PUBLICIDAD 1M

La creciente influencia estratégica del régimen chino en Nicaragua

A medida que aumente, es probable que también lo haga la dependencia del régimen de Ortega y la correspondiente capacidad del gigante asiático

Daniel Ortega durante una reunión con el titular de la Agencia China de Cooperación Internacional para el Desarrollo (CIDCA), Luo Zhaochi. Foto: EFE

24 de diciembre 2023

AA
Share

El anuncio en octubre de 2023 de múltiples proyectos de infraestructura a gran escala a cargo de empresas chinas en Nicaragua resalta la posición estratégica cada vez más profunda de la República Popular China (China) en ese país, con implicaciones significativas para los Estados Unidos y la región.

El reconocimiento de Nicaragua a China en diciembre de 2021 y el abandono correspondiente de sus lazos de larga data con Taiwán inicialmente no generaron resultados significativos. El retraso probablemente reflejó la falta de presión sobre China para consolidar sus ganancias en el país, debido al aislamiento político del régimen de Ortega de Estados Unidos y Europa, y su estatus paria incluso entre gobiernos democráticos de izquierda en la región. También fue probablemente un castigo sutil pero contundente de China hacia los Ortega, por haber esperado 14 años después de regresar al poder en 2007 antes de restablecer la relación de Nicaragua con China de 1985 a 1990, haciéndolo solo después de agotar otras opciones económicas y políticas mientras extorsionaba beneficios de los taiwaneses.


El lento comienzo de la fase actual de la relación Nicaragua-China no disminuye su importancia estratégica y las perspectivas de expansión. A medida que la posición comercial, política y militar de China en Nicaragua crece, es probable que aumente significativamente la dependencia del régimen de Ortega y la correspondiente capacidad de China para utilizar a Nicaragua para perseguir sus objetivos estratégicos. La relación también es probable que se desarrolle de manera desequilibrada, en términos muy favorables para China.

Al igual que la participación de China con otros regímenes populistas autoritarios en la región, incluidos Chávez y Maduro en Venezuela, el régimen de Rafael Correa en Ecuador y el régimen de Evo Morales en Bolivia, la puerta abierta dada por el régimen de Ortega a China no traerá prosperidad al país. Sin embargo, ayudará a mantenerlo en el poder al proporcionar no solo recursos, sino también oportunidades de corrupción a través de transacciones no transparentes con entidades con sede en China, brindando así incentivos a los sectores empresariales, militares y otras élites nicaragüenses para permanecer leales a los Ortega ante sanciones internacionales y la deterioración de la situación económica y democrática de Nicaragua.

Al igual que con otros países pequeños que recientemente han abandonado a Taiwán, el comercio con China está a punto de crecer significativamente, pero de maneras que favorecen sustancialmente a China. La expansión en gran medida unilateral del comercio será facilitada por los 13 memorandos de entendimiento (MOU) que los Ortega firmaron con China, así como el nuevo acuerdo de libre comercio (FTA) China-Nicaragua, firmado en agosto de 2023, tras solo 13 meses de negociaciones sin precedentes, para entrar en vigencia en 2024.

Reflejando la falta de experiencia de Nicaragua en el mercado chino y la desventaja de costos de enviar exportaciones perecederas a largas distancias a China por avión o en contenedores refrigerados, en la primera mitad de 2023, más de un año después del reconocimiento, las exportaciones de Nicaragua a China fueron de apenas USD 6,7 millones, en comparación con casi mil millones de dólares en exportaciones a los Estados Unidos.

Daniel Ortega habla durante un acto para la entrega de 250 autobuses provenientes de la República Popular China, en Managua. Foto: Presidencia

Más allá del comercio, las empresas con sede en China están preparadas para establecer una presencia significativa en Nicaragua, en términos beneficiosos para ellas. La ausencia de China en la lista de donantes de ayuda externa de Nicaragua indica que ninguno de los extensos proyectos realizados por empresas con sede en China son regalos.

