Orteguismo maquilla la informalidad y el subempleo como “economía creativa”

La adaptación orteguista del término nada tiene que ver con la “creatividad” sino con un “rebautizo” de la economía de subsistencia en el país

economía creativa de Camila Ortega Murillo en Nicaragua

Camila Ortega Murillo durante un recorrido por el Centro de Desarrollo del Talento Creativo, en marzo de 2023. // Foto: Tomada de El 19 Digital

25 de julio 2023

AA
Share

El Centro de Desarrollo del Talento Creativo, en Managua, se levanta en un edificio robado a la Fundación Puntos de Encuentros en la capital. Fue abierto en marzo de 2023 y durante su inauguración, la hija de los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo y “asesora presidencial” Camila Ortega Murillo, afirmó que con esa apertura estaban fortaleciendo “la gestión del conocimiento, emprendimiento e innovación, que impulsa nuestro modelo de economía creativa”.

Ese modelo de “economía creativa” comenzó a implementarse en Nicaragua ante el hundimiento de la economía en 2018, tras la crisis política, social y económica por la masacre orteguista contra las protestas ciudadanas de ese año.


A nivel internacional, la “economía creativa” es un modelo exitoso, basado en la promoción del conocimiento y el emprendimiento unido a las tendencias tecnológicas e innovación.

Sin embargo, en Nicaragua se asienta sobre negocios informales y carentes de tecnificación. Es un rebautizo de la informalidad y el subempleo, en un país donde el desempleo y el alza en el costo de la vida son dos de los principales problemas que aquejan a la mayoría, según encuestas recientes e informes económicos internacionales.

Economía creativa en Nicaragua
Camila Ortega Murillo acompañada de autoridades del Gobierno y la Alcaldía de Managua, inauguró el Centro de Desarrollo del Talento Creativo, en marzo de 2023. // Foto: Tomada de El 19 Digital

“Economía creativa” para enmascarar fracaso

En el Centro de Desarrollo del Talento Creativo, inaugurado por la hija de la pareja dictatorial que es promovida como el “rostro” de la economía creativa, los cursos de capacitación están dirigidos a “jóvenes y adultos con experiencia y conocimientos” en textil vestuario, gastronomía, entretenimiento, turismo, artistas, propietarios y trabajadores de emprendimientos de los distintos sectores productivos del país, según la información disponible en su página web.

Para el economista nicaragüense Enrique Sáenz, esta economía creativa que impulsa el régimen no es más que “una maquinación siniestra” que busca enmascarar el fracaso económico de la dictadura. 

Enfatiza que en el mundo “la economía creativa tiene que ver con innovaciones tecnológicas, con recursos humanos que tienen el potencial de crear nuevos productos, de crear nuevos procesos”, algo que no existe en el país.

En Nicaragua “hay dos principales indicadores del fracaso de la gestión económica y social de Ortega”, advierte Sáenz. Por un lado, la migración de centenares de miles de ciudadanos y, por otro, los trabajadores de economía informal, que de acuerdo con las cifras oficiales se acercan al 80% de la población laboral.

Por esa razón, el economista considera que el régimen únicamente está “enmascarando la economía informal”. “Así como en el neoliberalismo se le llamaba emprendedores a quienes andaban vendiendo mangos en una batea, vendiendo buñuelos en una pana o agua helada, ahora Ortega le puso un nombre más vistoso y le llama economía creativa”, dijo.

Una economía de sobrevivencia

Según Camila Ortega Murillo, en los últimos cuatro años el modelo de “economía creativa” en Nicaragua  “ha venido consolidando la articulación entre los diversos sectores del país, para estimular la creatividad, fortalecer el conocimiento, habilidades y destrezas, impulsando el talento y fomentando la innovación en las comunidades del país”.

En marzo, durante una lección inaugural en la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN), Ortega Murillo incluso aseguró que ese modelo, que ella coordina, benefició a 30 215 personas en 2022, a través de 660 actividades nacionales en las que capacitaron y desarrollaron emprendimientos con la aplicación de innovación en sus modelos de negocios, productos, servicios y procesos.

