PUBLICIDAD 1M

Régimen comete 382 violaciones de derechos humanos en cinco días

Policías y paramilitares perpetraron agresiones, hostigamientos y detenciones durante los días previos y posteriores a la conmemoración del 18 de abril

La Policía desplegó agentes antidisturbios por las principales calles de Managua en el tercer aniversario de la Rebelión de Abril. //Foto: Nayira Valenzuela | Confidencial

24 de abril 2021

AA
Share

La Policía Nacional y paramilitares orteguistas han sido señalados como los principales causantes de violaciones a los derechos humanos durante el período del 15 al 20 de abril, cinco días en que se conmemoraban las fechas de la rebelión de abril de 2018. Los dos grupos provocaron al menos 382 abusos en contra de opositores al régimen.

Según el grupo independiente Monitoreo Azul y Blanco, el sábado 17 de abril, un día previo a la fecha conmemorativa del levantamiento cívico en contra de Daniel Ortega, se cometieron 112 incidentes relacionados a violaciones de derechos humanos, pero desde antes, el viernes 16 y jueves 15 ya se veía la escalada violenta de las hordas del régimen cuando hubo 21 y 14 incidentes respectivamente.


El domingo 18 los incidentes volvieron a bajar. Se registraron 98, pero el lunes 19, nuevamente tuvieron un repunte hasta verificarse al menos 105 de ellos. El martes 20, hubo 32 casos más.

Del total de registros, 278 fueron provocados por la Policía del régimen, mientras que 42 fueron paramilitares y civiles, otros 20 fueron de funcionarios y hasta hubo cuatro violaciones a derechos humanos que fueron registradas y que perpetraron funcionarios públicos del régimen sandinista, aunque el Monitoreo Azul y Blanco no da detalles al respecto.

Los hostigamientos son la principal causa de todas estas violaciones. Por sí solos hubo 262 en todo el país, mientras que se dieron 30 agresiones físicas, 39 detenciones y ocho retenciones. 21 personas fueron amenazadas durante este mismo período de tiempo, reporta la página en el cuarto informe que publica en sus redes sociales desde el inicio de las actividades conmemorativas de abril.

Régimen detiene a opositores

En el caso de las detenciones, todas las personas que fueron llevadas a cárceles por la Policía fueron liberadas posteriormente en diferentes períodos de tiempo.

Una comunicación de la Unidad Nacional Azul y Blanco confirmó que ninguna de las personas que fueron secuestradas por la policía durante las actividades conmemorativas permanecía encarcelada. 

Esto significa que Julio Godoy, quien fue capturado en Bluefields, Nelson Lorío y Balbino Colleman, Scarleth Isabel Salmeron, Gerson Delgadillo, Leonel Armando Araica Robleto, Walter Juárez (excarcelado) y Justo Vicente Reyes Rivas, ya no se encontraban privados de su libertad para este 23 de abril.

CPDH denuncia persecución

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció que el 21 de abril fueron perseguidos por policías de Chinandega, quienes los sacaron con violencia de la propiedad privada donde se encontraban y luego los escoltaron fuera del municipio.

"Desde que salimos del local hasta las afueras del municipio de Chinandega. Prácticamente fue una actividad de la policía, llena de antimotines y oficiales. (Usaron) una gran cantidad de oficiales para evitar que hiciéramos nuestro trabajo como funcionarios (...) solo estábamos haciendo un taller para defensores de derechos humanos", dijo Carla Sequeira, directora de asesoría legal de la CPDH.

Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, relató que desde las ocho de la mañana que llegaron a Chinandega se toparon con el asedio policial y como consecuencia les cancelaron las reservaciones que tenían en un hotel de la ciudad para llevar a cabo su actividad.

"Se pretendía realizar un seminario cuando llegó la Policía a sacarnos del lugar. Nos dijeron: 'salgan no pueden estar aquí'", recordó Cuevas, que agregó: "Lo peor, más allá del actuar de la Policía, es que fuimos rodeados por civiles con una actitud agresiva que estaban grabándonos, que estaban merodeándonos y ya sabemos cómo actúan estos paramilitares".

El funcionario de la CPDH dijo que además de la escolta policial que llevaban, también pudieron identificar motos de civiles y vehículos particulares que se encontraban en la caravana y que se estaban burlando de los miembros de la CPDH. Posteriormente, relató Cuevas, se dieron cuenta que estas personas eran trabajadores del Estado.


PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Vladimir Vásquez

PUBLICIDAD 3D


Dora Maria Tellez: “Ortega is Offering Nicaragua to Putin on a Silver Platter”