PUBLICIDAD 1M

El Real Madrid, tras otro milagro en la final de la Champions

Según las apuestas, el Liverpool es el favorito, pero yo creo en el Real Madrid. Mañana les explico

Foto: Archivo | Confidencial

27 de mayo 2022

AA
Share

El Real Madrid, ganador de 13 Copas de Europa incluyendo cinco consecutivas en la época de esplendor y grandeza de Alfredo Di Stefano (1955-56 hasta 1959-60), se enfrenta mañana en París al poderoso equipo del futbol inglés, Liverpool, conquistador de 6 trofeos, incluyendo aquel fantástico e inolvidable “robo de botín” al Milán en el 2005, borrando una desventaja de 0-3 con una arremetida realizada en 6 minutos durante el segundo tiempo. El empate 3-3 obligó a la prórroga y la definición por penales ganada por el Liverpool. El asombro, aún no se ha desvanecido pese al paso del tiempo.

Estos equipos se han encontrado dos veces en finales: en 1981 el Liverpool superó 1-0 al Madrid, y en el 2018, en un ajuste de cuentas, se impuso el Real Madrid 3-1, completando una racha de tres títulos. ¿Cómo llegaron los dos equipos a este “punto de ebullición” que paralizará el planeta futbol? Para el Real Madrid, cada paso hacia delante exigió de remontadas calificadas como milagrosas, en tanto el Liverpool se encontró con problemas inesperados, aunque sin alteraciones cardíacas.

Real Madrid, siempre no favorito


En las fases de eliminación directa, el Real Madrid fue considerado no favorito frente al PSG de Mbappé, Neymar y Messi en octavos; y contra el Chelsea campeón defensor en cuartos; y en duelo contra el City de Guardiola, Campeón de la Premier, en semifinales.

Raptos de inspiración, le permitieron al equipo de la realeza salirse tres veces del hoyo para arrebatar partidos en forma estremecedora. Perdió el primer juego con el PSG 0-1 fallando Messi un penal, y quedó atrás 0-2 en el inicio del segundo por gol de Mbappé. La multitud en el Bernabéu se mantuvo aferrada a la esperanza y los llamados “Ángeles Blancos” por John Carlin, no fallaron resurgiendo espectacularmente. Apareció Benzema mostrándose como en el mejor número 9 en el futbol actual, más allá de Haaland y Lewandowski y clavó tres goles. Uno, provocando falla garrafal del arquero Donnarrumma, el mejor de la Eurocopa, y los otros dos, estocadas al primer toque del francés, que enloquecieron a las tribunas. El Real Madrid se rescataba a si mismo 3-2, cambiando el “cadáver”, haciendo que las campanas doblaran por el PSG. No lo podíamos creer.

En cuartos, el Madrid, agigantado, derrotó de visita en esa caldera que es Old Trafford, al Chelsea 3-1. Otra vez, una falla del arquero Mendy fue materializada por el impecable e implacable Benzema, quien agregó otros dos goles para su segundo triplete.¡Wow!... A diferencia del marcador adverso con el PSG, el Real Madrid llegaba a su patio, el Bernabéu, con ventaja de dos goles. Sin embargo, la tropa de Ancelotti fue sorprendida y golpeada tres veces en la mandíbula por goles de Mount, Rudiger y Werner, quedando atrás 4-3 con solo 11 minutos de vida. La remontada la estaban realizando los ingleses cuando de la Lámpara de Aladino salió Rodrygo con el gol que empataba el global 4-4 y alargaba la definición hasta el minuto 95, cuando el gol de Benzema sentenció. Otro milagro.

Faltaba el tercero. El Manchester City tiene un buen rato de ser considerado, de la mano de Guardiola, el equipo de mejor fútbol en la Premier con mayor posesión y mucho cañoneo. Perdió el primer juego de las Semifinales el Real Madrid 4-3 en una batalla trepidante que no dejó piedra sobre piedra, lamentado si los ingleses, posibilidades perdidas. Llegar al Bernabéu con ventaja de un gol, no era garantía. Un gol de Mahrez estiró la ventaja del City a dos, pero el joven brasileño Rodrygo, se vistió de “Mosquetero” y con un doblete contra reloj, niveló el global 5-5, obligando a la extensión. Qué mejor opción para otra aparición de Benzema, sellando la victoria 3-2 y el pasaporte a la final. El mismo Ancelotti, con sus ojos desmesuradamente abiertos, intensamente brillantes, se resistía a creerlo.

La marcha del Liverpool

Lo del Liverpool careció de grandiosidad. Fue simple, sin alardear de su superioridad. En los octavos, como local doblegó al Inter subcampeón de Italia, 2-0, y no hubo drama por la derrota 0-1 en la vuelta…En cuartos, el equipo de Mané, Salah y Luis Díaz, doblego al Benfica de Portugal 3-1, y resistió un inesperado empate 3-3 en la vuelta…En semifinales, se encontró con el sorprendente Villareal, “decapitador” del Juventus y el temido Bayern. Sin excederse, el Liverpool se impuso 2-0 en la ida, pero se vio al revés 0-2 en la vuelta, necesitando un gol de Mané en el minuto 73, para saltar el incómodo obstáculo.

¿Quién favorito? Según las apuestas, el Liverpool, pero yo creo en el Real Madrid. Mañana les explico.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Edgar Tijerino

PUBLICIDAD 3D




Con la migración masiva se reduce la demanda en zonas cafetaleras del norte del país