PUBLICIDAD 1M

Cierre de consulados genera más gastos a nicaragüenses en EE. UU.

Dictadura no ha informado si todas o solo algunas gestiones se harán de forma presencial en los consulados restantes en Washington, Nueva York y Miami

4 de febrero 2024

AA
Share

Un aviso escueto es lo único que ha dado la dictadura orteguista sobre el cierre de consulados nicaragüenses en Estados Unidos. En el papel, pegado a las puertas de las oficinas diplomáticas en Los Ángeles, California, y Houston, Texas, las autoridades solamente indican que para “trámites” deben “dirigirse” a las sedes en Miami, Nueva York o Washington.

No dan ni un teléfono, dirección o correo electrónico, ni explican si se podrán realizar algunas gestiones vía telefónica o virtual, lo cual significa que, para cualquier trámite, los migrantes deberán movilizarse a esas tres ciudades, acarreando más gastos para los nicaragüenses.


Representantes de nicaragüenses en Estados Unidos valoran que la falta de ese tipo de información demuestra el “desprecio” de la dictadura hacia los migrantes nicas en ese país, que generan más del 80% de las remesas familiares, unos 3504.5 millones de dólares de los 4239.8 millones de dólares registrados hasta noviembre de 2023, según datos oficiales.

Para Damaris Rostrán, integrante de la Mesa de Trabajo New York y New Jersey de la diáspora nicaragüense, la dictadura no solo ha dejado “huérfanos” a los ciudadanos que emigraron en los últimos años, sino que también a los que tienen lustros o décadas en Estados Unidos.

Se calcula que desde hace cinco años han llegado unos 400 000 nicaragüenses a EE. UU., quienes se han sumado a los otros 400 000 que ya vivían en ese país desde antes de 2018.

De acuerdo con Rostrán, los migrantes se acercan a los consulados cuando no pueden viajar a Nicaragua —para hacer alguna gestión— por temas de trabajo, situación migratoria, costos de transporte o porque “la dictadura decide no dejarlos entrar”.

La clausura de los consulados en Los Ángeles y Houston se conoció el 19 de enero de 2024, un día después ocurrió lo mismo con la sede diplomática en Tapachula, México. Para la misma fecha se oficializó el cierre del consulado en Nueva Orleans, Louisiana, que —según medios de prensa nicaragüenses— tenía meses de no funcionar.

Imagen del aviso de cierre en el consulado nicaragüense en Los Ángeles, California. Foto: Tomada de redes sociales

Gastos en boletos de avión, hospedaje y alimentos

Con estos cierres, los únicos consulados nicaragüenses en Estados Unidos están en Miami, Nueva York o Washington, todos en la costa este. Tal situación representará un gasto para los migrantes que están en la costa oeste o en el centro del territorio estadounidense, ya que deberán movilizarse a cualquiera de estas tres ciudades para realizar algún trámite.

Rostrán detalló que los nicaragüenses deberán invertir en boletos de avión, hospedaje, alimentación y transporte en las ciudades. Además, perderán horas de trabajo remuneradas.

Un boleto de avión desde Los Ángeles —la segunda ciudad con más nicaragüenses— hasta Miami cuesta entre 200 y 400 dólares, ida y vuelta, según las agencias de viajes en internet. El precio varía de acuerdo con las escalas, los horarios y los días de vuelo.

“Para sacar un acta de nacimiento podrías gastarte entre 1000, 1500 o 2000 dólares, dependiendo del día que viajés. Por ejemplo, si viajas durante la semana puede ser que el costo del avión sea más barato, lo mismo que el costo del hotel”, explicó la nicaragüense. 

Destacó que los costos dependerán del tiempo que tarda el consulado en realizar la gestión, ya que a “mayor tiempo”, más dinero se gasta en hospedaje, transporte y alimentación.

Harold Rocha, experto en Derecho Internacional y miembro de la diáspora nicaragüense en Estados Unidos, subrayó que para evitar estos gastos para los nicaragüenses, los consulados restantes deberán adoptar procedimientos similares a los que estuvieron vigentes durante la pandemia de covid-19, cuando “muchos otros países permitieron entrevistas por videoconferencia y trámites por correo o mensajería”.

Dijo que este cambio tiene que ser informado por el Ministerio de Relaciones Exteriores o las embajadas de Nicaragua en EE. UU. y México. Pero hasta el momento no ha habido ningún comunicado, ni ha sido mencionado en las intervenciones diarias de la vicepresidenta, Rosario Murillo.

Funciones de los consulados

El experto en Derecho Internacional indicó que los consulados de Nicaragua tienen una “función bastante amplia”, aunque se “centra en la atención y el apoyo a  las personas naturales y jurídicas que ostenten la nacionalidad”. 

Las funciones de los consulados están establecidas por la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, ratificada por Nicaragua el 31 de octubre de 1975.

Según Rocha, entre las principales funciones de los consulados están:

  • Emitir pasaportes y documentos de viaje.
  • Emitir documentos oficiales, ya sean de identificación o de otra índole, como actas de nacimiento.
  • Emitir visas a los ciudadanos extranjeros que las requieran para ingresar a Nicaragua.
  • Ejercer funciones notariales.
  • Velar por los intereses de menores de edad que se encuentren en el territorio de su circunscripción, así como por los intereses sucesorios de quienes fallezcan.
  • Repatriar los cuerpos de los nicaragüenses fallecidos en su circunscripción.
  • Acompañar a los nicaragüenses en tribunales o ante las autoridades, o bien adoptar medidas para su representación legal.
  • Fortalecer lazos culturales, comerciales, económicos y científicos entre los ciudadanos nicaragüenses y los de su circunscripción.

Migrantes detenidos, principales afectados

Rocha aclaró que hay ciertas funciones del consulado que requieren atención personal, sobre todo entre los nicaragüenses que “pasan por procesos de detención migratoria”.

“Las autoridades de EE. UU. y México —ya sean federales, estatales, municipales o administrativas— tienen la obligación de informar a las autoridades nicaragüenses, acreditadas en el país, la detención o hecho relevante —accidente o fallecimiento— de un ciudadano, y permitirle, si procede, que se ponga en contacto con la sede correspondiente para solicitar apoyo y protección”, explicó el experto. 

“También es habitual —continuó— que las autoridades migratorias pidan la colaboración del consulado para verificar la identidad y nacionalidad de esos ciudadanos y, en caso de deportación o repatriación, solicitar la emisión de documento de viaje”.

“Es en estas funciones donde el cierre de estas sedes consulares se notará más, pues los consulados que continuarán abiertos están geográficamente distantes de la frontera entre EE. UU. y México. Por tanto, las probabilidades de que un nicaragüense reciba la visita de un oficial consular son menores”, advirtió el abogado.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D


Con la migración masiva se reduce la demanda en zonas cafetaleras del norte del país


La guerra en Ucrania cumple dos años con Rusia a la ofensiva