Migrantes nicas que fueron secuestrados en México se entregan a autoridades de EE. UU.

Los migrantes protagonizan uno de los mayores cruces masivos hacia Estados Unidos. Fueron dejados en libertad en El Paso, Texas

Los migrantes hacen una fila para entregarse a las autoridades migratorias en la ciudad de El Paso, Texas. Foto: Tomada de El Paso Matters/Corrie Boudreaux

13 de diciembre 2022

AA
Share

Después de meses de recorrido, unos 1500 migrantes que conformaban una caravana llegaron el domingo al norte de México para entregarse a las autoridades de la patrulla fronteriza y solicitar asilo político en Estados Unidos. En su travesía, fueron secuestrados en el norteño estado de Durango, por grupos de la delincuencia organizada.

Camiones que venían de la Ciudad de México entregaron a los refugiados a miembros del crimen organizado. Estaban hacinados en una casa, en esa entidad, donde les pedían dinero para su liberación.


En uno de los boletos, que conservaba una de las víctimas, se lee la fecha de salida de Ciudad de México el 4 de diciembre.

Agentes de la Guardia Nacional hicieron un operativo, donde fueron liberados y posteriormente escoltados los migrantes para que llegaran hasta su destino en la fronteriza Ciudad Juárez, donde cruzaron en masa el Río Bravo.

“Se nos solicitó apoyar, recibimos a grupos familiares, dentro del centro integrador damos vinculación laboral, todos los que ingresan pueden tener un empleo formal. Ahorita llegan tres camiones, con 600 personas. Son familias principalmente de Ecuador y Nicaragua, aquí en este albergue habrá dispersión de personas porque no caben todos en este lugar”, declaró a Efe Ana Laura Rodela, coordinadora general del Centro Integrador para el Migrante Leona Vicario.

A pesar del abrigo de diferentes albergues de la ciudad, los migrantes se entregaron a las autoridades estadounidenses pensando que así podrían arreglar su situación migratoria, desconociendo las probabilidades de deportación que pueden tener. Con la esperanza de cumplir su sueño, cruzaron en masa.

Quitándose su calzado, hacían largas filas, un fenómeno no visto antes —en tales dimensiones—. Tomaban a sus hijos con ellos para poder atravesar y entregarse a las autoridades norteamericanas.

Uno de los migrantes, Oscar Sánchez, proveniente de Nicaragua, dijo: “Tengo miedo y tristeza, nos agarró un cartel en Durango y nos dijeron que nos llevarían a migración. Estábamos secuestrados, era gente armada, fueron cinco días así, hasta que nos ayudaron los de la Guardia Nacional”.

Señaló que el deseo de la mayoría es cruzar a Estados Unidos, no el de quedarse en México, y siguen con miedo de que les pueda pasar algo de nueva cuenta.

Dejados en libertad en El Paso, Texas

Los migrantes vadearon el fronterizo Río Grande desde México hasta suelo estadounidense y se entregaron a la Patrulla Fronteriza la cual, tras registrar sus datos, los ha ido dejando en libertad en El Paso, Texas, reportaron medios locales.

“Este es el cruce más numeroso de un solo grupo que hemos visto”, afirmó el reportero Bill Melugin, de la cadena Fox News. “La ciudad de El Paso informa que la Patrulla Fronteriza tiene a más de 5000 (migrantes) bajo custodia y ha dejado libres a cientos en las calles de la ciudad”.

La mayoría de los migrantes provenían de Nicaragua, Perú y Ecuador, según el diario El Paso Matters. “El cruce en masa ocurrió en momentos en que las instalaciones de la Patrulla Fronteriza y los albergues no gubernamentales en El Paso están rebasados”.

Entre el sábado y el domingo, las autoridades ya habían dejado en libertad a 1744 migrantes porque ya no había camas disponibles en los albergues que operan grupos de voluntarios, y El Paso Matters indicó que al menos 611 personas habían quedado libres en las calles de la ciudad.

Las autoridades estadounidenses se preparan para un incremento sustancial de los cruces a través de la frontera al aproximarse el 21 de diciembre, fecha en que el Gobierno del presidente Joe Biden debe terminar el uso del Título 42 en cumplimiento de una orden judicial.

Esta norma sanitaria permite la expulsión inmediata de extranjeros a los que se considere una amenaza para la salud pública. Desde que el Gobierno del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021) recurrió a la medida, más de 2.7 millones de expulsiones se han realizado en aplicación del Título 42.

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) detuvo en el año fiscal de 2022 un número inédito de más de 2.76 millones de indocumentados, una cifra que incluye incrementos sustanciales en las capturas de cubanos y venezolanos.

En 2022, Nicaragua vive un alto flujo migratorio hacia Estados Unidos. Entre enero y octubre fueron aprehendidos 147 277 nicaragüenses por la Patrulla Fronteriza de ese país. Esta cifra supera a los 87 749 connacionales que se entregaron a las autoridades en 2021.


*Foto de Corrie Boudreaux/El Paso Matters.


Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD S1





Publicidad F