Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

“Campañas turísticas” del régimen no atraen visitantes a Nicaragua

Las campañas de promoción del Intur se limitan a pequeños eventos esporádicos, critican empresarios y exdirectivos del sector turístico

turismo Nicaragua

La participación de Nicaragua en ferias internacionales de turismo es cada vez menor y sin la participación de la empresa privada. Foto: Tomada del Intur

Redacción Confidencial

16 de agosto 2023

AA
Share

Las “campañas turísticas” que realiza el régimen de Daniel Ortega en Estados Unidos, Canadá, Italia, China, y otros países, no sirven para atraer turistas a Nicaragua, porque la mayoría son solamente “pequeños eventos y reuniones”, afirman empresarios y exdirectivos del sector turístico, que lamentan que el país ha dejado de ser atractivo a nivel internacional. El turismo nicaragüense vive sus horas más bajas desde 2018, como consecuencia de la represión orteguista, la crisis sociopolítica y económica y la pandemia de covid-19. 

El Gobierno espera la llegada de 1.82 millones de turistas para este 2023, pero los viajeros siguen sin llegar a Nicaragua, porque los boletos continúan caros, existe temor por el estado policial de facto y la negativa de ingreso a decenas de nicaragüenses y extranjeros sin explicación alguna. 


Para Manuel, propietario de una touroperadora de Granada, la llegada de turistas no se ha recuperado “porque no hay campañas de promoción". Además lamentó que "los empresarios cada vez somos menos”. 

“Llegan menos turistas internacionales, porque no conocen sobre el destino. Es como si nos quedamos atrapados en el tiempo y ya la gente no sabe nada sobre Nicaragua”, apunta.

El  expresidente de la Asociación Nicaragüense de Tour Operadores (ANTUR), Alfredo Gutiérrez, explica que la industria hotelera no se ha podido reponer a los niveles que tenía antes de 2018. “En ese entonces la ocupación de habitaciones de hoteles era de un 70% a 73% y actualmente anda entre 40% y 42%”, señala el empresario de esa organización, cuya personería jurídica fue cancelada por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. 

“Están llegando extranjeros, pero fundamentalmente los que hacen turismo de playa, pero tampoco a los niveles de antes”, expresa el también expropietario de Gutiérrez Tours, que tuvo que cerrar tras las protestas de 2018.

Llaman campañas turísticas a reuniones

El 28 de julio, en Washington (Estados Unidos), el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) presentó la nueva campaña “Nicaragua... Fascinante, irresistible” a más de 40 personas. 

En una nota de prensa informaron que la responsable de la Dirección de Promoción y Mercadeo, Ana Carolina García, presentó 12 rutas turísticas y seis "ciudades creativas" del país.

Una fuente que fue parte de la directiva de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) asegura que estos eventos organizados por el Intur y el régimen de Daniel Ortega “no son una campaña, simplemente son una reunión de presentación”. 

“No se sabe cuántas de esas personas eran amigos, invitados, funcionarios, agencias, periodistas especializados, pero lo que se necesita es mucho más que esos pequeños eventos esporádicos”, cuestionó.

Agregó que actualmente los empresarios que siguen operando “están haciendo muchos esfuerzos para mantener sus empresas a flote”. 

“Ha mejorado la llegada de turistas, pero el fuerte sigue siendo el turismo nacional. La actividad turística no logra recuperarse porque los boletos aéreos siguen caros, las frecuencias no son las mismas de 2018 y no se está promoviendo el destino a nivel internacional”, lamentó. 

Por su parte, Gutiérrez, quién además fue tesorero de Canatur, refiere que –antes de 2018– en las ferias turísticas participaban alrededor de 27 touroperadoras “porque las que amarran contratos son esas empresas, no el Gobierno”. 

CONFIDENCIAL conoció que a los eventos turísticos organizados por el régimen en el exterior ahora solamente los acompañan dos empresas turísticas, ligadas a funcionarios públicos y cercanos a la dictadura. 

Las empresas del sector turístico están entre las principales perjudicadas con la reducción a cero de la tasa de deslizamiento del córdoba con respecto al dólar estadounidense, que quedará en 36 córdobas con 62 centavos a partir del 1 enero de 2024.

Una característica de estas empresas es que captan muchos dólares, pero también que tienen muchas obligaciones y deudas en esa moneda, con la excepción de los salarios de su personal --incluidas las prestaciones sociales-- que está establecido en córdobas, por lo que la tasa de devaluación (que en 2019 era del 5%), les ayudaba a cubrir sus nóminas salariales con menos dólares.

Régimen promueve turismo interno

A finales de enero de 2023 el Intur anunció que “aprovechando la reanudación de vuelos aéreos al país” habían planificado “más de 40 viajes de prensa y familiarización con revistas especializadas, blogueros y empresarios de la industria turística internacional, para que conozcan las bondades y destinos del país, que vivan las experiencias y escriban sobre las mismas”. 

Asimismo, informó que participarían en “24 ferias internacionales en varios países de Europa, Asia y América”. También indicaron que harían “alianzas con líneas aéreas” para buscar promocionar al país “en revistas impresas y audiovisuales”. 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

“De esto se ha visto muy poco”, detalla Rogelio, un empresario del sector turístico, quien menciona que por ahora “lo más importante para los negocios es mantener las operaciones”. 

