Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

"Tours", una nueva forma de los nicas para buscar el "sueño americano"

El opositor nicaragüense Rooselvet Báez relata a CONFIDENCIAL su travesía, desde su natal Nueva Guinea hasta la frontera estadounidense de McAllen

Redacción Confidencial

20 de marzo 2022

AA
Share

El abogado Rooselvet Báez, miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y parte del equipo que apoyaba la candidatura presidencial del ahora preso político Félix Maradiaga, decidió dejar por segunda ocasión su natal Nueva Guinea para buscar asilo en Estados Unidos, luego que el asedio policial en las afueras de su vivienda se agudizó en el contexto de la nueva ola de detenciones desatada, entre mayo y noviembre de 2021, por el régimen orteguista contra opositores, periodistas, activistas y defensores de derechos humanos.

“Salí por primera vez al exilio en julio de 2018, porque fui perseguido por protestar, pero regresé el 4 de enero de 2020, al ver que muchos otros líderes opositores regresaban, porque quería aportar a la lucha cívica y organizarme desde mi territorio. Pero, después de integrarme a la UNAB, empezaron nuevamente las presiones, el asedio del régimen, fue horrible, y terminé de decidir que tenía que salir cuando vi todas las nuevas detenciones”, relató Báez en entrevista con CONFIDENCIAL.


El opositor salió del país el 1 de diciembre de 2021. Se enteró de unos grupos que se organizan para salir en “tours”, guiados por coyotes, desde Managua hasta Guatemala; y de allí hacia la frontera entre México y Estados Unidos. Averiguó que el costo era de 4000 dólares, dinero que consiguió con préstamos y apoyo familiar.

Rooselvet partió primeramente de Nueva Guinea hacia Managua, donde lo esperaba el coyote, pasó la noche en un pequeño hotel de la capital y luego comenzó el viaje en el “tour” de Managua hacia Guatemala.

Afirmó que al primer coyote, con el que se encontró en Managua, le pagó los primeros 1000 dólares, que incluía el pasaje en el “tour”, una comida y el hospedaje de una noche.

“El primer 'guía' no te acompaña, solo se asegura que subas al 'tour' y logrés cruzar legalmente en la frontera de El Guasaule, Chinandega, entre Nicaragua y Honduras. De ahí uno va solo hasta Guatemala, solo te monitorean vía celular”, detalló.

En dos días, Rooselvet llegó a Guatemala sin ningún problema. Aseguró que en esa ciudad lo esperaba otro coyote que lo ubicó en un hotel, le dio su contacto y telefónicamente lo monitoreaba para que tomara los buses correctos hasta llegar a la frontera mexicana.

“Te van guiando por celular, te dicen los buses que debes tomar, son tres paradas, te advierten que si te para un policía cuando vas en el bus te van a pedir 50 o 100 dólares, te dicen que les digas que no tenés eso, que les des 20, se los das y seguís, pero en mi caso no me salió ni un policía, pude avanzar tranquilo”, relató.

Detalló que en Guatemala pagó los otros 3000 dólares, con lo que completaba el pago solicitado por los “coyotes”, aunque, ellos te dan la opción de culminar el pago hasta que se llega a la frontera entre México y Estados Unidos.

19 días cruzando México

Una vez en territorio mexicano un tercer coyote se encargó de Báez y otras doce personas. “No te afloja, ese va con vos, te va acompañando, te lleva primero a un albergue, como unas casas de seguridad y de ahí salís hasta que te autorizan, yo pasé ahí los primeros cinco días hasta que dijeron que podíamos seguir”, recordó.

Afirmó que el siguiente paso fue cruzar Chiapas, donde los trasladaron en vehículos de “aparente primera clase, turísticos, donde también se suben policías a los que se les debe pagar 100 pesos mexicanos (4.91 dólares estadounidenses)”.

“En ese tipo de transporte crucé Chiapas, fueron cerca de once horas, pero siempre te paran policías, pero como todo está arreglado no hay ningún problema”, resaltó.

Rooselvet Báez se entregó a las autoridades de Migración de Estados Unidos el 22 de diciembre de 2021. Foto: Cortesía.

Al llegar a la capital mexicana, Ciudad de México, Báez fue trasladado en el contenedor de un tráiler, equipado con aire acondicionado, que lo llevaría a Reynosa, en el noreste de México. “El viaje es incómodo, pero nadie va sobre otro, te prohíben celulares, tenés que ir calladito, y son once horas de viaje para llegar”.

“Una vez en Reynosa te dicen que ya coronaste. Te dejan ahí, en una casa de seguridad, hasta que el 'guía' paga los impuestos para que pasemos, y, una vez todo pagado, la misma gente de los cárteles te llevan al río y te cruzan”, indicó.

Rooselvet se entregó en el puesto fronterizo estadounidense de McAllen el 22 de diciembre de 2021. En total, tardó 22 días para llegar a la frontera estadounidense, 19 de esos días los dedicó a cruzar México. 

En el centro de detención del puesto fronterizo McAllen, detalló, solo estuvo dos días y luego fue trasladado —esposado de cintura, manos y pies— a las cárceles migratorias de El Paso, Texas, donde estuvo 14 días más, hasta que fue entrevistado por las autoridades de migratorias.

