Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Imponen una sola cara en los municipios, y todo se decide “a puerta cerrada” en Managua

“Las grandes obras, carreteras, calles, escuelas, se las dan a tal persona”, según orden del FSLN. Hay tiburones y sardinas, dice investigador

Alcaldía

Alejandra Padilla

2 de noviembre 2023

AA
Share

“La autonomía municipal ha sido confinada” en Nicaragua, a menos de un año del establecimiento del control absoluto del Frente Sandinista en los 153 municipios del país, tras la farsa electoral de 2022, afirma el municipalista Silvio Prado, coautor del informe “Municipios nicaragüenses: Entre la subordinación política y el rechazo ciudadano” de la oenegé Red Local, presentado esta semana.

“La investigación arrojó que las decisiones se toman en reuniones a puertas cerradas en Managua y no en los municipios como debería ser”, detalló Prado en entrevista con Esta Noche y CONFIDENCIAL. 


El informe también evidenció la corrupción y rol de los alcaldes, concejales y secretarios políticos afines al partido de Gobierno en el esquema de control político municipal impulsado por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“Son los encargados de ejecutar las órdenes de arriba”, aseguró el investigador, quien también señaló que el FSLN pretende “despolitizar” y desmotivar a la ciudadanía mediante “la privatización de asuntos de interés público” y el cierre masivo de oenegés.

¿Qué ha ocurrido con la autonomía municipal, especialmente aquellos municipios que antes de la farsa electoral de 2022 estaban en manos de alcaldías liberales? 

Está confinada la autonomía municipal, máxime en esos municipios donde antes no gobernaba el Frente Sandinista. Ahora lo que han hecho es que le han puesto un pijama a rayas, en una jaula de hierro. La han metido ahí a la autonomía, de forma tal que los gobiernos no tienen capacidad de tomar decisiones. Lo que antes era una excepción, es decir, que había un Gobierno donde realmente había autonomía, donde había capacidad de tomar decisiones, esa excepción se ha terminado con las elecciones. Lo que hicieron fue uniformar a todos los municipios para que obedecieran a la misma orden dada desde el Gobierno central. Esto significa que las prioridades de los municipios son tomadas en Managua. Los problemas, las necesidades de la población, pasan por el filtro del FSLN. 

¿Es decir, que en los municipios las decisiones y las prioridades no se definen en el Inifom, sino en la Secretaría del Frente Sandinista de la mano con el Gobierno central?

Digamos que ni siquiera en el Inifom. Se deciden en reuniones que ya se tenían antes en la Universidad de Ingeniería (UNI), aunque ahora no sé dónde se realizan. Son reuniones cerradas donde van los alcaldes con los secretarios políticos y algunas veces va el secretario del Consejo Municipal a aceptar las orientaciones que les da alguien del Gobierno central. Antes era Rosario Murillo quien se reunía con los alcaldes o era Fidel Moreno o alguien de la Comisión de Asuntos Municipales del Frente Sandinista. Ahora no sé quién se las da. Lo que hace Inifom y los secretarios es el famoso “control y chequeo”. Es decir, asegurar que se cumplan esas decisiones que se dan en Managua. Por eso vemos que hay obras homogéneas en todo el país: Bulevares, parques, plazas, rotondas, porque la visión de la dictadura, como todo régimen vertical, es tener una sola cara de todos los municipios, pero eso es imposible, porque en 153 lugares del país, son 153 realidades muy diferentes que no se pueden meter dentro de una camisa de fuerza. 

¿Qué rol desempeñan los alcaldes y concejales del Frente Sandinista en este esquema de control político? 

Ejecutan. Ellos llevan a los municipios la orientación y ahí la adecuan a las condiciones de cada municipio. Es decir, pueden variar cositas, pero lo grueso de la orientación va, porque así lo decidió alguien de allá arriba. No sé si es la Rosario Murillo o no. Entonces, tanto unos como otros lo que hacen es arrear las orientaciones que les mandan. No tienen capacidad de decidir, de deliberar. Por eso, como no tienen capacidad de decidir, no tienen capacidad para darle voz a la población.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Hay al menos cuatro alcaldes destituidos en 2023, y aunque no lo hacen público, los desaforan acusándolos de supuestos actos de corrupción. ¿Acaso el FSLN está persiguiendo la corrupción, o son pugnas locales de poder? 

