Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Rafael Solís: Ortega y Murillo “se dejaron ir contra mí con mucho odio y saña”

“Es una barbaridad lo que han hecho con mi madre”, dijo a CONFIDENCIAL el exfuncionario judicial.

Audiovisuales Confidencial

27 de mayo 2024

AA
Share

El exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís Cerda, denunció el asedio policial contra su mamá de 93 años, Rafaela Cerda, y a su hijo mayor, Rafael Solís Castillo, la tarde del viernes 31 de mayo.

El hostigamiento policial contra su mamá, inició después que el exmagistrado sandinista denunciara la confiscación de siete propiedades de él y su familia, y emitiera opiniones sobre la crisis política del país.
El 29 de enero de 2024, la dictadura confiscó en San Juan del Sur, en Rivas, el hotel “Casa Blanca”, propiedad de Rafaela Cerda, a quien la Policía también la desalojó de su vivienda.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

En declaraciones a CONFIDENCIAL, Solís aseguró que el régimen se dejó ir contra él con mucho odio, y saña, con una ofensiva fuerte. “Es una barbaridad lo que han hecho con mi madre”, dijo el exfuncionario judicial.

Rafael Solís desertó de las filas del régimen en enero de 2019, generando un terremoto político en la cúpula del Frente Sandinista dada su cercanía con Daniel Ortega, cuya reelección promovió en una sentencia de la Sala Constitucional de la Corte. El exmagistrado fue declarado “traidor a la patria”, desnacionalizado y actualmente vive en el exilio en Costa Rica.

PUBLICIDAD 3M

PUBLICIDAD 3D