“Fue una entrevista corta. Me preguntaron mi nombre, el de mis familiares, si tenía miedo de volver al país y si alguien en Estados Unidos podía responder por mí, dije que 'sí'; contactaron a la persona, un amigo que se les dio una dirección y ellos te dan un celular con ubicación activada y cada viernes les tengo que enviar una foto”, detalló.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Una forma legal de salir de Nicaragua

Rooselvet explica que una de sus hermanas, Flor Báez López, también salió en “tour” desde Nicaragua, ya que la ruta y el contacto les pareció relativamente seguro para ayudarlos a salir legal del país.

Flor Báez López se entregó el 18 de marzo a las autoridades de Migración de Estados Unidos para solicitar asilo en ese país. Foto: Cortesía.

La mujer, docente de profesión, también huyó de las amenazas de encarcelamiento y asedio policial permanente en su vivienda. En 2018, participó de manifestaciones que se realizaron en Nueva Guinea, integró la lucha campesina contra la Ley del Canal Interoceánico y fue concejal por parte del partido Ciudadanos por la  Libertad (CxL) entre enero y junio de 2018, hasta que fue obligada a dejar el cargo por las campañas de desprestigio en su contra y la amenaza de criminalización.

Flor salió del país el pasado 21 de febrero. El 18 de marzo, informó a CONFIDENCIAL que se entregaría a las autoridades de Migración de Estados Unidos para solicitar asilo en ese país.

La docente afirmó a CONFIDENCIAL, cuando todavía atravesaba México, que no podía volver a Nicaragua porque “si regreso me encierran o me matan”.

Además mencionó que junto a ella, igual que pasó con Rooselvet, viajaban otros 14 nicaragüenses, también oriundos de Nueva Guinea, que huyen de las amenazas y persecución del régimen Ortega-Murillo. 

Salen en grupos desde Nueva Guinea

“Ramón”, un líder comunitario de Nueva Guinea que pidió se le proteja la identidad, afirmó que ha sido testigo de los “grupos que se arman para salir a Estados Unidos” y que en el municipio “se siente la partida de nuestros hermanos”.

“En un pueblo pequeño todos nos conocemos y sabemos lo que pasa. Cerca de mi vivienda, algunas veces cada semana, otras veces cada quince días y cuando parece que se les complica salen cada mes, veo los grupos que se reúnen cerca de los hoteles pequeños de aquí y se van a las terminales con sus maletas, porque en Managua los espera el que se los lleva a Estados Unidos”, indicó a CONFIDENCIAL.

Comentó que de esa forma se fueron dos de sus parientes en busca de “mejores oportunidades” en Estados Unidos. “Ellos pagaron al coyote cerca de 5000 dólares, se fueron a Managua donde los esperaba, los llevaron en un 'tour' hasta Guatemala, solo con la cédula, y de ahí van ilegales hasta la frontera de Estados Unidos”.

Dos productores de Nueva Guinea, que conversaron con CONFIDENCIAL, también confirmaron las salidas en grupos que “seguido se ven en Nueva Guinea”. Explicaron que algunos de sus trabajadores incluso se fueron en dichos grupos, o les hicieron préstamos para poder irse del país.

“Uno se va quedando sin sus trabajadores porque se van en esos grupos, míos se fueron tres,  los que no tienen hasta préstamos me han hecho, y ya luego uno queda ´cuadreando´, buscando gente”, lamentó “José”.

“Francisco”, también productor de Nueva Guinea, apuntó que la mayoría de los trabajadores que “se han ido” van rumbo a Estados Unidos, porque creen que “Costa Rica ya está muy lleno”.

“Yo le presté unos riales (dinero) a dos trabajadores que se querían ir a Estados Unidos porque eran gente que conocía de muchos años. Ellos se fueron en enero”, afirmó.

“Juan”, un abogado de Nueva Guinea que pidió el anonimato, señaló que en los últimos dos meses se incrementaron las solicitudes de prendas notariadas sobre bienes muebles e inmuebles de personas que hacen préstamos para poder irse del país.

“Muchos conocidos que han hecho préstamos a los productores, a los ganaderos, a los finqueros, a gente pudiente, vienen y me piden una prenda notariada sobre sus casas, sus animales o sus enseres del hogar. En las últimas semanas me salieron entre uno y cinco trabajos de este tipo”, detalló.

Más nicaragüenses buscan ingresar a Estados Unidos

La migración de nicaragüenses a Estados Unidos, producto de la situación sociopolítica y económica que vive Nicaragua, incrementó en los últimos meses. Las autoridades de migración estadounidense reportaron que en el último mes de 2021 hubo 15 338 detenciones de nicaragüenses en las fronteras de ese país.

En lo que va de 2022 incluso se han multiplicado las noticias sobre nicaragüenses que se dirigían a Estados Unidos. El 15 de enero salió una caravana desde San Pedro Sula, Honduras, conformada por unas 600 personas, la mayoría de origen nicaragüense, según medios hondureños. Cinco días más tarde, en Tapachula, México, también partió otro grupo de migrantes, entre estos 200 nicaragüenses. 

También se han denunciado casos de secuestros a nicaragüenses en territorio mexicano; y divulgado situaciones en las que los nicaragüenses viajan en condiciones peligrosas y precarias, como el de los 41 nicaragüenses hallados hacinados dentro de un tráiler en Coahuila y otros 28 en una ambulancia en Oaxaca.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D