es tanto la legalidad sino la capacidad” del diplomático, quien debe viajar una o dos veces al año al país concurrente.

Representaciones nominales y de baja intensidad

“¿Podrá un representante de un país sumamente pobre, con bajos presupuestos para la gestión exterior, desempeñarse como corresponde con tantas concurrencias?”, se preguntó el experto.

“Eso invita a pensar que, efectivamente, son representaciones nominales y de baja intensidad, salvo cuando se trata de buscar apoyo de votos en foros internacionales como la asamblea general de la ONU”, respondió.

De los cuatro superembajores, Lashtar es el que más representaciones maneja con once en los países árabes. Es embajador de Nicaragua en Kuwait, desde diciembre de 2017, y concurrente en diez países más: Egipto, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Catar, Jordania, Túnez, Turquía, Bahréin y Brunéi Darussalam.

Al funcionario, sobrino del fallecido dictador libio Muammar el Gadafi, le sigue Torres con nueve representaciones. Es embajadora de Nicaragua en Rusia, desde diciembre de 2018, y concurrente en Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia y Azerbaiyán. Al listado se suman Abjasia y Osetia del Sur, que son Estados sólo reconocidos como tales por aliados del presidente ruso, Vladímir Putin.

Gelli es embajador de Nicaragua en España, desde noviembre de 2022, y concurrente en tres países europeos más: Andorra, Grecia y Eslovaquia.

Mientras, Dávila es embajadora de Nicaragua en Japón, desde agosto de 2022, y concurrente en Vietnam y Malasia, esta última representación le fue otorgada el lunes 9 de octubre de 2023.

Superembajadores ocultan la “soledad” internacional

Para un exdiplomático, que solicitó omitir su nombre, la “apertura” de tantas concurrencias pretende ocultar el aislamiento internacional que sufre la Administración de Daniel Ortega y Rosario Murillo, tras la masacre de 2018 y el recrudecimiento de la persecución contra los críticos y opositores.

De las 27 representaciones, sólo dos a Lashtar —Kuwait y Egipto— fueron dadas antes de la rebelión cívica de 2018. Del total, once han sido otorgadas en lo que va de 2023, según los acuerdos presidenciales publicados en el Diario Oficial La Gaceta, donde se publican los nombramientos.

“En los últimos años, Ortega, Murillo y sus cómplices han sido condenados y sancionados internacionalmente por cometer crímenes de lesa humanidad. Entonces, necesitan aparentar que tienen relaciones diplomáticas en todo el mundo”, opinó el exdiplomático.

Un especialista en relaciones internacionales coincidió con el exdiplomático y destacó que la dictadura ha establecido estas representaciones, principalmente, con países alejados del mundo democrático o cercanos a Putin.

“En estas concurrencias ves retratado a Ortega y su imaginario de ser un líder internacional, que cree juega un papel importante como catalizador de los sentimientos antiestadounidenses y su lucha contra el imperialismo”, comentó el experto.

“Estas relaciones —continuó— son dañinas para la imagen del país, al igual que las relaciones con Irán, Venezuela y Cuba, países que forman un eje ideológico centrado en su sentimiento antiestadounidense”.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Superembajadores no generan ningún beneficio económico

Para los analistas, estas concurrencias no generan ningún beneficio económico o financiero a la población nicaragüense, ya que los intercambios comerciales son casi nulos con la mayoría de países.

Entre enero y agosto de 2023, las exportaciones totales hacia estos 27 países sumaron unos 61.2 millones de dólares, que representaron un mínimo 2% del total de las ventas al exterior, que superaron los 2884.3 millones de dólares, según datos de la Ventanilla Única de Comercio Exterior de Nicaragua (Vucen), antes conocida como el Centro de Trámite de las Exportaciones (Cetrex).

Las estadísticas revelan además que la asignación de estas concurrencias no ha impactado en las exportaciones, ya que las mayores cifras son aportadas por países con los que se tiene una larga relación diplomática. España exportó, en ese período, 17.6 millones de dólares y le sigue Japón con 13.6. Entre los últimos está Rusia con 2.7 millones de dólares.

