Ligia M. Houben, la nicaragüense que ayuda a enfrentar nuestros duelos y pérdidas

Houben, quien reside en La Florida, enseña a enfrentar las pérdidas más duras: seres queridos, trabajos, divorcios y migraciones

Ligia M Houben enseña a enfrentar las pérdidas más duras: seres queridos

13 de noviembre 2022

AA
Share

Ayudar al doliente. Así resume Ligia M. Houben su misión de vida. La nicaragüense residente en Miami, Florida, encontró su propósito tras la muerte de su padre Julio Martínez,  un reconocido empresario del siglo XX en Nicaragua. Hoy es consultora y oradora, licenciada en Psicología y máster en Estudios Religiosos, con estudios en Tanatología y Gerontología.

Un evento que la marcó en su vida fue su partida de Nicaragua. A sus 19 años, Ligia emigró a Estados Unidos con su hija de dos años. Aunque inicialmente iba solo de vacaciones para visitar a sus hermanas, decidió quedarse, pues encontró acogida y una oportunidad para seguir adelante. “Fue pasando el tiempo, mi niña ya tenía que entrar al colegio, yo tenía que trabajar… Aquí conocí a mi esposo, nos casamos e hice mi vida”, cuenta.


Ligia del Carmen Martínez, ahora Ligia M. Houben, por el apellido de su esposo, hija de Julio Martínez, uno de los pioneros del comercio de automóviles en Nicaragua y quien presidió el reconocido grupo JM, y de Alicia Gallegos de Martínez, también empresaria. 

Houben vivió su infancia en Managua, donde cursó su secundaria en el colegio Teresiano. A los 16 años se casó, al año siguiente tuvo a su única hija y dos años más tarde se mudó a Miami, luego de separarse de su pareja. 

Ligia en compañía de su papá Julio Martínez en Managua, Nicaragua. Foto: Cortesía.

“Me hacía mucha falta mi país. En ese entonces no era como ahora, que encuentras muchas cosas que te acercan a tu patria, como la comida, la comunidad. Con ayuda de mis hermanas logré establecerme, me dediqué a ser mamá y, luego de un tiempo, retomé los estudios”, describe. 

A sus 27 años entró a la Universidad de Miami a estudiar una licenciatura en Psicología y Estudios Religiosos, carrera que le ayudó a sanar muchos procesos personales, entre ellos el duelo por la muerte de su papá. “Mi padre murió inesperadamente de un aneurisma aórtico cuando yo tenía doce años. Luego de su muerte sentí un vacío en mi corazón, el que comencé a sanar cuando tomé estas clases, porque entendí que no había vivido mi duelo. Me di cuenta de que esa era mi visión de vida: ayudar al doliente”, expresa.  

Tratar el duelo y la pérdida como misión de vida 

El trabajo de Houben se ha centrado en trabajar el proceso de duelo que vivimos cuando perdemos a alguien querido y a través de estos procesos, transformar las vidas de sus pacientes. Tiene estudios en Tanatología (el estudio de la muerte) y Gerontología (estudio de las personas adultas mayores). 

Es fundadora de “My Meaningful Life” (Mi vida Con Propósito, en español) y del Centro para Transformar Vidas en Miami, donde asesora a personas y familias, ofreciendo apoyo a través de talleres sobre cómo procesar el duelo y las pérdidas. 

Su carrera ha sido retadora, dice. “Estos temas son difíciles, son dolorosos, a las personas les cuesta reconocer el duelo y en nuestra sociedad, a veces, los ponemos como tabú, por lo que ha sido un reto crear conciencia en los demás sobre lo importante que es hablar de estos temas, porque a todos nos toca”, explica. 

Ligia M. Houben impartiendo el seminario Transformando el duelo y las pérdidas, basado en la metodología de Los 11 Principios de Transformación.  Foto: Cortesía.

Se ha enfocado en llevar sus conocimientos a la sociedad de distintas formas, desde la atención directa o grupal, hasta la docencia. Impartió clases sobre religiones del mundo en Miami Dade College y un curso sobre Tanatología en la Universidad Internacional de la Florida. También trabajó como docente en temas de Bioética en la Universidad de Kaplan, ahora conocida como Purdue. 

Ligia M. Houben: “Escribo para sanar y para que otros sanen”

Como parte de sus procesos de sanación personal, Houben ha escrito siete libros. “Escribo para sanar, para entender mejor los procesos y para que otros sanen”, indica. El primer libro que escribió fue parte del resultado de su tesis,  llamado La Virgen María y la mujer nicaragüense, historia y tradición”.  

Luego comenzó a abordar el duelo en su segundo libro titulado Transforma tu pérdida, una antología de fortaleza y esperanza”, con el objetivo de ayudar al doliente a transformar todo tipo de pérdidas. “No solo la del ser amado, sino también cuando te divorcias, pierdes un trabajo, migras, etc.”, relata. 

En la presentación del libro “Transforma tu pérdida. Una antología de fortaleza y esperanza”, el 11 de noviembre de 2009 en Coral Gables, Florida.  Foto: Cortesía.

Su tercer libro es la biografía de su padre, la que tituló “Julio Martínez: el hombre, el padre, el empresario”,  donde detalla la vida personal y profesional de su padre y el legado social y familiar que dejó.

Después de la muerte de su mamá escribió “¡Arriba Corazones! Celebrando la vida de mi madre centenaria”, y el ocho agosto de este año, para conmemorar el cumpleaños de su mamá, lanzó su último libro Déjame vivir mi duelo y sanar de adentro hacia afuera”

También cuenta con un programa en línea a través de una guía metodológica de 11 principios de transformación del proceso de duelo y la pérdida, para sanar paso a paso y al ritmo de cada individuo, ya que estos procesos “son personales y cada doliente los experimenta de forma única”, resalta.

Una guía para ayudar a los hispanos con el duelo

Además, Houben ha sido pionera en trabajar el tema del duelo entre los hispanos en Miami. Escribió una guía para profesionales de la salud mental llamado Counseling Hispanics Through Loss, Grief, And Bereavement: A Guide for Mental Health Professionals” (“Acompañando a los hispanos a través de la pérdida, el duelo y el luto”, en español), donde los consejeros, tanto psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales, encuentran las herramientas y percepciones para responder a una comunidad hispana diversa ante sus procesos de pérdida y duelo. 

“Hablo de las diferentes pérdidas que pueden suscitar cuando una persona pierde su patria al migrar. Muchas veces se desconocen, por el simple hecho de no haber experimentado una migración.  A través de esta guía, el especialista de la salud tendrá una perspectiva más cercana de cómo tratar no solo al hispano, sino a todas las personas que experimentan el duelo por procesos migratorios”, expone. 

La misión de Ligia M. Houben es preparar a los demás para enfrentar situaciones dolorosas. Invita a todas las personas que estén pasando por alguna pérdida a vivir el duelo desde la consciencia y a pedir ayuda. “Si el duelo no se trabaja se somatiza o se refleja a través de nuestras acciones y decisiones… trabajar las pérdidas es transformar la vida”, concluye.


Katherine Estrada Téllez

Periodista nicaragüense exiliada en Costa Rica. Se ha especializado en la cobertura de temas de migración, género y salud sexual y reproductiva. También ha trabajado en Marketing y Ventas y ha sido Ejecutiva de Cuentas.

PUBLICIDAD S1






Publicidad F