PUBLICIDAD 1M

Transacciones a corto plazo marcan actividad bursátil en Nicaragua

En comparación con un 2020 deprimido, la Bolsa de Valores en Nicaragua crece 616% entre incertidumbre, y altas tasas de interés

Bolsas de valores del Sudeste Asiático. Imagen con fines únicamente ilustrativos. // Foto: EFE/EPA/Bagus Indahono/Archivo

6 de julio 2021

AA
Share

El pasado jueves 24 de junio, la Bolsa de Valores de Nicaragua reportó cero transacciones en un día. A pesar del drama que eso significa para cualquier empresa, pues la Bolsa es una empresa privada, los expertos en el tema ya no se asustan.

“A nadie le gusta que pase algo como esto, pero tampoco nos sorprende. De hecho, ha pasado varias veces en el transcurso de este año”, dijo un analista bursátil que accedió a hablar con CONFIDENCIAL a condición de mantener su nombre en el anonimato. El dato, sin embargo, parece un completo contrasentido, al confirmar que hay rendimientos en dólares que superan el 10% anual.


Los datos publicados por la Bolsa de Valores de Nicaragua en su sitio web, muestran que el 24 de junio fue el tercer día en ceros en solo una semana. También se había reportado el mismo resultado el lunes 21 de junio, y el martes 22. Irónicamente, eso no significa que el negocio se esté yendo a pique, ni mucho menos, pues para finales de junio la actividad muestra un crecimiento de 616.3% en solo los cinco primeros meses del año.

Entre enero y mayo de 2020, el negocio, afectado por la crisis sociopolítica de 2018 y la crisis sanitaria global por la covid-19, acumuló transacciones por 5158 millones de córdobas, aunque acabaría cerrando en 35 833 millones a lo largo de todo ese año.

Al cierre de mayo de 2021, los montos transados superan los 31 790 millones de córdobas, por lo que (casi) no hay duda de que la Bolsa debería duplicar su desempeño del año precedente, aunque siempre salta la duda de cómo puede ser eso posible, con resultados como el de la semana pasada, con tres días en blanco, y dos operaciones (miércoles 23 y viernes 25), que sumaron 56.4 millones de córdobas.

“La mayor parte del volumen que ves este año, está concentrado en instrumentos del BCN (Banco Central de Nicaragua) y bonos del Ministerio de Hacienda (MHCP), y si ves que los montos y los porcentajes han crecido, es porque los estás comparando con el desplome sufrido en el 2020”, aclaró el experto.

Tres días en cero

La mayoría de las transacciones que se están viendo en 2021 es en instrumentos de corto plazo, un hecho generalmente asociado a la inseguridad que experimentan los inversionistas. Más cuando arrestan a un banquero.

La información disponible en el sitio web del BCN, muestra que, aunque sigue efectuando subastas diarias por centenares de millones de córdobas (la de este lunes 28 de junio sumó 1220 millones de córdobas), se trata de operaciones en su mayoría a uno, tres o siete días de plazo, reafirmando la posición de que los capitales están siendo mucho muy cautelosos.

La explicación a ese comportamiento es que la crisis política afecta a los inversionistas, pero también afecta a los emisores, cuyo número se redujo a siete en 2021 (cinco bancos, una empresa de microfinanzas, y una comercializadora), un número menor al observado en 2017, cuando había otras cinco financieras colocando deuda.

No hay una razón única para explicar que los emisores hayan dejado atrás las ventajas de buscar recursos en la actividad bursátil, pero se menciona que “simplemente no estaban teniendo tan buenos resultados como se recomienda para estar en la bolsa; redujeron operaciones, o buscaron nuevas fuentes de financiamiento, en especial después que en 2019, se hizo más difícil captar recursos, porque la bolsa también sufrió una corrida, igual que la banca”, dijo el experto.

Los rendimientos de hasta 10.5% que pagan algunos instrumentos en dólares, y de 12.7% en que está fijada parte de la deuda de Hacienda, explican, por una parte, la salida de algunos emisores que sentían que terminarían pagando más a un inversionista que a un banco, a la vez que dinamitaron el mercado, al abrir el apetito de los capitales, propiciando mayores captaciones.

En comparación, el mercado estadounidense paga tasas en torno al 1% anual, aunque, una vez más, esa diferencia no sorprende a los expertos. “Para un país como Nicaragua, con nuestro nivel de riesgo, esa es la tasa normal”, sentenció.

De forma adicional, hizo notar que “BAC Valores suspendió operaciones en 2020. Si te fijás, su nombre ya no aparece en la lista de puestos de bolsa autorizados que publica la Bolsa de Valores de Nicaragua”.


PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Iván Olivares

Periodista nicaragüense, exiliado en Costa Rica. Durante más de veinte años se ha desempeñado en CONFIDENCIAL como periodista de Economía. Antes trabajó en el semanario La Crónica, el diario La Prensa y El Nuevo Diario. Además, ha publicado en el Diario de Hoy, de El Salvador. Ha ganado en dos ocasiones el Premio a la Excelencia en Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en Nicaragua.

PUBLICIDAD 3D


Dora Maria Tellez: “Ortega is Offering Nicaragua to Putin on a Silver Platter”