Lo que arrojó el estudio es que hay una red de corrupción brutal. Yo creo que el Frente Sandinista no es ajeno a esta red de corrupción que hay desde la base hasta arriba, porque el mismo lo ha propiciado. Lo que pasa es que algunas veces la corrupción es tanta que se les va de las manos. En el estudio la gente entrevistada dio nombres y apellidos de quiénes son los corruptos en cada municipio, quiénes son esos corruptos que, con empresas consultoras de papel, se están quedando con el pedazo de pastel de las contrataciones públicas. 

¿Qué ha sido de la participación ciudadana y la transparencia de la administración y ejecución de proyectos en los municipios?

La participación ya es una utopía y la transparencia es un mal chiste. Nosotros preguntamos a la población cuánto conocían del Programa de Inversiones Municipales y es el gran desconocido. Nadie sabe qué es, no lo conocen, y es un documento público que antes se conocía en todas partes, porque estaba en la página web de cada alcaldía. Ahora no, ahora es alto secreto. 

El informe señala al menos tres modelos de actuación por parte de las autoridades locales al realizar contrataciones para la construcción y mantenimiento de obras, entre otros servicios. ¿Cuáles son estos patrones?

El primero es de abajo hacia arriba. Son lo que yo llamo “las sardinas”. Son las consultoras de papel que se crean para asignar las obras, los proyectos pequeños. El segundo tiene que ver más con contrataciones que claramente están vinculadas al FSLN a nivel de la localidad, que son proyectos de una partida un poco mayor. Y los grandes, los gruesos, eso se los comen los tiburones, que es el modelo que viene orientado desde Managua, que se dice desde Managua: “Las grandes obras, las carreteras, las calles, las escuelas, se las van a dar a tal persona”. Esos son los que se están quedando con gran parte del pastel. Suponemos que esas empresas le pagan coima al Frente Sandinista a nivel nacional. 

¿Cuál ha sido el impacto social y económico del cierre masivo de oenegé en los municipios?

Nosotros identificamos creo ocho consecuencias del cierre masivo de las oenegés. La más evidente fue la destrucción de las redes de protección social, que beneficiaba sobre todo a las mujeres, quienes fueron las principales afectadas. Los campesinos, pero con mucha diferencia, con el cierre de todos los programas de seguridad alimentaria, de transferencia de la tecnología, etc. Eso se fue, se borró. El otro gran afectado fueron los pueblos indígenas. Hay otros sectores que quedaron muy desprotegidos, como los jóvenes. Todo el tema de las campañas, los programas contra la drogadicción, las conductas de riesgo, como el tema de las pandillas, la trata de personas. O sea, las consecuencias se podrían cuantificar, pero lo primero que nos saltó a nosotros en la investigación es que hay segmentos muy claros con impacto cualitativo, que son los afectados. Esas personas nos decían: “Sentimos una sensación de desesperanza, de desprotección”, porque, aunque el Gobierno a través del MEFCCA, del Ministerio de Economía Familiar, ha querido llenar esos huecos, no lo ha podido hacer, aunque la propaganda haya dicho que iban a poder. Por eso yo digo que son gobiernos incapaces e inútiles, tanto por falta de voluntad como por falta de capacidad. 

¿Cómo ha reaccionado la población ante las arbitrariedades y el control político de las autoridades locales afines al FSLN?

Hay una intención de despolitizar a la población, para que no se meta en nada, que se dedique a sus asuntos privados. Es decir, el FSLN ha tratado de privatizar asuntos públicos. La gente comenta, descalifica lo que pasa por distintas vías que hemos identificado. En algunos casos lo hace en ámbitos muy privados como la familia, amigos de mucha confianza. Otras personas lo hacen en redes sociales y en algunos casos se enfrentan o acuden a concejales y alcaldes a poner las quejas. Es decir, que dentro de la población hay actitudes de resistencia y de rebelarse ante el cierre de los espacios y el intento de ponerles una mordaza. La gente no está dejando, como decimos en nuestro país, que le den atol con el dedo.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Alejandra Padilla

Alejandra Padilla

Periodista y productora audiovisual nicaragüense. Licenciada en Ciencias Políticas. Cofundadora de varias organizaciones de sociedad civil vinculadas a la lucha por los derechos de la comunidad estudiantil en Nicaragua. También se ha desempaño en proyectos de transformación digital para empresas y organizaciones.

PUBLICIDAD 3D