Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Protegerse, sanar, aprender: Líderes estudiantiles exiliados cuentan cómo continúan su lucha por Nicaragua

Líderes estudiantiles Nahiroby Olivas, Levis Rugama, Yarithza Mairena y Byron Estrada hablan sobre cómo "reconstruyen sus vidas" lejos de su patria

Los líderes estudiantiles Nahiroby Olivas

Redacción Confidencial

21 de noviembre 2021

AA
Share

Nahiroby Olivas, Levis Rugama, Yarithza Mairena y Byron Estrada son cuatro de los líderes estudiantiles que estuvieron al frente de las protestas antigubernamentales en 2018, y que hoy en día se encuentran en el exilio. Pese a estar lejos de su patria, los cuatro jóvenes no han abandonado su compromiso con la libertad y la justicia en Nicaragua.

“Sigo contribuyendo de manera personal, poniendo mi granito de arena. Nuestra lucha es justa. Nuestra lucha es por Nicaragua”, expresa Rugama. “Voy a mantener mi postura de demanda de libertad, democracia y justicia para Nicaragua”, asegura Olivas. “No quiero alejarme mucho de mi país, quiero regresar y aportar lo más que pueda”, afirma Mairena. “Seguimos luchando por el país”, enfatiza Estrada.


CONFIDENCIAL conversó con ellos sobre su rol en el movimiento estudiantil, su exilio, sus metas personales y su compromiso con el país. 

Olivas, en EE. UU.: “No quería ser encarcelado nuevamente” 

Nahiroby Olivas junto a otros estudiantes, entre ellos Byron Estrada y Amaya Coppens, se convirtieron en referentes de la resistencia cívica en la ciudad de León. 

El 25 de agosto de 2018, fue detenido junto a otros dirigentes estudiantiles en León, y permaneció diez meses preso. Tras ser liberado, no pudo retomar sus estudios en Nicaragua por el asedio. En diciembre de 2019, decidió exiliarse.

Nahiroby Olivas fue enviado a un centro de retención migratoria tras pedir asilo en Estados. CONFIDENCIAL/ARCHIVO

“Pensaba en el tema porque tenía mucho miedo; sentía que mi vida corría peligro”, explica el excarcelado, quien también temía por su familia.

El primer destino de Nahiroby fue Estados Unidos donde permaneció un mes y medio, y a inicios de 2020, se trasladó a Colombia para estudiar Ciencias Políticas. 

A inicios de este año, el Gobierno colombiano no autorizó la renovación de su visa, corriendo el riesgo de ser deportado a Nicaragua. Olivas decidió regresar a Estados Unidos el 11 de julio, pero le fue negado el ingreso.

“Me dijeron que no era elegible para ingresar por una cláusula que tenía mi visa de que tenía que regresar dos años después de haber salido por última vez, y yo solo tenía un año”, explica.

Olivas se entregó a las autoridades estadounidenses tras solicitar asilo político. Permaneció tres meses en un centro de detención migratoria y fue liberado a inicios de este mes.

“Por el momento voy a continuar mi curso de inglés. Aspiro volver a estudiar y al fin terminar una carrera. Ese es mi sueño”, asegura con entusiasmo.

Rugama, en Canadá: “No quería una vida de persecución”  

A los 18 años inició su activismo tejiendo redes de liderazgos locales y denunciando a través de redes sociales.

Su lucha por la defensa de los derechos de los estudiantes inició cuando era adolescente. “En mi colegio también fui muy activo y crítico del sistema manipulador”, recuerda.

En 2017, participó en las manifestaciones que denunciaban el fraude electoral perpetrado por el FSLN durante las elecciones de 2016. Por su involucramiento, la Policía Nacional lo acusó de “atentar contra la paz”. “Tuve que salir hacia Costa Rica, pero luego el FSLN se vio obligado a retirar los cargos en mi contra”, agrega.