Sin embargo, hasta ahora el Gobierno no ha revelado cuántas de estas 30 215 personas se han afiliado al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) o cuánto ha crecido la Seguridad Social como resultado de los programas impulsados por la Comisión Nacional de Economía Creativa y la Secretaría de Economía Creativa y Naranja.

Es por esa razón que Sáenz califica como “una burla sangrienta” el llamar economía creativa a la labor de gente que trabaja “de sol a sol sin recibir el salario mínimo y generando por sí mismos empleos de sobrevivencia”.

Economía creativa
Mujeres posan en uno de los salones del Centro de Desarrollo del Talento Creativo, en Managua. // Foto: Tomada de El 19 Digital

La participación de los ministerios

La Comisión Nacional de Economía Creativa fue creada en 2019 “por orientaciones de la Presidencia de la República”, de acuerdo con el portal Nicaragua Creativa, y está integrada por un grupo de instituciones gubernamentales que forman parte del “ecosistema creativo”.

Entre los miembros de dicha comisión está el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA), Ministerio de Educación (MINED), Cinemateca Nacional, Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (INIFOM), Instituto Nacional Tecnológico (INATEC), Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC), Consejo Nacional de Universidades (CNU), Nicaragua Fuerza Bendita, Nicaragua Diseña, Nicaragua Emprende y el Ministerio de la Juventud (MINJUVE).

La participación de estos ministerios y entidades públicas en la Comisión Nacional de Economía Creativa, advierte Sáenz, es “para fines decorativos y de propaganda”, ya que en realidad no se conoce cuántos de los beneficiarios de ese programa se han incorporado a la economía formal, cuántos se han incorporado a la Seguridad Social y en cuántos afiliados ha crecido la Seguridad Social como resultado de estos programas.

El régimen también creó en mayo de 2021 la Secretaría de Economía Creativa y Naranja mediante el acuerdo residencial 87-2021 y designó a Humberto Enrique González Calderón en el cargo de secretario y a Sonia Guillermina Porras Green como secretaria adjunta. Actualmente todos los Gobiernos municipales participan en Comisiones Locales de Economía Creativa.

Además, en diciembre de 2022, Ortega concedió a su hija y a González Calderón “poderes plenos” para suscribir, en nombre del Gobierno de Nicaragua, un convenio con el Centro de Intercambio Cultural China-América.

La economía creativa y naranja

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) define la economía creativa (o naranja) como “el grupo de actividades a través de las cuales las ideas se transforman en bienes y servicios culturales y creativos, cuyo valor está o podría estar protegido por derechos de propiedad intelectual”.

De esta manera, “la creatividad, la innovación y la cultura, pueden ser componentes de un gran ecosistema del que forman parte los creadores, los gestores culturales, las ONG, la empresa privada y los Gobiernos, y que representa un importante propulsor económico y social para cualquier país”, agrega el BID.

Se trata de un sector que representa el 3.1 % del producto interno bruto (PIB) del mundo y el 21% de todas las exportaciones en 2020, según el estudio Perspectivas de la Economía Creativa 2022, desarrollado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

El modelo nicaragüense incluye diez sectores denominados: artes, ciudades creativas, patrimonio cultural, medios y entretenimiento, recreación y esparcimiento, agroindustria, forestal, pesca y acuicultura, mipyme y turismo. Algunos de los cuales no tienen nada que ver con la creatividad sino que están asociados a la creación de pequeños negocios y empleos informales.

Estos sectores “creativos” son impulsados desde las plataformas: Nicaragua Diseña, una especie de semana de la moda creada por Camila Ortega Murillo en 2011; Nicaragua Emprende, que promueve el emprendimiento entre los jóvenes y que es dirigida por Xiomara Blandino, pareja de Juan Carlos Ortega Murillo; el Festival Nicaragüense de Cine y Audiovisuales, Hackathon Nicaragua, Expopyme, NICATUR, Festival Internacional de las Artes y Foro de TV Educativa. Paradójicamente, en el informe de liquidación del Presupuesto General de la República 2022, las únicas plataformas creativas que aparecen mencionadas son Expopyme y Nicaragua Emprende, como parte de los 10 651 eventos realizados en 2022 en los que se les brindó “acompañamiento técnico a protagonistas de los pequeños negocios y las pymes”.


Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD S1





Publicidad F