PUBLICIDAD 1M

Empresarios centroamericanos alarmados por represión en Nicaragua

Empresarios de Costa Rica, Guatemala y El Salvador: la estrategia es parar inversiones, esperar y ver

Foto: Nayira Valenzuela | Confidencial

24 de junio 2021

AA
Share

El incremento de la represión en contra de políticos, líderes sociales y gremiales, que escaló al girar órdenes de captura contra empresarios y periodistas, y arrestar banqueros, preocupa aún más a los hombres de negocios de la región centroamericana, tanto a los que tienen intereses en el país, como a los que necesitan que su materia prima y sus productos atraviesen el territorio para viajar por el istmo.

“Estamos exageradamente preocupados, porque esto realmente se salió de control, y no se ve un contrapeso que pueda poner las cosas en orden, así que se le está dando seguimiento día a día”, dijo un dirigente gremial guatemalteco que eligió el anonimato pensando en impedir que sus contrapartes nicaragüenses pudieran sufrir alguna represalia.


Por su parte, un nicaragüense que trabaja para una empresa extranjera que comercia alimentos balanceados en Nicaragua, dijo que la gerencia de la empresa definió una estrategia que consiste en saturar el mercado desde este momento hasta septiembre, y congelar sus exportaciones en octubre y noviembre, a la espera de ver qué pasa mientras se acerca la fecha de las votaciones.

Ese plan tiene un serio problema: las empresas nicaragüenses ya no son sujetos de crédito, así que están obligadas a pagar de contado, obligación financiera cada vez más difícil de cumplir, porque la caída en las ventas genera escasez de flujo de caja.

“El plan que estamos siguiendo es meter toda la mercadería que se pueda: un contenedor ahorita, otro en agosto, y quizás otro en septiembre, pero ya no en octubre ni noviembre, porque se prevé que el tiempo previo a la fecha de las elecciones sea convulso”, dijo el ejecutivo.

La estrategia de adelantar las ventas pretende asegurar que serán capaces de exportar al país, toda la existencia de producto que sea necesaria para garantizar que sus puestos de venta estarán apropiadamente surtidos el resto del año, aunque ya no envíen nada más en todo el cuarto trimestre.

“Queremos que nuestros clientes tengan suficiente stock acumulado que les permita llegar hasta diciembre”, remarcó.

La falla en ese plan es que, a partir de 2018, la empresa dejó de ofrecer créditos a sus clientes en Nicaragua. Antes de ese momento, sus clientes gozaban de un período de 60 a 90 días para pagar sus créditos, pero eso cambió en la medida en que se fue deteriorando la situación del país, y los distribuidores locales comenzaron a atrasarse en sus pagos.

Otra forma de graficarlo es que antes de 2018, la empresa enviaba cada año, 10 a 12 contenedores con mercadería valorada en 35 000 dólares cada uno; pero en 2021 solo han podido enviar un contenedor completo, y cuatro o cinco más con 15 000 a 25 000 dólares en productos.

“Los clientes nos están comprando menos; en parte, porque están siendo más cautelosos; porque el mercado está deprimido -lo que hace que todavía tengan inventario en existencia- y porque no tienen capacidad para pagar al contado”, detalló.

Precaución regional

Un empresario salvadoreño con múltiples inversiones en agroindustria, bienes raíces, y en industria, tanto en Centro como en Sudamérica, suspendió toda inversión en Nicaragua desde 2017, decisión que mantiene hasta el día de hoy.

“Él compró tierras para desarrollar un proyecto agroindustrial en el país”, dijo uno de sus asistentes, de nacionalidad nicaragüense, remarcando que el proyecto no se concretó porque “encontró mucha corrupción. Luego vino 2018, así que mantuvo sus planes en el congelador, y menos que invierta ahora, con todo lo que está pasando”, explicó.

Un empresario europeo, empeñado en lograr que la tecnología le ayude a sortear todas las dificultades que encuentra en la plaza nicaragüense, justificó las decisiones que están tomando sus pares inversionistas, diciendo que “el dinero es muy cobarde, excepto cuando está en una situación controlada, o tiene contactos al más alto nivel”.

El emprendedor dijo que “desde hace varias semanas nadie del Gobierno contesta mis llamadas. Todos están callados. Es una situación muy extraña. Podría ser que hayan recibido instrucciones de estar en silencio, pero también puede ser que alguna de mis acciones no les haya gustado”.

Derivado de ese silencio, concluye que es mejor opinar desde el anonimato, convencido que “cualquier exposición mediática puede generar una situación incontrolable e impredecible”.

Viendo cómo se deteriora el ambiente político -hay “una capa de polvo plomizo sobre el país que lo cubre todo”, asegura- advierte que “toda la cooperación se va a retirar, pero Nicaragua sigue requiriendo toda mi consideración y todo mi cariño. Sigo perdiendo dinero, pero este no es un país para cobardes”, concluyó.

Un ganadero costarricense, socio de una empresa que exporta lácteos a Nicaragua, lamentó que “la situación del país esté tan complicada, lo que deteriora el clima de negocios, y no da seguridad alguna para pensar en inversiones”.

Pese a todo, “hace algunos años hicimos el intento de comprar una finca [en Nicaragua] y nos dio miedo ante por inseguridad jurídica. Veo que tomamos la decisión correcta, porque estaría muy preocupado si la hubiéramos comprado. Es una lástima lo que está pasando, porque tienen un país muy lindo, con tierras espectaculares y un potencial enorme”, detalló.

Finalmente, un profesional del sector financiero y profesor universitario, destacó cómo la imagen del país se está deteriorando de forma acelerada, cuando un CEO bancario está siendo acusado y se le arresta por un delito político, lo que hace que les resulte muy fácil concluir que esta no es una plaza viable para invertir, porque es muy alto el riesgo país.

Encarcelar a un banquero y perseguir a empresarios “deteriora por completo el clima de negocios, y puede generar un pánico bancario silencioso, que se manifestará en una salida de plata en los próximos días, porque la gente y las empresas pueden mover sus capitales desde una computadora”, dijo descartando que lleguemos al extremo de ver filas de gente queriendo retirar sus ahorros.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D


La guerra en Ucrania cumple dos años con Rusia a la ofensiva