PUBLICIDAD 1M

Denuncian secuestro de monseñor Óscar Escoto, vicario general de la Diócesis de Matagalpa

El líder religioso estuvo cautivo 15 días con el obispo Rolando José Álvarez y luego quedó a cargo de la Diócesis cuyo clero ha sido diezmado

Monseñor Oscar Escoto

Monseñor Óscar Escoto Salgado, vicario general de Matagalpa. Foto: Tomada de redes sociales

22 de diciembre 2023

AA
Share

Monseñor Óscar Escoto Salgado, vicario general de la Diócesis de Matagalpa y párroco de la parroquia Santa María de Guadalupe en Matagalpa, habría sido secuestrado por policías y civiles armados en la noche del jueves 21 de diciembre.

El secuestro de monseñor Escoto sucede dos días después del secuestro del obispo de la Diócesis de Siuna, monseñor Isidoro del Carmen Mora Ortega y los seminaristas Alester Sáenz Centeno y Tony Palacios.


Monseñor Óscar Escoto, quien es además el director general del Colegio Diocesano San Luis Gonzaga, estuvo 15 días cautivo —entre el 4 y el 19 de agosto de 2022— con monseñor Rolando José Álvarez Lagos y otros sacerdotes y laicos, en la Residencia Episcopal de Matagalpa. Fue el único del grupo que quedó en libertad.

En un comunicado que emitió el 19 de agosto de 2022, la Policía dijo que en la Residencia Episcopal de Matagalpa permanecía, “en carácter de Autoridad Eclesial y sin ninguna restricción policial o de movilidad”, el vicario general de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Escoto Salgado.

En tanto, monseñor Álvarez fue forzado a un encierro en su casa en Managua, mientras que tres sacerdotes, un diácono, dos seminaristas y un reportero gráfico fueron llevados a El Chipote. Todos, menos el obispo, fueron procesados; en enero de 2023 fueron sentenciados y el 9 de febrero el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo los desterró a Estados Unidos. El obispo fue traslado ese día a La Modelo y un día después fue condenado, sin juicio, a 26 años y 4 meses de cárcel.

Monseñor Óscar Escoto quedó a cargo de algunos servicios propios del episcopado que le permitía el cargo de vicario general, incluyendo la administración del sacramento de la Confirmación en las 28 parroquias de la Diócesis, cuyo clero ha sido diezmado por el exilio forzado, el destierro y la cárcel.

Con el secuestro de monseñor Mora, el 20 de diciembre, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) queda con solo seis obispos en funciones en las nueve Diócesis de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua, y dos de estos deben renunciar pronto por razones de edad.

El presidente de la CEN y obispo de la Diócesis de Jinotega, monseñor Carlos Enrique Herrera Gutiérrez, celebró su cumpleaños 75 este jueves 21 de diciembre. Quedan menos de tres meses para que el cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, arzobispo de Managua y exobispo de Matagalpa, presente su renuncia al cumplir 75 años.

Monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, obispo de León, tiene 58 años; monseñor Jorge Solórzano Pérez, obispo de Granada, tiene 62; Monseñor Francisco José Tigerino Dávila, obispo de Bluefields, tiene 60 años; y monseñor Marcial Humberto Guzmán Saballos, obispo de Juigalpa, tiene 58.

En tanto, los obispos Álvarez y Mora tienen 57 y 53 años, respectivamente.

*Texto publicado originalmente por Mosaico CSI

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Mosaico CSI

Medio de comunicación digital local independiente, con noticias, reportajes y perfiles sobre los departamentos de Matagalpa y Jinotega. Su labor ha sido reconocida con varios premios locales y nacionales a la excelencia periodística, entre ellos el Premio Nacional de Comunicación para los Derechos de la Niñez y Adolescencia, y el Premio Nacional María José Bravo.

PUBLICIDAD 3D