Regresó del exilio en febrero de 2018, y tras las protestas en abril, jugó un destacado rol motivando al estudiantado de la UNAN a organizarse, ganándose el apodo de “canciller”. 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

En 2018, fue arrestado y permaneció seis meses en la cárcel La Modelo. En 2020, Rugama salió de Nicaragua y hoy vive su segundo exilio en Canadá. 

“Me habían arrebatado mis derechos, pero además también pasaba una crisis emocional causada por el estrés postraumático y las situaciones duras que pasé en la cárcel y en la calle en 2018. Tenía que darme un tiempo para alejarme de todo ese ambiente de inseguridad”, expone sobre sus razones de exilio.

Al igual que Olivas, Rugama aspira a retomar sus estudios universitarios en Canadá. “Estoy terminando mis cursos de inglés y luego estoy visionando regresar a la universidad con muchas más herramientas”, expresa.

Mairena, en Costa Rica: “Me estoy dando el tiempo de sanar”

Yarithza Mairena proviene de una familia trabajadora, y siempre soñó con tener un título universitario. “Para mí tener ese título era darle orgullo a mi familia”, asegura. Mairena fue expulsada de la UNAN-Managua y no pudo culminar la carrera de Ciencias Políticas. Solamente le faltaban cinco clases para graduarse. 

Tras las protestas universitarias en abril de 2018, su identificación con el estudiantado la motivó a unirse a las mismas. Impulsó el trabajo organizativo dentro de la UNAN y otros recintos universitarios.

La excarcelada política Yarithza Mairena en 2019, cuando asistió a una misa por los presos políticos liberados. Salió al exilio en Costa Rica tras el incremento de la represión estatal en Nicaragua. Foto Archivo/ Confidencial

Por su beligerancia en la defensa de la Autonomía Universitaria, se convirtió en una de las lideresas estudiantiles con mayor reconocimiento en el ámbito nacional. “UNEN no nos representa”, gritó con fuerza en una conferencia estudiantil el 07 de mayo de 2018. 

En represalia, fue encarcelada durante siete meses por la dictadura en agosto de 2018. Tras salir de la cárcel en marzo de 2019, creó la Unión Nacional de Presas y Presos Políticos de Nicaragua (UPPN) junto a otros excarcelados, donde aún continúa colaborando. Este año, se exilió en el vecino país de Costa Rica.

“Pienso que el exilio es una oportunidad para mejorar mi situación emocional en un espacio un poco más seguro y también es una oportunidad de continuar mis proyectos”, comenta.

Trabaja para continuar sus estudios en la Universidad de Costa Rica. Su prioridad es formarse como profesional y persona, “recuperar un poco de lo que el régimen le quitó”. 

Estrada, en Estados Unidos: “La mejor decisión fue salir de Nicaragua”

Byron Estrada participa en una manifestación de nicaragüenses en Florida, Estados Unidos. Foto: Cortesía

“Para mí lo más duro que le quitó la dictadura a la juventud fue la vida; el poder ir a la universidad, abrazar a tu familia, estar en tu casa, en tu patria”, asegura el joven expulsado de la UNAN.

Durante 2018, Estrada “era uno de los representantes de la Facultad de Odontología del Movimiento Universitario de León, y actuaba como un vocero para alzar la voz en contra de las injusticias”. 

Estrada fue detenido el 25 de agosto de 2018 y fue excarcelado en junio de 2019. Este año ingresó a Estados Unidos de manera irregular para tratar de reconstruir su vida. “La decisión fue inmediata. La decisión fue: te tenés que ir ya, tomar tu mochila y salir del país como cualquier otro ciudadano nicaragüense”, expresa mientras recuerda ese duro momento. 

Tras permanecer un mes y medio en un centro de detención migratorio, fue liberado, y este mes logró culminar un curso como asistente dental con apoyo de la organización Solidaridad sin Fronteras. “Pude pasar el curso, pude pasar los exámenes. Ahora tengo ya mi licencia como asistente dental y con ella, pues voy a dar el segundo paso para convertirme en un higienista dental”, cuenta.

Estrada es miembro de la organización Juventud Política Nicaragüense, desde donde continúa denunciando internacionalmente la crisis de Nicaragua.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D