Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Las relaciones de Nicaragua con China Popular y la represión contra el MAP-FO-MILPAS

El Gobierno afirma que las relaciones están fundamentadas en la ideología, pero se le olvida que esa ideología fue perseguida por el Gobierno en 1979

Laureano Ortega firmó el restablecimiento de relaciones diplomáticas con China. Foto: Tomada de Presidencia

Lilly Soto Vásquez

23 de diciembre 2021

AA
Share

En la lucha de liberación en Nicaragua, un grupo de nicaragüenses partidarios de las posiciones de Mao Tse Tung fundaron el Movimiento de Acción Popular (MAP), crearon sus relaciones con los obreros y el pueblo a través del Frente Obrero (FO) y para combatir a la dictadura somocista, las Milicias Populares Antisomocistas (MILPAS). Muchos aportaron sus vidas y cuota de sangre para ganar esta guerra irregular. Entre otros se destacan Johnny Bosche, Cesar Leonardo García Jara, Hernaldo José Téllez, Pedro Ortiz, Benjamín Barrera, Saúl Obregón, Erlinda López, Tuto Marín (Tico) y tantos otros que cayeron defendiendo ideales por una patria mejor.

Al triunfo de la Revolución, las MILPAS fueron perseguidas y desarmadas y algunos fueron incorporados al Ejército.


En los 80, el MAP creó el Diario El Pueblo bajo la dirección del Dr. Melvin Wallace y periodistas, los cuales fueron perseguidos y encarcelados. El periódico fue asaltado y la imprenta y enseres del Diario El Pueblo jamás han sido restituidos por el Estado. Las esposas de los detenidos crearon un movimiento para la liberación de los presos políticos. O sea, que los militantes nicaragüenses de esta concepción ideológica fueron perseguidos, apresados y golpeados por el gobierno del FSLN comandado por Daniel Ortega.  Todo lo anteriormente reseñado se describe en el Informe País de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de 1981 quien recibió la denuncia y le dio seguimiento a los hechos. (Véase este documento)

Fue en las elecciones de 1984, que el MAP ya con el nombre de MAP-ML(Movimiento de Acción Popular-Marxista Leninista) participó obteniendo un mínimo porcentaje y los candidatos pasaron a ocupar un escaño en la Asamblea Nacional.

Este es el fundamento de las relaciones de Nicaragua con la República Popular de China.

La República Popular de China fue fundada en 1949 y estas relaciones con el MAP datan de los años setenta y dos. China colaboró y apoyó a estos combatientes, porque sus dictados eran apoyar a los movimientos de liberación nacional.

En la actualidad (año 2021) el gobierno nicaragüense afirma que las relaciones están fundamentadas en la ideología, pero se le olvida que esa ideología fue perseguida por el gobierno de turno, en el que el propio Ortega formaba parte. Una falacia, paradoja y perversidad de la historia de Nicaragua en boca de sus dirigentes.

China tiene una historia de más de 2000 años y una de sus características es la estrategia “wei”, la estrategia de largo plazo, cimentada a través del tiempo y cuyo principal exponente es Sun Tzu. El pueblo chino es amante de su historia y de sus relaciones con los diferentes países y movimientos en el mundo.

No son partidarios del olvido. Son estrategas a largo plazo. Han avanzado hasta llegar a ser la segunda economía en el mundo, pero aún tienen que trabajar muy duro para lograr que sus planes cuyos proyectos emblemáticos son la Nueva Ruta de la Seda (NRS), en la actualidad, Iniciativa Franja y Ruta y la iniciativa Made in China 2025 sean una realidad.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

En el año 2013 Xi Jinping anuncia la propuesta de la Nueva Ruta de la Seda (NRS) aludiendo a la antigua ruta que unía Oriente con Occidente a través de Asia Central y Medio Oriente. Luego adoptó el término de “Iniciativa Franja y Ruta” y BRI (Belt and Road Iniciative) por sus siglas en inglés. Esta propuesta plantea una nueva configuración espacial a diferentes escalas: nacional, regional y global. China quiere recuperar el control de Asia central y posteriormente, la escena internacional y también mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

Su líder Xi Jinping, ingeniero de profesión y doctor en Marxismo Leninismo y en Leyes, es pragmático en su actuación para llevar adelante sus planes y proyectos. Ha avanzado en la lucha contra la corrupción a lo interno de China. Ha escuchado a la nueva izquierda y está lidiando a diario para asegurar el multilateralismo en el mundo, pero es consciente de que la hegemonía militar mundial no la tiene China y que otros flancos débiles están en el sistema monetario y financiero mundial y en el cumplimiento de los derechos humanos tanto a nivel interno como internacional.

Con relación a América Latina, la administración china formuló un marco conceptual de cooperación y vinculación con América Latina sintetizado en 1+3+6, que significa:1) Un programa: Plan de cooperación China-CELAC 2015-2019; 3. Tres motores: comercio, inversión y cooperación financiera y   6) Seis ejes: energía, recursos naturales, construcción de infraestructuras, agrícola, manufactura, e innovación en tecnología y tecnología informática. Este marco de vinculación desarrollado por la administración china para relacionarse con América Latina, se implementaría en una estrategia de tres tiempos: 1)  Primero: construir conjuntamente los tres canales de logística, electricidad e información para lograr la interconexión continental de América del Sur; 2)  Segundo: lograr la interacción favorable entre las tres partes (empresas, sociedad y gobierno) según las leyes del mercado; 3)  Tercero: ampliar los tres canales de financiamiento (fondos, créditos y seguros) en los proyectos de cooperación.

Es en este marco que se pueden desarrollar las relaciones entre Nicaragua y la República Popular de China sin obviar el planteamiento que señalara la secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Rebeca Grynspan en su entrevista del 8 de marzo de 2021 antes de dejar su cargo en septiembre de 2021.

"Por otro lado, también es cierto que necesitamos una relación distinta con China. Primero tiene que haber mucha transparencia en los acuerdos que se hagan con China. Y creo que es muy importante que, también con China, la relación no sea solo de comercio primario de América Latina, sino que sea una relación que madure, que sea más sofisticada, que tenga reglas de juego que sean más transparentes".  

"Y lo segundo es que no podemos negar que habrá una tensión geopolítica en América Latina entre China y Estados Unidos. Y América Latina será un campo de la geopolítica y de la atención entre Estados Unidos y China. Y lo será por el litio, y lo será por el comercio, y lo será por el 5 G—Y por tanto la presencia de Europa se hace todavía más importante para nosotros porque es como un tubo de escape a esa tensión geopolítica".

“Yo creo que no debemos caer en las falsas dicotomías y en unas reglas del juego de Guerra Fría, creo que sería una equivocación para América Latina. Debemos tener relaciones transparentes con todos nuestros socios, y yo creo que ahí Europa tiene que ser también un socio fundamental en América Latina en esa relación de acuerdos”.

Por la memoria de nicaragüenses, militantes de las MILPAS y del Frente Obrero y para evitar confrontaciones geopolíticas, el Gobierno Central tiene que cumplir con cada uno de sus compromisos y ahora con mayor razón para no continuar convirtiéndose en un Gobierno que no respeta las normas del sistema internacional.

Guatemala de la Asunción, 17 de diciembre de 2021

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Lilly Soto Vásquez

Lilly Soto Vásquez

Periodista, docente e investigadora nicaragüense. Vive y trabaja en Guatemala. Es doctora en Administración y Políticas Públicas. Miembro de número de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua y correspondiente de la Academia de Guatemala.

PUBLICIDAD 3D