Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Ortega destaca el papel “pacificador” del Ejército en la masacre de 2018

El caudillo sandinista habló, por segundo día consecutivo, previo a encabezar un desfile militar en saludo al 43 aniversario de las Fuerzas Armadas

afirma

Redacción Confidencial

4 de septiembre 2022

AA
Share

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó este sábado que el Ejército, la Policía y la “policía voluntaria” —como él llama a los paramilitares— ayudaron a restaurar “la paz” en el país tras la revuelta popular que estalló en abril de 2018, que fue brutalmente reprimida y dejó al menos 355 muertos, miles de heridos y centenares de desaparecidos.

“Fue muy importante la combinación del Ejército resguardando los puntos estratégicos que ellos (manifestantes antigubernamentales) intentaban destruir”, dijo Ortega en un discurso previo a encabezar un desfile militar en saludo al 43 aniversario del Ejército de Nicaragua.


Según Ortega, los manifestantes opositores, a los que tildó de golpistas, terroristas y criminales, “tenían como blanco los almacenes de medicamentos” en el marco de esas protestas, en la que, dijo, el Ejército cubrió “puntos estratégicos”.

El Ejército, según ha dicho su jefe, el general Julio César Avilés, protegió por orden de Ortega unos 200 objetivos estratégicos, entre ellos reservas de combustibles, alimentos, vacunas, plantas de generación y transmisión de energías, sistemas de comunicación, suministros de agua potable, aeropuertos y puertos.

En tanto, continuó el mandatario, la Policía Nacional que dirige su consuegro, Francisco Díaz, libró “una lucha heroica” durante esas manifestaciones, que el Ejecutivo califica como un intento de golpe de Estado.

En realidad, la dictadura de Ortega, basada en la tesis del supuesto “golpe” de Estado impuso un sistema en que ha coartado las libertades civiles; impide las marchas opositoras desde septiembre de 2018, y ha fomentado la desesperanza en los más jóvenes y la sociedad en general. Más de 100 000 nicaragüenses migraron entre 2020 y lo que va de 2022 para resguardar su seguridad, o buscando una mejoría económica.

Ortega sostuvo que durante el diálogo nacional que se instaló dos meses después que estallara la crisis, la contraparte condicionó su participación a que la Policía no saliera a las calles. Según Ortega, “no se podía aguantar tanto crimen, no se podía permitir la destrucción de la economía, tenían trancada (bloqueada las vías) Centroamérica”.

El dictador enfatizó que, entonces, fue fundamental el papel de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua para “restaurar la paz”. “No quedó más alternativa que la lucha para poner el orden de acuerdo con la Ley y la Constitución”, expresó.

Ortega describió con orgullo el actuar de la Policía Nacional y de “policías voluntarios” que arrasaron con los tranques que habían instalado los manifestantes en diferentes ciudades y fueron eliminados tras la ejecución de la Operación Limpieza, que dejó decenas de muertos en Masaya, León y Carazo.

“Allí la Policía, con la policía voluntaria, rápidamente despejaron los tranques y capturaron a los criminales. Fueron meses difíciles que podrían pensar muchos nicaragüenses: ‘ahora vamos para atrás’. Pero ese momento, lo que hizo fue llenarnos de más fortaleza, más coraje, más creatividad y retomamos con fuerza el trabajo para recuperar la economía (...) y llegó el covid y no nos detuvimos. Y la económica logró estabilizarse y crecer. Hoy gracias a Dios somos una economía en crecimiento ”, aseveró.

“Valorar la paz”

El acto de celebración fue realizado en la Avenida Bolívar, y en su discurso de 30 minutos, Ortega enfatizó en que el Ejército y la Policía son las instituciones armadas encargadas de defender la paz y la soberanía del país. Por lo cual, pidió a la población valorar “lo que significan estas instituciones” en el país.

