Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Diez mujeres permanecen como presas políticas de la dictadura de Daniel Ortega

El hermetismo prevalece en todas las acusaciones y juicios contra las presas políticas. Muchas no han podido ser vistas por sus familiares

mujeres presas políticas

Foto: Katherine Estrada | Confidencial

Redacción Confidencial

9 de julio 2023

AA
Share

Diez mujeres nicaragüenses siguen encarceladas por la dictadura de Daniel Ortega. La mayoría de ellas fueron capturadas en el contexto del quinto aniversario de la Rebelión Cívica. Los casos son tan diferentes, que van desde el caso de Anielka Garcia, apresada por imprimir un diseño de un guardabarranco en una camiseta, Olesia Muñoz, detenida por servir en la iglesia o Martha Centeno apresada supuestamente por querer distribuir pegatinas sobre monseñor Rolando Álvarez.  

Todas ellas permanecen en la cárcel La Esperanza. Según algunas fuentes consultadas, el total de mujeres detenidas son doce y están distribuidas de tres en tres. Sin embargo, el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas registra diez, de las cuales, cuatro permanecen en anonimato por el temor de sus familiares a que sufran represalias. 


En total, el régimen orteguista mantiene más de 50 reos de conciencia bajo diferentes medidas cautelares como casa por cárcel y prisión preventiva. CONFIDENCIAL intentó buscar las historias de todas las mujeres, pero fue imposible debido al nivel de terror que impera en Nicaragua. En todos los casos las fuentes cercanas a sus familias hablaron en anonimato. 

Anielka Lucía García Zapata (27 años)

La joven Anielka Lucía García Zapata, originaria de Chichigalpa, Chinandega, estudió Marketing en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León). Utilizó sus ahorros para comprar máquinas especializadas en la impresión de diseños en gorras, tazas y camisetas. Con 27 años, García, era dueña de su propio negocio y utilizaba las redes sociales para promocionar sus servicios. Uno de los trabajos encargados fue una camiseta azul y blanco, con un guardabarranco en el centro, acompañado de la leyenda “Abril Vive”, “Viva Nicaragua Libre”, señaló una fuente cercana a la universitaria. 

Todo hace indicar que a García Zapata la denunciaron por la serigrafía de esa camiseta, cuyo mensaje corresponde con el grito de libertad, enarbolado en las protestas cívicas de 2018, y que en abril pasado cumplieron cinco años, indica la fuente. La noche del 4 de abril de 2023, un operativo de antimotines y policías manga celeste rodearon el negocio de la joven, ingresaron sin orden judicial y se llevaron todas las máquinas, impresoras, computadoras, fotocopiadora, artículos promocionales y todo lo que encontraron a su paso. A Anielka y a su hijo de siete años los subieron a una patrulla policial. Dejaron al menor en la casa de un familiar y a ella la apresaron. 

Anielka es madre soltera y lo que más le duele son sus dos hijos, de ocho años y 16 meses. A su bebé aún lo amamantaba. La fuente asegura que desconoce cuáles son los delitos que le imputan. Lo único que tienen claro es que todo empezó por la camiseta azul y blanco, que era un encargo privado y no una producción masiva. La presa política fue trasladada del Distrito III de la Policía a la cárcel, La Esperanza, en Tipitapa. 

Brenda Lee Baldelomar Alemán (48 años)

Brenda Lee Baldelomar se declaró abiertamente opositora al régimen orteguista. Utilizaba sus redes sociales para denunciar las violaciones de derechos humanos cometidas por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, mientras atendía un negocio de comida rápida y ropa, que tras su detención, quedaron abandonados, aseguró su hijo, Hants Baldelomar. 

La ahora presa política perteneció al Partido Liberal Constitucionalista (PLC), pero se alejó por discrepar con las autoridades nacionales por favorecer al Frente Sandinista y no ejercer una verdadera oposición. No dudó en involucrarse en la rebelión cívica de 2018, acompañando a los familiares de las víctimas mortales y marchando en las calles en demanda de una transformación política. 

“Mi mamá es una mujer de convicciones y viene luchando contra la dictadura sandinista”, expresa su hijo desde Estados Unidos. Elevar su voz la colocó en la mira del régimen, que empezó a asediarla. Vivir con patrullas policiales en torno al hogar “es una tortura psicológica, no se puede dormir, ni comer, ni respirar tranquilo”, recuerda su hijo. 

Por estos antecedentes, Baldelomar estaba consciente del riesgo de ser apresada. Y eso ocurrió el pasado 17 de abril de 2023, cuando una patrulla la interceptó a dos cuadras de su casa, en Chinandega y se la llevó. 

Desde entonces, Baldelomar, el mayor de tres hermanos, no ha dejado de demandar la libertad de su madre, a quien ninguno de sus familiares ha visto desde abril. En un expediente judicial se indica que Baldelomar fue condenada, pero no se conocen por cuáles delitos. Su hijo señala que no saben nada sobre su estatus judicial y lo único confirmado es que se encuentra en La Esperanza. 

Nelly Griselda López Garcia (41 años): 

Nelly Griselda López García viajaba todos los días desde Monimbó, Masaya, hasta el Mercado Oriental, en Managua, donde hacía cuatro meses -previo a su arresto- había iniciado a trabajar como dependiente en una tienda de ropa. La oportunidad  laboral apareció después de una búsqueda infructuosa en diferentes zonas francas, donde aspiraba que la admitieran fácilmente porque es costurera. Sin embargo, no pasó. 

