Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Norman Caldera: "Ortega está aislando a Nicaragua" 

Excanciller cuestiona la reacción de la comunidad internacional, se parece al  “muro de las lamentaciones", señala

La alcaldesa de Managua Reyna Rueda puntea con 51% de opinión favorable y un 13% desfavorable; le sigue el obispo Rolando Álvarez con un 50% y un 18%

Redacción Confidencial

3 de octubre 2022

AA
Share

La tensión provocada por el régimen de Daniel Ortega con la expulsión de la embajadora de la Unión Europea en Nicaragua, la ruptura de relaciones diplomáticas con Holanda y la declaración de non grato del embajador de Estados Unidos están “aislando a Nicaragua” aún más, advirtió el excanciller Norman Caldera.

A pesar de las acciones hostiles de Ortega contra la comunidad internacional, Caldera no avizora consecuencias inmediatas para el país centroamericano, más allá de otro comunicado lamentando lo ocurrido.


“He comenzado a coleccionar las cartas de lamentaciones de las resoluciones de la OEA, la de los derechos humanos de las resoluciones de Naciones Unidas y las de la Unión Europea y estoy haciendo un muro de los lamentos que le está haciendo la competencia al de Jerusalén. Pero de ahí no pasan”, afirmó en el programa televisivo Esta Semana, transmitido este domingo dos de octubre.

Le recomendamos: Unión Europea rechaza expulsión “hostil” de su embajadora y prepara “respuesta firme y proporcionada”

El ex alto funcionario tampoco espera resultados promisorios de la Asamblea General de la OEA, en la que hay un proyecto de resolución en que se demanda nuevamente la libertad de los 205 presos políticos en Nicaragua y se propone la creación de una comisión de alto nivel para que aborden la crisis de la nación nicaragüense.

Las acciones unilaterales de Daniel Ortega

Caldera fue canciller bajo la Administración de Enrique Bolaños, en el período 2002 a 2007, y valora que los insultos proferidos por Ortega en la última semana no han generado propiamente una crisis, porque para serlo debería haber dos lados en el conflicto y él solo identifica una situación unilateral.

La semana pasada, la dictadura de Nicaragua atacó a los representantes de la Unión Europea y Estados Unidos que han denunciado y sancionado a funcionarios nicaragüenses, incluida la vicepresidente Rosario Murillo, por abusos de derechos humanos desde 2018 cuando miles de ciudadanos salieron a las calles a protestar y fueron reprimidos brutalmente por el Estado.

Daniel Ortega argumentó entonces sin evidencias que fue víctima de un intento de golpe de Estado, mientras se acercó a Rusia, China, Irán, Venezuela y Corea del Norte para evitar rendir cuentas sobre los abusos documentados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), adscrita a la OEA.

No sorprendió a ningún experto las acusaciones de Ortega a Holanda de que es injerencista, luego que se negó a seguir financiando el proyecto de un hospital en el caribe por la situación de derechos humanos.

Lo de insultar a los embajadores que son críticos al actual régimen es una vieja práctica de sus funcionarios. “Yo recuerdo como a los normalmente arrogantes holandeses les dijeron ‘paisucho’ (en 2009) y no hubo ninguna reacción. Si por la víspera se saca el día, ¡aparentemente no van a reaccionar, tampoco se van a lamentar!”, dijo Caldera al periodista Carlos Fernando Chamorro.

Además: La “diplomacia” del aislamiento internacional de Daniel Ortega

Caldera se refirió de ese modo a aquel episodio de insultos en que fue protagonista con su lenguaje soez el exvicecanciller Manuel Coronel Kautz. Esta vez Holanda dijo en un comunicado que estaba estudiando cuál sería respuesta con otros países de la Unión Europea, mientras calificó la ruptura de relaciones diplomáticas con Nicaragua como algo “inusual y excepcional” y reafirmó su compromiso con la democracia y los DD.HH.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Líderes insultados optan por ignorar insultos 

Los líderes de otros países insultados por  Daniel Ortega se mantuvieron en silencio absoluto ante el ataque virulento del tirano. Ni Chile, ni Estados Unidos ni la ONU dijeron nada sobre el discurso del dictador el pasado 28 de septiembre. En esa intervención, llamó al presidente chileno Gabriel Boric “perro faldero”, al subsecretario de Estado para el hemisferio occidental Brian Nichols “perro bulldog”, y al secretario general de la ONU António Guterres “pelele de los yanquis”.

Además: Ortega ataca al presidente de Chile por demandar la liberación de los presos políticos

A la Iglesia católica le dijo que era una “dictadura perfecta” y cuestionó públicamente quién había elegido al papa Francisco. “Yo no lo veo por ningún lado, pero si su Santidad dijo que había un diálogo debe haberlo por algún lado”, dudó.

El excanciller también se pronunció sobre el rechazo del régimen Ortega-Murillo al embajador Hugo Rodríguez, quien fue ratificado por el Senado de Estados Unidos el jueves 29 de septiembre.

Según Caldera, el retiro del plácet de parte es un golpe para la carrera de cualquier diplomático, pero el hecho de que haya recibido el espaldarazo de la Administración Biden y el Senado muestra que a sus ojos es alguien que merece el cargo, lo que lo reivindica, dejando por fuera de su expediente el rechazo orteguista.

A finales de julio pasado, Rodríguez fue rechazado por primera vez por Ortega, luego de acudir a una cita precisamente al Capitolio, donde se comprometió a trabajar por el retorno de la democracia a Nicaragua y la liberación de los presos políticos.

¿Dejarán en el cargo a Sullivan?

Caldera dijo que no está seguro si los estadounidenses están pensando en tomar medidas para reducir el nivel de la embajada en Managua, o si consideran sostener en su cargo al actual representante, el embajador Kevin Sullivan, hasta que se puedan normalizar las relaciones.

“Pareciera que esto último es lo más posible y que la otra alternativa—que sería declarar non grato al embajador Francisco Campbell— lo que harían es llegar a tener un sustituto que a lo mejor le es menos favorable, apetecible, que el embajador Campbell”, especuló.

Para el exjefe de la diplomacia de Nicaragua, no es comprensible los objetivos que está persiguiendo Ortega con esta serie de decisiones diplomáticas y lo que podría decirse es que tal vez quieren imitar a Corea del Norte, que se ha mantenido sin tener lazos diplomáticos con una gran cantidad de países del mundo. 

En ese sentido, el ejecutivo de Nicaragua parece enfocado en sus relaciones con Centroamérica, logrando mantener el financiamiento con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), seguir trabajando con el Sistema de Integración Económica y con el la Secretaría de Integración Económica de Centroamérica (SIECA).

Caldera percibe que existe preocupación en Estados Unidos por las consecuencias que pudieran tener las restricciones económicas que podrían aplicarse a Nicaragua, especialmente en el caso de las empresas de zonas francas. Y eso es conocido por el Gobierno de Ortega.

“Si se cierran las exportaciones e importaciones de zonas francas, EE.UU. pierde. Igual que pierde Nicaragua. Sería un poco como cortarte la nariz para hacerte daño a tu cara”, explicó.


PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D