La incursión de China en los proyectos de infraestructura nicaragüenses comenzó con un proyecto de viviendas realizado por una empresa con sede en China con trabajadores chinos, pero financiado por el gobierno nicaragüense. El proyecto implica la construcción por parte de China de 12 000 unidades de viviendas de bajos ingresos en 85 municipios de todo el país, con inicio de obras en abril de 2023 y un costo de USD 60 millones.

En el sector minero, en julio de 2023, el gobierno nicaragüense otorgó dos concesiones que totalizan 15 400 hectáreas a la empresa con sede en China Zhong Fu Development. Las concesiones están ubicadas de manera controvertida en un área autónoma miskita en la costa noreste del país.

En el sector minorista, en agosto de 2023, abrió sus puertas en Managua una nueva cadena minorista llamada “Casa China”, brindando una plataforma ampliada para canalizar productos de consumo importados de China al mercado nicaragüense, compitiendo con productos locales y minoristas establecidos.

En octubre de 2023, en el marco del décimo aniversario del Foro de la Franja y la Ruta, China anunció formalmente siete nuevos proyectos de infraestructura. Estos incluyen un proyecto de USD 492 millones para que la empresa china CAMC Engineering expanda la base militar aérea de Puerta Huete y la convierta en un nuevo aeropuerto comercial.

También incluyen una línea de tren de Managua a Masaya a Granada, que será diseñada y construida por la empresa china CCECC, además de un estudio de CCECC para una ambiciosa conexión ferroviaria interoceánica desde Managua en el noroeste hasta Corinto y Bluefields en la costa atlántica de Nicaragua.

Las empresas con sede en China tienen acuerdos con el gobierno nicaragüense para múltiples proyectos de carreteras, incluido un proyecto de la Corporación de Construcción y Comunicación de China (CCCC) para mejorar segmentos de carreteras desde Guanacaste hasta Nandaime hasta Rivas y desde Rivas hasta Sapoa. El régimen de Ortega también ha prometido a China State Construction and Engineering (CSCE) trabajo en la Fase 2 de la “Carretera Litoral” a lo largo de la costa del Pacífico de Nicaragua. En noviembre de 2023, Nicaragua se comprometió con siete proyectos para CSCE, incluida la expansión de segmentos de carreteras desde Chinandega hasta Somotillo, Mateare hasta Empalme Izapa, de Sébaco a Matagalpa y de Portezuelo a Las Mercedes, así como la construcción de los puentes Lisawe, Labu y Prinzapolka.

Más allá de los proyectos de carreteras y ferrocarriles, Nicaragua ha comprado 500 autobuses de la empresa con sede en China Yutong, con planes de comprar 2000 más en 2024.

En el sector de la electricidad, el régimen de Ortega ha destinado 523 MW de nueva capacidad a empresas con sede en China, incluida la construcción de las instalaciones hidroeléctricas de 120 MW Mojokola y 253 MW Tumarin, y el proyecto termoeléctrico de 150 MW en San Benito, todos asignados al grupo de inversión extranjera China Huadian Overseas Investment. Los Ortega también han anunciado que CCCC recibirá dinero para construir un parque solar de USD 72 millones en Matagalpa.

La cercanía entre China y Nicaragua se profundiza. Foto: Presidencia

No ha habido indicación de la reanudación del destacado canal transcontinental por el multimillonario chino Wang Jing, aunque su empresa HKND todavía tiene autorización legal del congreso nicaragüense controlado por los sandinistas para construir proyectos dentro del marco del Canal.

Empresas chinas, incluida Xinwei, están establecidas en el sector digital de Nicaragua. Huawei, con sede en China, colabora actualmente con el régimen de Ortega para construir eventualmente una red 5G en el país.

Consideraciones Estratégicas

La presencia de China en Nicaragua se está expandiendo más allá de los asuntos comerciales. En julio de 2023, el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, expresó la disposición de China de mejorar sus relaciones estratégicas con el país durante la visita del hijo de Daniel Ortega, Laureano.

En el ámbito de los medios, en octubre de 2023, una delegación de medios nicaragüenses se reunió con el Grupo de Medios de China y la Red de Telecomunicaciones Globales de China (CGTN) para aumentar la cooperación en asuntos mediáticos.