“Lo hacemos captando a los turistas nacionales o al poco turismo internacional que llega a Nicaragua, seguimos en una etapa de sobrevivencia y no de crecimiento”, explica. 

Gutiérrez, expresidente de ANTUR, asegura que la promoción del Intur se ha limitado a ferias y actividades turísticas en el territorio nicaragüense. 

“Eso tiene su lógica, porque con la cantidad de remesas que reciben las familias en Nicaragua, estamos hablando de un circulante importante, sobre todo en el sector restaurantero y en vacaciones el sector hotelero”, expresa. 

Para la fuente empresarial de Canatur, esas cifras no logran superar al turismo internacional que recibía Nicaragua antes de 2018. Además, insiste en que “hay que tener cuidado en creer ciegamente en las cifras que presenta el Gobierno”. 

En junio, el Banco Central de Nicaragua (BCN) hizo público el “Informe de resultados de la Cuenta Satélite de Turismo de Nicaragua en 2022” que refleja que la producción considerada de uso turístico fue de 47 868 millones de córdobas, lo que representa un aumento de 49.1% respecto al nivel registrado en 2021, cuando se percibieron 32 099.3 millones de córdobas.

Represión también afecta a turistas

A finales de mayo, unos 100 turistas de Costa Rica, que participarían en una convención del Club de Leones en Nicaragua, fueron retenidos por más de tres horas en el puesto fronterizo de Peñas Blancas. Finalmente les informaron que no podían ingresar al país por motivos de seguridad. 

“Desde hace cuatro meses organizamos en Costa Rica este grupo para ir a Nicaragua de paseo y, a su vez, participar de una convención centroamericana del Club de Leones, la convención se suspendió, pero igual decidimos ir porque todo lo teníamos pagado, una inversión de más de 45 000 dólares de todo el grupo, luego de una gran cantidad de consultas nos rechazaron el ingreso”, explicó a Teletica, Marco Gómez, turista rechazado por Nicaragua.

A juicio de Manuel, como propietario de una touroperadora de Granada, este tipo de medidas “solo hacen que la gente no quiera venir al país”. 

“Las personas tienen miedo, al menos los centroamericanos, sienten temor de venir al país. Tenemos muchas consultas y preguntas, pero luego desisten de venir a Nicaragua”, lamenta. 

Los empresarios turísticos coinciden en que la mayoría de turistas de Centroamérica conoce “un poco mejor” la situación de Nicaragua. Al contrario de algunos europeos o estadounidenses “que no se informan tanto” sobre la represión. Sin embargo, apuntan que la falta de llegada de visitantes es porque “Nicaragua desapareció del mapa de prioridades, por falta de vuelos y sus elevados precios, además por una nula promoción”. 

También, porque las políticas represivas han afectado la imagen que tienen los turistas, como cuando el 25 de enero anunciaron que los viajeros ya no podrían ingresar al territorio nicaragüense con cámaras fotográficas o cinematográficas de televisión, digitales o videocámaras sin contar con un aval de la Cinemateca Nacional. Asimismo, prohibían el ingreso al territorio nacional de binoculares de visión nocturna. Dos días después se retractaron sobre la medida que espantaba la llegada de turistas. 

La creación de estas medidas surgió luego que un equipo periodístico de TV Azteca, coordinado por el periodista mexicano Otoniel Martínez, estuvo en Nicaragua durante dos semanas —en julio de 2022— documentando la vida cotidiana de los nicaragüenses a pesar del estado de sitio policial. El comunicador y otros dos colegas ingresaron a Nicaragua, desde Costa Rica, como turistas, para burlar el control que mantiene la dictadura sobre los periodistas nacionales y extranjeros.

Esperan turistas sin anular estado policial

El régimen Ortega-Murillo pretende que el sector turístico de Nicaragua recupere las cifras históricas, previas a la crisis sociopolítica de 2018 y a la pandemia de covid-19, con una meta de 1.82 millones de turistas para este año, pese a que entre 2018 y 2022 recibió apenas un promedio de 475 000 turistas anuales y mantiene el estado policial de facto desde septiembre de 2018.

Un reportaje de CONFIDENCIAL, publicado en enero, reveló cómo propietarios de negocios turísticos han percibido que persiste el temor y testimonios negativos de visitantes ante las violaciones de derechos humanos, inseguridad física y restricciones derivadas del estado policial de facto impuesto por el régimen. 

Un economista consultado en el reportaje valoró que el Gobierno está “sobredimensionando” los niveles de visitas de turistas con el objetivo de “crear una especie de estabilidad” y de recuperación de Nicaragua. Su estimación es que solamente cerca de un millón de turistas vengan en este 2023.

Según datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), en 2018 el país recibió 1.3 millones de visitantes y los años siguientes terminó de irse a pique. En 2020, cuando inició la pandemia, apenas hubo 449 000 visitas y en 2021 solamente 312 000 turistas llegaron al país. Esta última cifra representó un descenso de 83.2% respecto a 2017. Sin embargo, el BCN indicó que en 2022 llegaron 932 000 turistas a Nicaragua. 

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D