Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

El BCIE en su laberinto

La alianza Honduras, El Salvador, y Nicaragua y los seis candidatos a la presidencia del BCIE

BCIE

Eduardo Trejos Lalli

20 de octubre 2023

AA
Share

El pasado 12 de mayo, la mayoría de los gobernadores del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) brindaron a la comunidad centroamericana una buena noticia con su decisión de no renovar el nombramiento de Dante Mossi como presidente del BCIE. Un individuo que tiene como logros, en su gestión gerencial, entregar un banco regional en una posición más desventajosa de como lo recibió, incrementar el gasto corriente y despreocuparse por los principales indicadores del Banco.

La decisión de los gobernadores no estuvo carente de conflictos, en una movida que Mossi calculó mal, supuso que con el apoyo decidido de Honduras, El Salvador y Nicaragua obtendría el porcentaje requerido para quedar reelecto automáticamente. Sin embargo, la mayoría de los gobernadores -informados por sus directores- entendieron que era inviable para el BCIE continuar con la ruta planteada por Mossi, además de dar la espalda a su propuesta de capitalización.


El eje de la alianza tripartita de Honduras, El Salvador y Nicaragua que apoyaba a Mossi fue quebrado aun con la enérgica protesta de la gobernadora por Honduras Rixi Moncada, que Mossi describió como la defensa de una leona, (a su cachorro, me permito completar). Una interesante interrogante se despierta al analizar el cambio de posición de la gobernadora Moncada que, en mayo de 2022, tenía enfrentamientos públicos y directos contra Mossi por discrepancias de índole energética en Honduras. Resulta increíble el cambio de la presidenta Xiomara Castro y Manuel Zelaya,  en su relación con el papel de Dante Mossi dirigiendo el BCIE.

Según me indican, las semanas subsiguientes a esta decisión han sido muy complicadas. Para evitar que Mossi continuara dañando la reputación del BCIE, argumentando elementos autoritarios de los gobernadores y los países que representan, el directorio tuvo que restringirle algunas de sus funciones.  Actualmente, Honduras sigue apoyando decididamente a Mossi, mientras que El Salvador y Nicaragua han tomado una posición más realista, entendiendo que el tiempo de Mossi ha terminado y que deben estructurar otra estrategia para colocar a una nueva figura que apoye, decididamente, sus intereses en el BCIE.

El nuevo proceso de elección de la Presidencia BCIE

La recepción de postulantes inició a principios de setiembre, con más de 240 ofertas, siendo más de 200 los ciudadanos de los países fundadores del BCIE.

La empresa contratada para hacer la evaluación y calificación fue Heidrick & Struggles, la cual acaba de entregar los seis postulantes que pasarán a la siguiente fase de entrevistas.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Una lastimosa duda se comprueba al quedar preseleccionados tres de los seis candidatos oficiales de los Gobiernos. Jaime Díaz, actual vicepresidente y candidato por Guatemala, Noé Pino por Honduras y Gisela Sánchez por Costa Rica.

Alejandro Zelaya, exministro de Hacienda de El Salvador, fue descalificado por no cumplir con algún requisito básico, pero ese país tiene dos nuevos postulantes: Padilla y Cañas. Por Costa Rica también está Alfaro, gerente general del Banco Nacional.

La duda que se cierne sobre estas calificaciones sólo podrá ser transparentada si se presenta la nómina completa de los participantes con su respectiva ficha de calificación.

Para un banco como el BCIE resulta de primer orden tener a la mejor persona posible gerenciando su futuro. Si el peso de la designación política es absoluto, mejor que nos sinceremos y no malgastemos los recursos en contratar a una onerosa firma internacional y que cada país fundador envíe dos o tres nombres al directorio y que los gobernadores, en sus negociaciones, nombren al presidente. Así no se engaña a las y los centroamericanos.

En el actual escenario podríamos suponer que El Salvador, Nicaragua y Honduras podrían mantener su alianza buscando una nueva figura, ¿sería Celina Padilla? La candidatura de Jaime Díaz por Guatemala debería contar con el apoyo de Taiwán lo que le daría un poco más del 20% de votos. Quedaría la candidata oficial de Costa Rica, Ana Gisela Sánchez, que no cuenta con mucho apoyo del directorio y ahora sufre por las pugnas del Gobierno costarricense con el hondureño. Pero, haciendo un buen trabajo, puede contar con los votos de Panamá y República Dominicana, además de otros socios extrarregionales. Veo difícil un éxito de la candidatura de Costa Rica sin un acuerdo con Guatemala y debería tener el plan B de la postulación de Bernardo Alfaro, quién podría contar con un apoyo más extendido dentro del directorio.

Independientemente de la elección, la persona que asuma tendrá que enfrentar no sólo la endeble situación financiera del BCIE, sino que deberá realizar una profunda evaluación de las gestiones llevadas a cabo durante estos años por Mossi: los recursos no rembolsables, los contratos de compra de sedes, la colocación de bonos, las consultorías contratadas, el incremento del personal, el manejo de los préstamos en los países y las decenas de otras acciones implementadas desde la Presidencia, que podría traer consecuencias legales para el Banco, el Directorio  y su futuro presidente.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Eduardo Trejos Lalli

Eduardo Trejos Lalli

Internacionalista, consultor y político costarricense. Exdirector del país ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Ha ejercido como director de Inteligencia y Seguridad, viceministro administrativo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, ministro de Relaciones Exteriores interino y embajador de Costa Rica ante Nicaragua.

PUBLICIDAD 3D