La cooperación en seguridad China-Nicaragua también está expandiéndose. En agosto de 2023, el régimen de Ortega nombró a un General de Brigada como su agregado militar en Beijing, indicando un alto nivel de prioridad para la cooperación militar Nicaragua-China. En septiembre de 2023, el director general de la Policía Nacional de Nicaragua, Francisco Díaz, se reunió con su homólogo chino, el Ministro de Seguridad Pública de China, Wan Xiaohong, explorando vías para una mayor colaboración en la formación policial China-Nicaragua.

Los riesgos estratégicos para la región y los Estados Unidos de un régimen de Ortega fortalecido por China se ven complementados por la creciente fuerza política y económica y la agresividad de otros actores antiestadounidenses en la región, incluido el régimen de Maduro en Venezuela, enriquecido por la eliminación de las sanciones estadounidenses, fortalecido al incumplir sustancialmente sus compromisos correspondientes de liberar prisioneros estadounidenses y avanzar hacia elecciones libres sin sufrir consecuencias sustanciales de los Estados Unidos, y que ahora plantea amenazas militares contra la vecina Guyana.

Más allá de la región en sí, la orientación antiestadounidense del régimen de Ortega y su patrón de cooperación militar significativa con Rusia complementa su creciente dependencia de China, lo que sugiere la futura apertura de Nicaragua a una mayor cooperación militar con China. En el contexto de una guerra entre Estados Unidos y China en el Indo-Pacífico, las relaciones de seguridad de Nicaragua con Cuba, Rusia e Irán también podrían presentar oportunidades para que China coordine operaciones con esos actores contra los Estados Unidos desde suelo nicaragüense.

El camino a seguir

La aceleración del compromiso de China con Nicaragua, en el contexto de otros desarrollos en la región, crea dilemas estratégicos para los Estados Unidos, para los cuales es imperativo responder de manera decisiva pero pragmática. Esto incluye el uso ampliado de herramientas diplomáticas y económicas, sin intervención militar, para reducir la capacidad de Nicaragua para albergar amenazas a los Estados Unidos y socavar la democracia regional en América Central. Los Estados Unidos deben considerar la aplicación completa de sus propias leyes, como la Ley de Reforzamiento del Cumplimiento de Nicaragua con las Condiciones para la Reforma Electoral (RENACER) de 2021, y la posible expulsión de Nicaragua del CAFTA-DR. A medida que la relación de Nicaragua con China se expanda, los Estados Unidos deben estar alerta ante los casos casi inevitables de mala gestión, corrupción y resultados que beneficien a China sobre el pueblo nicaragüense, con el fin de hacer públicos tales ejemplos para argumentar mejor a otros cómo la adopción populista de China trae más problemas que beneficios.

En su planificación de seguridad, los Estados Unidos deben contemplar las posibilidades de tiempo de guerra que ofrece la presencia comercial y de otro tipo de China en Nicaragua, incluida la colaboración con Rusia, Irán y otros adversarios, y las opciones de respuesta de los Estados Unidos.

La participación de China en Nicaragua probablemente refuerce la caída del país en el autoritarismo, al tiempo que le brinda a China opciones cada vez mayores para trabajar contra los intereses estadounidenses tanto en tiempos de paz como de guerra. El desafío de Nicaragua es otra razón para que Washington dedique atención y recursos a la región, con la cual la prosperidad y la seguridad de los Estados Unidos están vinculadas íntimamente a través de vínculos de comercio, geografía y familia.

*Artículo publicado originalmente en Infobae

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Evan Ellis

Profesor investigador de Estudios Latinoamericanos en el Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército de los Estados Unidos. Dedicado al estudio de las relaciones de la región con China y otros actores no occidentales, así como el crimen organizado transnacional y el populismo en la región.

PUBLICIDAD 3D


Profesores despedidos de la UPOLI reclaman: “No hay orden de pagarnos liquidación”


Traspaso de permisos ambientales a la PGR busca centralizar poder e incrementar de recaudaciones 


Minsa reporta un promedio de 161 casos de neumonía por día en lo que va de 2024