Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Dante Mossi dice que aún tiene tareas “muy importantes” que hacer en el BCIE

Presidente ejecutivo seguirá en el cargo hasta el primero de diciembre

Dante Mossi BCIE

Dante Mossi en rueda de prensa en la sede del BCIE en Honduras. Foto: Tomada de Twitter

Iván Olivares

16 de mayo 2023

AA
Share

El presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, dijo que la decisión de los gobernadores de no reelegirlo en el cargo se explica por “un problema de gobernanza única del Banco”, recordando que él sigue al frente de la entidad “para bien o mal de algunos”, aclarando  que pretende concluir su mandato, que vence el próximo 1 de diciembre.

En una rueda de prensa convocada este lunes en la sede del Banco en Tegucigalpa, Mossi confirmó que la decisión de no dejarlo en la presidencia por cinco años más, fue “una propuesta conjunta de los (cinco) países fundadores, que representan el 51% de las acciones del Banco”, a lo que se sumó el respaldo del resto de socios.


“Recibimos las gracias de los gobernadores por el servicio prestado durante nuestra gestión. Somos el Banco de la región, el que más fondos desembolsa para apoyar el desarrollo socioeconómico de nuestros países socios”, aseguró.

Aunque Mossi, economista de profesión, buscaba extender su mandato al frente del Banco por otros cinco años, hasta 2028, la LXIII Junta de Gobernadores, reunida el pasado fin de semana en Punta Cana, República Dominicana, dio un portazo a sus pretensiones, al decidir por unanimidad, “convocar a concurso para elegir a un nuevo presidente ejecutivo y a un nuevo contralor”, dijo la entidad en un comunicado.

Por su parte, el exdirector del BCIE por Costa Rica, Eduardo Trejos Lalli, opina que, en los meses que le quedan, Mossi “tiene que ser un presidente ejecutivo intervenido hasta el final de su gestión... tanto por la dirección de los países como por los propios gobernadores”. Sus capacidades, “de aquí hasta noviembre, deben ser mínimas y no debería estar asumiendo ni gestando ningún proceso: ni contrataciones, ni nuevos préstamos”, enfatizó.

El financiamiento a Ortega: ‘No soy yo… es el Banco’

Mossi defendió sus decisiones argumentando que los préstamos que se le han hecho al régimen dictatorial de Daniel Ortega en Nicaragua, son iguales a los que han recibido los demás países: aunque Nicaragua tiene mucho menos población que Guatemala y Honduras; que su PIB es el menor de la región, y que una alta concentración de su cartera de préstamos en un solo socio es un riesgo muy alto, el país recibe la cuarta parte de los préstamos del Banco.

“No somos un banco político: somos un banco de desarrollo y apoyamos las agendas de desarrollo de cada uno de los países”, recalcando que no es él quien otorga los préstamos del BCIE a sus países miembros, sino que es “el directorio”.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

¿USD 10 000 millones? Mejor al próximo

En la cita dominicana, los gobernadores volvieron a rechazar el plan de Mossi para aumentar la capitalización del BCIE, y pasarlo de los USD 7000 millones a USD 10 000 millones, decidiendo que se discuta “más adelante”, a pesar del argumento de Mossi, que recalcaba la importancia de esa operación financiera, porque los países miembros “tienen necesidades más grandes”.

A pesar de que algunos países como República Dominicana, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica estaban de acuerdo con que “el Banco creciera en su patrimonio, los gobernados decidieron no discutirlo en esta ocasión, sino más adelante”, y que al no haber aumento, habrá que espaciar más los proyectos, porque no hay capacidad para atender las necesidades de todos los países al mismo tiempo.

Para el exrepresentante tico, Ottón Solís, la verdadera razón detrás de esa petición era “mejorar los índices financieros incrementando el denominador (el capital) para disimular su desastre” administrativo.

El politólogo y expreso político Félix Maradiaga, considera que el Banco Centroamericano es una institución necesaria, que atiende necesidades reales de comunidades con muchas carencias”. De ahí que la ampliación de capital sea importante para cumplir sus funciones, y que cuando ocurra “sea distribuida con base en estándares de transparencia y de control, propios del Siglo 21”, aseveró.

Maradiaga señala que “no es la capitalización lo que debe ponerse en cuestionamiento, sino el uso y los bajos estándares de transparencia, en referencia, por ejemplo, al “clientelismo en Nicaragua”.

En su conferencia, Mossi también se refirió a préstamos que impulsa el BCIE en la región, incluyendo dos por 1050 millones de dólares (USD 500 millones para proyectos de agua y alcantarillado y USD 550 millones más, para un tren rápido de pasajeros), que Costa Rica tiene sin usar.

Además del tema de la capitalización, Mossi considera que le quedan “algunas tareas por hacer” que son “muy importantes”, entre ellas, una propuesta de crear un “Grupo BCIE”, muy en línea con lo que es el grupo del Banco Mundial, así como una agencia especializada de garantías que le permita a los países hacer emisiones de deuda a menores costes financieros, usando el respaldo financiero del BCIE.

PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Iván Olivares

Iván Olivares

Periodista nicaragüense, exiliado en Costa Rica. Durante más de veinte años se ha desempeñado en CONFIDENCIAL como periodista de Economía. Antes trabajó en el semanario La Crónica, el diario La Prensa y El Nuevo Diario. Además, ha publicado en el Diario de Hoy, de El Salvador. Ha ganado en dos ocasiones el Premio a la Excelencia en Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en Nicaragua.

PUBLICIDAD 3D