PUBLICIDAD 1M

Llegó la hora del modelo Camoapa

Se unieron sin banderas ideológicas para prevenir la covid-19, hoy Camoapa y Carazo se preparan para crear la Coalición Municipal.

Tomada del Facebook de Telecamoapa.

22 de julio 2020

AA
Share

Llegó la hora del modelo Camoapa. De Carazo, Moyogalpa, Río Blanco y Totogalpa. De Bluefields y Karawala. De los municipios que, inspirados por el grito de Abril, han decidido dejar sus diferencias para hacer frente a la triple crisis que azota el país: desempleo, covid-19 y violación de los derechos humanos.

Los que pensaban que el juego político era decidido por unas cuantas élites, se olvidan que hoy sobrevivir es un acto político. Quienes nacieron en tranques, recintos universitarios y barricadas transpiran cada vez la legitimidad adquirida por su trabajo y sudor. La lucha de doctores, maestros, y trabajadores del estado contra la pandemia del covid-19, hoy marca el paso de una nueva rebeldía irreversible hacia un régimen que gobierna en una realidad virtual.

El modelo


El modelo consiste, en primer lugar, en dejar las diferencias ideológicas atrás. Quienes estuvieron en las calles protestando contra la brutalidad de Daniel Ortega saben que no se trata ni de izquierdas ni derechas, como muestra el gráfico 1; sino de crear un movimiento político con músculo donde inclusive caben quienes alguna vez simpatizaron con el régimen y se voltearon.

En segundo lugar, el modelo busca priorizar las necesidades inmediatas de la población, pero pensando en el mediano plazo. Entienden que los dolores más agudos  de la gente son sobrevivir el día a día. Lo viven en carne propia. No sorprende que la covid-19 haya desplazado al desempleo convirtiéndose en la preocupación número uno en los hogares nicaragüenses en las últimas encuestas de CID-Gallup y de el Diálogo Inter-Americano.

Sin embargo, entienden que esto no se acaba con Ortega. Las organizaciones municipales quieren ser parte del día después, creando coaliciones municipales amplias a sabiendas de que solo empujando juntos podrán crear los espacios que tanto reclaman y merecen una vez alcanzada la democracia.

Por ello, municipios como Camoapa y Río Blanco han tomado cartas sobre el asunto. Para empezar, se han organizado comités ciudadanos con el fin de realizar jornadas de desinfección en los distintos barrios del municipio utilizando bombas de fumigación y cloro. Grupos en Carazo han levantado un banco de alimentos para familias vulnerables y en Bluefields ciudadanos han llevado apoyo médico a Karawala. Para llevar la organización a otro nivel, hoy Camoapa y Carazo se preparan para crear la Coalición Municipal.

La diversidad es regla, no excepción

En estos espacios prima la diversidad. Las organizaciones están compuestas por grupos heterogéneos donde la experiencia política o el grupo etario no son decisivos. En Camoapa se juntan desde productores, comerciantes, jóvenes profesionales hasta médicos, estudiantes y activistas de plataformas políticas. El único requisito es estar comprometidos con una causa superior a cualquier bandera política: salir de Ortega.

¿Como lo hicieron? Siendo prácticos. Desde un principio empezaron a trabajar sin tintes políticos para poder involucrar a la mayoría. Han tomado iniciativa propia para buscar aliados que puedan colaborar con recursos humanos, logísticos, y conocimientos. La gran parte del trabajo hoy por hoy ha sido en función de ayudar a personas afectadas, inclusive sandinistas, porque la crisis no discrimina.

Llegó la hora

Por eso llegó la hora. Las organizaciones territoriales deben mostrar el camino del cual algunas cúpulas pretenden desviarse. Cualquier intento de los poderes fácticos de amarrar pactos a puertas cerradas, encontrará en las redes, en los grupos de chats y las esquinas de barrios una oposición vigilante. Ni el sector empresarial ni los partidos tradicionales se salvan.

La Coalición Nacional tiene la oportunidad histórica de apegarse a las voluntades de la mayoría. Pero debe hacerlo en una unidad con acciones de calle. Es lo que desde abril la gente demanda y práctica. Un plan de resistencia conjunta orientada a presionar para salir de Ortega. Saben que los pleitos de cúpulas, redes o enemigos invisibles no les van a resolver ni su desempleo ni la covid-19, mucho menos sacar a Ortega del poder.

La garra, creatividad y sensatez de estas organizaciones municipales deberán ser la brújula que guíe a la oposición. Se necesitará formular una estrategia clara con acciones tangibles que permitan cohesiona a la población no convencida. Solo así se logrará crear una ruta viable para poder salir de este laberinto por arriba.


Archivado como:

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Rodrigo Quintana

PUBLICIDAD 3D