Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Recetas para cuando la vida te hace comer mi€rd4: las estrellas de la noche

Si la luz no se apaga, si no transitamos la noche despiertos, no vamos a ver algunos detalles de la vida… Aquí te comparto algunos

Foto: Agencias | Niú

Plata con Plática

2 de noviembre 2022

AA
Share

¿Te da miedo la oscuridad? A mí también me solía pasar… es bastante común. Quizás porque nuestro sentido de la vista pierde efectividad y nos sentimos vulnerables, o puede que, según algunos psicólogos, tengamos un trauma. Por ej: nos dejaron a oscuras como castigo cuando éramos niños.

Puede ser también, que fomentado por las películas de “terror”, tengamos miedo de encontrar un fantasma, monstruo o algo parecido. Si, estos son los miedos de un niño, pero aceptémoslo, algunos de estos temores, considerados irracionales, nos acompañan hasta hoy.


El símbolo de la oscuridad no siempre tiene una relación negativa, una sombra de un árbol es agradable, el misterio es relacionado con lo oscuro, una noche tranquila, es un momento delicioso si queremos dormir, o si estamos acampando, un cielo estrellado, es sobrecogedor…las luces de navidad se ven hermosas cuando el sol se oculta, en fin, no tener luz puede ser un regalo maravilloso.

Pero la oscuridad más aterradora, no es la provocada por falta de luz, esa es remediable rápidamente, sino la interior, esa que atravesamos cuando estamos a prueba, cuando nos sentimos cansados o sobrepasados, en el camino de buscar y lograr algo, no importa si es material, familiar, espiritual, etc.

Así como a los niños los asustan fantasmas, a los «grandes» los fantasmas los proyecta nuestro ego, el valor que le damos a la posición, o lo material, ideas que pone en nosotros el mundo circundante, que son más pesadas si nos conocemos poco y no somos capaces de ver hacia el fondo de nuestra inmensidad interior.

Te quiero presentar una metáfora importante. La luz encendida de un salón, nos permite ver sus detalles, pero si la apagamos, no vemos nada, los ojos se tienen que adaptar, poco a poco las pupilas se dilatan y podemos comenzar a ver y luego… con un cerillo o una pequeña luz nos vamos a sentir “iluminados”. Esta fue la idea que me invitó a compartir mis reflexiones en este artículo, si la luz no se apaga, si no transitamos la noche despiertos, no vamos a ver algunos detalles de la vida… Aquí te comparto algunos:

1. Diosidencias: corazonadas, sucesos “mágicos” sincronías que confluyen y ponen en nuestro camino, de forma misteriosa, soluciones, respuestas… en la forma de un mensaje de la radio que te habla, un comentario azaroso, una nota dejada sobre el escritorio, un desconocido que se te acerca y te dice algo, una canción que te habla y conmueve, un poema que susurra justo lo que necesitabas escuchar y estaba en un libro que “siempre estuvo ahí”, una llamada que no esperabas, etc.

2. Ayudas inesperadas: cuando estamos pasando un mal momento, es posible que no encontremos ayuda en nuestros amigos o familia, a veces, las dificultades traen una nueva amistad, un ángel, real o soñado, un compañero de trabajo, vecino, taxista, empleado(a) etc. Es una experiencia muy alentadora, que tiene infinidad de ejemplos… historias que se graban en el corazón.

3. Amigos o familiares: que se involucran para ayudarte y generan un nuevo nivel de intimidad contigo, que transforma tu entorno y te ayuda a encontrar una respuesta. Yo tengo una “pizarra mental” con fotos y recuerdos de los que yo llamo “mis inmortales”, personas que me dieron la mano en un momento duro, que me demostraron estar. Para estas personas, mantengo una ceremonia, íntima…. ellos no lo saben. Con un primo que quiero profundamente, tenemos un día de “sacrosanto ritual” en el que nos actualizamos y tomamos unos tragos.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

4. Pequeños detalles de la vida: como la comida o cama. Si los llegás a perder por alguna razón complicada de conversar, son grandes lecciones. El hambre, ya sea porque haces ayuno intermitente o por la fuerza de tener que ahorrar, luego te hace valorar la comida, lo rico que es comerte lo que te guste, no importa si es un buen maduro o un bistec de carne, lo que importa es esa re-valoración.

5. La compasión: mi definición favorita es la que da Brené Brown en su libro “El poder de la vulnerabilidad” que cito aquí textualmente “conocer nuestra oscuridad lo suficiente, para poder sentarnos en la oscuridad con otros, donde no hay otra relación entre el herido y el sanado que la de iguales.” En una situación difícil nadie nos busca para ser corregidos, sino comprendidos. Sentirse comprendido, sin juicio, es un regalo inolvidable.

Una última reflexión. El camino de la noche del alma, no se vive solo, no somos los únicos o los primeros que lo estamos viviendo y menos los últimos. Es un tema común en el viaje del héroe.. es en la oscuridad, donde se encuentran las armas, para salir a combatir cuando aparezca la luz. Hay muchos ejemplos de esto, el vientre de la ballena, el hades de los griegos o el mundo mágico de Alicia; así que no caigás en la trampa de aislarte, de victimizarte. Los demás, están siempre ahí, aunque no los veás. Tené paciencia. Cuando atardece las estrellas van apareciendo lentamente, cuando el sol paulatinamente abandona el cielo…

Tu estado mental es crucial, ¿estás viviendo un problema… o una prueba? El estado mental es distinto pues una prueba se vive heroicamente, un problema se sufre. Si la cerveza te gusta, aceptémoslo, en algún momento fue amarga y fea, podemos aprender a querer a una nueva amiga, la oscuridad, tomarla de la mano como una amiga incomprendida y agradecerle sus lecciones, permitirle que nos muestre sus estrellas, tomarlas y llevarlas a nuestro corazón, heroicamente.

Dice Brandon Web en su libro sobre el miedo: “hay que tener confianza en el abismo”, aún en el momento más oscuro, una pequeña luz va a aparecer, pero para aprender esta lección, debemos tener el coraje de atrevernos a vivir la experiencia.

«Los árboles más fuertes tienen sus raíces en los lugares más oscuros de la tierra.»

George R. R. Martin.

*Este artículo fue publicado originalmente en: Plata con Plática

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Plata con Plática

Plata con Plática

Plata con Plática es el primer blog de Finanzas Personales en Nicaragua, fundado por Elaine Miranda, financiera, y también co-host de Ajá Contame Más.

PUBLICIDAD 3D