El 15 de abril de 2023, al menos tres patrullas policiales, con antimotines y policías manga celeste llegaron a la casa de López, en el barrio Monimbó, Masaya.  Preguntaron por ella y su esposo, Eddy Castillo. Los policías revisaron toda la casa y se llevaron al matrimonio ante la impotencia de la madre de Nelly, de 76 años y sus dos hijas menores de edad. Tras unos cinco días de búsqueda incesante en diferentes estaciones policiales, incluida la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), El Chipote, las autoridades les confirmaron a sus hijas que se encontraban en el Distrito III de la Policía.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

López es integrante de la Asociación Madres de Abril (AMA). Como tía de Erick Antonio Jiménez, desde su asesinato, en la operación limpieza, el 17 de julio de 2018 en Monimbó, ha demandado justicia. Eso provocó el constante asedio policial en una zona regularmente vigilada. El 9 de junio el esposo de Nelly fue trasladado al Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, conocido como La Modelo y ella a la cárcel La Esperanza. 

Desde abril su familia no la ha visto. La semana pasada apenas permitieron el ingreso de algunas cosas al penal, sostuvo una fuente cercana a la pareja. Su mamá, de 76 años, consultó a los custodios sobre las visitas, pero respondieron que “para nada tienen visita”. Su situación legal tampoco es conocida y se cree que los están procesando por los delitos de “menoscabo a la integridad nacional” y “propagación de noticias falsas”, indicó la fuente cercana a su familia. 

Olesia Múñoz Pavón (51 años)

Olesia Múñoz Pavón salió de prisión en 2019, beneficiada por la Ley de Amnistía, fabricada a conveniencia del régimen orteguista, luego de ser encarcelada junto a su hermana, Tania Múñoz, el 31 de julio de 2018 por apoyar las protestas en Niquinohomo.  

Antes de ser una presa política, cantaba en la parroquia Santa Ana de Niquinohomo, donde también impartía clases de piano, guitarra y flauta. Desde su salida de la cárcel se alejó de organizaciones políticas y de sociedad civil para dedicarse a su pasión: la música. Tras recibir asedio en su natal Niquinohomo, las cosas se fueron acomodando y poco a poco, Muñoz ya creó su nueva vida. Se dedicó a trabajar con un camión, haciendo cualquier tipo de acarreo, en jardinería y manteniendo su agenda siempre receptiva ante cualquier misa privada que solicitara su talento en el coro. 

No tenía planes de salir de Nicaragua porque en teoría todo estaba en una relativa calma. En 2022 agentes policiales la visitaron para advertirle que no querían ningún tipo de protesta en las actividades de Santa Ana, de la cual fue su mayordoma. Múñoz se repetía que no estaba cometiendo ningún delito sirviéndole a Dios y a la Iglesia. Sin embargo, con el aumento de las redadas y la represión focalizada en la Iglesia católica, le confesó a un familiar que tenía miedo que llegaran por ella, señaló un pariente de la rea política.  Y así fue. 

El jueves santo, 6 de abril, más de 15 efectivos y paramilitares acudieron a su casa, solicitando los acompañara para una entrevista y ya no regresó. La justicia orteguista la está procesando por menoscabo y propagación de noticias falsas. 

Martha Lorena Centeno Marín (49): Se tiene muy poca información sobre la detención de Martha Lorena Centeno Marín. Según la activista y excarcelada, Ivania Álvarez, Centeno demandaba la liberación del obispo Rolando Álvarez a través de una página en Facebook, denominada Mentes Libres. Se cree que su detención está relacionada a la intención de distribuir unas pegatinas sobre la situación de monseñor Álvarez. Según una parte del expediente judicial, Centeno, fue declarada culpable por la justicia orteguista en mayo pasado, pero hasta ahora se desconoce la sentencia y los delitos imputados. 

Martha Candelaria Rivas Hernández (44)

Es originaria de Diriá, Granada y madre de dos menores de edad. Martha Candelaria Rivas Hernández tiene una condena de cinco años de cárcel impuesta por la jueza del juzgado Segundo Local Penal de Granada, María José Zapata, por el supuesto delito de falso testimonio en perjuicio de la administración de justicia. La mujer de 44 años es la presunta víctima de violencia física por parte del sacerdote Manuel García Rodríguez que fue encarcelado el 2 de junio de 2022 y posteriormente condenado a dos años y ocho meses por lesiones físicas y psicológicas. 

Rivas explicó que el sacerdote no la golpeó intencionalmente con un candado, sino que fue un accidente y no quiso firmar la denuncia. El caso fue instrumentalizado por los medios de propaganda orteguista, que se encargaron de difundir un video, que capta al padre con un machete en la mano dentro de la parroquia Jesús Nazareno, en Nandaime, defendiéndose de los improperios lanzados por un grupo de personas que lo acusaban de maltratador. 

La sentencia la cumple en el Sistema Penitenciario de Granada, según información del Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas. 

Cuatro mujeres en anonimato

Además el régimen de Ortega mantiene a otras cuatro mujeres presas, cuyas familias no quieren identificarlas por temor a más represalias. 

Ellas están identificadas como una mujer de 56 años, otra de 55 años, una de 39 años y una joven de 35 años.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D