En el rubro de las importaciones, la realidad es similar: España y Japón son los países que sobresalen, mientras la mayoría de los países el dato es cero.

“El intercambio comercial suele ser una de las tareas principales de toda representación diplomática. Con países como Nicaragua, también lo es la cooperación al desarrollo, incluyendo programas de formación universitaria”, subrayó un experto en temas diplomáticos.

En el área de la cooperación, de todos los países sólo España y Japón han otorgado donaciones en los últimos años, según datos del Banco Central de Nicaragua. España donó unos 900 000 dólares entre 2020 y 2022, mientras que, en el mismo período, Japón otorgó 18.4 millones de dólares.

Objetivos: “satisfacer” a Putin y “ocultar” dinero

“Muchos de estos países con los que Nicaragua ha establecido relaciones diplomáticas tienen escasa o nula incidencia en comercio, cooperación o intercambios para la formación universitaria. De allí que se pueda concluir que los objetivos son otros”, apuntó el experto.

Otro de los especialistas expresó que estos nombramientos buscan dos objetivos: “satisfacer” al aliado Putin, quien se ha convertido en el principal proveedor de manuales represivos y tecnología de espionaje, y “mejorar los negocios” de la familia presidencial y sus dirigentes.

De acuerdo con las fuentes, las concurrencias dadas a la superembajadora Torres cumplen la misión de “complacer” a Putin, ya que la mayoría de estas relaciones se establecieron con “Gobiernos títeres” de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Ortega y su familia tienen una posición de vasallos ante Putin. Esto quedó bastante claro, hace poco, cuando Laureano (Ortega Murillo) ofreció a Nicaragua como una plataforma para Rusia”, dijo uno de los expertos. 

El perfil de los superembajadores Lashtar y Gelli

“Estos nombramientos no van a mejorar la calidad de vida del nicaragüense, son para buscar salida a los millones de dólares de la corrupción, porque los principales mercados se les han cerrado por las sanciones”, subrayó otro analista, quien añadió que el perfil de Lashtar y Gelli reflejan esa “búsqueda”.

Para un reportaje de CONFIDENCIAL, publicado en marzo de 2023, dos fuentes diplomáticas coincidieron que Lashtar no funge como “diplomático”, sino como “un operador de los intereses subterráneos de la pareja presidencial”.

“Por lo general, la persona está nombrada como embajador en un país y tenés la concurrencia en otro. Lo de Lashtar refleja el carácter de régimen dinástico que tiene la dictadura actual. Es visto como el enviado de la familia”, afirmó uno de los informantes.

“Como es de origen árabe, libio, del Magreb, supuestamente les permite tener más entradas (de recursos), yo más bien creo que, en vez de andar buscando dinero, persiguen dónde colocar y ocultar cosas”, opinó.

En el caso de Gelli, este ha sido señalado de intentar “blanquear” el dinero ilícito de su padre Lucio Gelli, un exagente italiano acusado de operaciones clandestinas anticomunistas durante la Guerra Fría.

El ya fallecido papá del superembajador fue acusado también de labores de conspiración durante la década de los ochenta en Argentina y escándalos financieros en Uruguay e Italia, incluyendo la quiebra estrepitosa del Banco Ambrosiano, señalado como uno de los cooperantes de la Contra en Nicaragua.

En 1999, el diario El Mundo, de España, afirmó que Maurizio Gelli era sospechoso de la justicia italiana por el intento de lavado de dinero de la fortuna ilegal de 1200 millones de dólares, acumulada por su padre. 

“De los cuatro funcionarios, dos (Lashtar y Gelli) tienen un perfil ‘empresarial’ definido; una (Torres) es prorrusa, como los Ortega. Sólo falta establecer el papel de Dávila, de quien se sabe que su familia es cercana a la vicepresidenta”, detalló una de las fuentes.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D