“Se lo digo a la gente que está en la pobreza, a la gente que es sector medio, a los que tienen buenos negocios, a los que tienen situación económica ya más elevada, a los que tienen más riqueza, a los grandes empresarios, a los inversionistas, se los digo a todos ellos: ¿Qué sería Nicaragua sin esa paz recuperada? Y la garantía de la paz en Nicaragua han sido y serán el pueblo con toda su consciencia y sus instituciones, el Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional”, subrayó el caudillo sandinista.

Para defender la paz en Nicaragua, no para agredir a nadie y eso explica por qué el Ejército, nuestras fuerzas armadas, la Policía tienen muy buenas relaciones con la población, la población sabe que es la forma, de que juntos defendamos la paz”, agregó.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Sin embargo, en la realidad la Policía Nacional ha sido usada para imponer un estado policial de facto que reprime a quien cuestione la gestión de Ortega e incluso porte una bandera azul y blanco. Asimismo, en su trabajo por resguardar la seguridad pública ha sido deficiente, según la última encuesta de CID Gallup, casi la mitad de los nicaragüenses aseguraron ser víctimas de robos o asaltos. Lo cual ubicó al país solo por debajo de Guatemala.

El mandatario dijo que ha sido la gestión sandinista la única que se ha preocupado por los pueblos de la Costa Caribe, con  la construcción de carreteras que llevan progreso a las comunidades más remotas. Sin embargo, no menciona que estos pueblos que viven en zonas de reservas protegidas han sido explotados por la industria maderera, los colonos, el despale indiscriminado avalado por su Gobierno.

Esta semana, el Comité de las Naciones Unidas (ONU) contra el Racismo expresó su preocupación por los numerosos ataques que se han perpetrado contra pueblos indígenas en el territorio Mayangna Sauni As, en la reserva de la biosfera de Bosawás, y expresó su temor a que las agresiones puedan quedar impunes, ante la aparente falta de investigaciones.

El comité, formado por 18 expertos y presidido por la jamaicana Verene Albertha Shepherd, lamentó asimismo la “falta de cooperación e interacción del Estado con los sistemas regional y universal de protección de derechos humanos”.

Crítica a empresarios

El líder sandinista también criticó a los empresarios por “aplaudir” las manifestaciones antigubernamentales.

“La oligarquía, que hasta ese momento había estado caminando en una gran alianza con el Gobierno y los trabajadores, sencillamente, cuando se trató de ajustar el salario mínimo y los ingresos de la Seguridad Social, entonces rompieron” la alianza, reprochó.

Acto seguido, dijo, “se lanzaron en planes que ya venían premeditados, por presiones y amenazas que tenían del Gobierno yanqui (Estados Unidos), que si no rompían la alianza con el Gobierno sandinista les iban a aplicar las sanciones” a los empresarios.

“Se vieron obligados a hacerlo porque los yanquis los amenazaron con congelarles los fondos que tenían allá, en los Estado Unidos, por lo tanto destruirían sus empresas y sus negocios. Llegaron al extremo de amenazarlos con no permitir que los hijos de muchos de estos empresarios, que estudiaron o estudian en Estado Unidos, los iban a expulsar. O sea, una actitud totalmente criminal y cobarde de los yanquis”, dijo.

Ahora, a juicio de Ortega, “hay alegría en Nicaragua” y “eso provoca amargura (...) en los que viven pidiendo que de una vez los yanquis destruyan la relación económica con Nicaragua”.

“Pero Nicaragua tiene relaciones económicas con todo el mundo y hemos establecido relaciones ahora con China, el país que ha tenido la economía de mayor crecimiento en la historia de la humanidad”, recalcó.

Según el mandatario, en Nicaragua se goza de paz y de alegría y eso “provoca amargura y envenena” a los que, en su opinión, quieren ver destruido el país y piden al Gobierno de Estados Unidos romper las relaciones económicas con su Gobierno.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde entonces, que se ha acentuado tras las elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Ortega, de 76 años, lleva quince años y cinco meses consecutivos en el poder, en medio de denuncias de autoritarismo y fraude electoral.


PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D