Logo de Confidencial Digital

PUBLICIDAD 1M

PUBLICIDAD 4D

PUBLICIDAD 5D

Huelga de hambre expone a presos políticos a consecuencias "devastadoras" en su salud

Al menos 24 presos políticos están en huelga de hambre demandando el cese del régimen de torturas impuestas por más de un año

Un llamado dramático a romper el silencio para que se suspenda el régimen de crueldad de Daniel Ortega

Redacción Confidencial

29 de septiembre 2022

AA
Share

La huelga de hambre que sostienen al menos 24 reos de conciencia, -20 en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como “La Modelo”, y cuatro en El Chipote-, para demandar el cese de las condiciones carcelarias inhumanas a las que están sometidos; y en el caso del cronista Miguel Mendoza y el abogado Róger Reyes, para ver a sus hijas después de más de 15 meses de confinamiento, los exponen a consecuencias “devastadoras” en su salud. Estas pueden ser peores en los reos con enfermedades crónicas o de tercera edad, coinciden médicos consultados por CONFIDENCIAL.

El ser humano requiere de oxígeno, agua y alimentación para vivir, si alguna falta durante cierto tiempo, “va irremediablemente a conducir a ese cuerpo a una muerte segura”, explica la doctora y nutricionista, Montserrat Rodríguez. Al principio de la privación de alimentos, la persona puede experimentar poca energía, más fatiga y poco a poco, el corazón latirá más lento, la presión arterial empieza a bajar y los órganos, iniciando por el riñón, padecen, dijo en una entrevista en el programa Esta Noche, —que se transmite a través de YouTube y Facebook Live, por la censura del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo—.


El cronista Mendoza tiene once días en huelga de hambre, como medida extrema, para exigir al régimen orteguista autorice una visita para ver a su pequeña de ocho años, quien ha resentido su ausencia por más de 15 meses en prisión. El abogado Reyes inició esa forma de protesta, desde hace 10 días, para ver a sus hijas menores de 10 años.

El 23 de septiembre, la exguerrillera y presa política, Dora María Téllez, de 66 años, empezó una huelga de hambre para demandar el cese del confinamiento solitario y las torturas a las que ha sido sometida. El 24 de este mes, el preso político y sociólogo, Irving Larios, fue el cuarto preso político en El Chipote que se declaró en privación de alimentos.

Mientras, este lunes 26 de septiembre, CONFIDENCIAL confirmó que 20 reos políticos en La Modelo están en huelga de hambre en demanda de su libertad, y mientras eso no ocurra, que mejoren sus condiciones carcelarias.

Los familiares de los reos de conciencia están preocupados por las consecuencias que pueda generar la huelga de hambre en su salud. Un médico que llamaremos “Luis” por razones de seguridad, explicó que una restricción aguda del aporte calórico puede conducir a “consecuencias fatales”. En condiciones, como las que se encuentran los presos políticos, en un estado de privación crónica de alimentos, están sujetos a varios desequilibrios en su organismo.

“Todas las funciones metabólicas se ven restringidas y limitadas y eso hace que esto genere algunas complicaciones a nivel cardiovascular, a nivel circulatorio”, expresó. Existen personas que pueden soportar huelgas de hambre por diez días, pero es una estimación, aclara, que varía por factores como la complexión física, el estado nutricional, el periodo de restricción calórico, entre otros.

Hasta ahora se desconoce en qué condiciones, tanto los reos políticos que están en El Chipote y permanecen incomunicados con sus familiares, y los de La Modelo están desarrollando la huelga de hambre, que normalmente, señala el doctor "Luis" requiere de una asistencia médica para monitorear a la persona y advertir en que momento la salud empieza a comprometerse.

Los reos de El Chipote han sido sometidos a una "política de hambre" denunciaron sus familiares tras la décima visita, al reducirles drásticamente las porciones de alimentos.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DIARIO

Recibe diariamente las noticias más importantes de la jornada en tu correo electrónico.

Los familiares señalaron, en entrevista con el programa Esta Semana, que en un plato de comida los presos políticos podían recibir entre 40 y 45 granos de frijoles, tres gramos de arroz (100 granos), tres centímetros de plátano y dos cucharaditas de carne. Los 27 reos de conciencia que permanecen en El Chipote han perdido peso drásticamente, lo que quedó evidenciado a finales de agosto, cuando el régimen orteguista los presentó en unas inventadas “audiencias informativas”. Se veían pálidos, desnutridos y envejecidos.

Daños a la salud

La nutricionista Rodríguez, radicada en Miami, Estados Unidos, explica que lo primero que “sufre” en una persona en huelga de hambre es el sistema neuroendocrino. “Psicológicamente, emocionalmente, tu cuerpo empieza a mandar señales para producir una cantidad de neurotransmisores y de hormonas del estrés. Cuando eso sucede, el cuerpo entra en un estado completo de inflamación sistémica. Nuestro metabolismo va a empezar a bajar porque al no haber comida no hay combustible, ese es un mecanismo de supervivencia”.

Agrega que al no haber ingesta de alimentos, el cuerpo la busca desde adentro. “Empieza a producirla basado en la grasa corporal depositada y después, se va comiendo todo, inclusive, los huesos se descalcifican, el intestino pierde sus capas más superficiales, que es donde está el sistema inmunológico, que es donde están las bacterias buenas…”, sostiene.

Con un sistema inmunológico deprimido cualquier enfermedad inflamatoria y autoinmune se “va alborotar”, por ejemplo la diabetes o problemas hormonales.

Mendoza es un enfermo crónico, diabético y ha perdido más de 30 libras. Téllez tiene 66 años y ha sido sometida a un confinamiento total desde hace más de un año; Reyes ha padecido estrés, depresión y ya estuvo en huelga de hambre para demandar atención de salud mental y Larios es hipertenso y sufre de problemas de ácido úrico.

El médico “Luis” sostiene que el impacto de la huelga de hambre en las condiciones de los reos de conciencia de El Chipote provoca un avance rápido de cualquier complicación, que suelen ser de tipo cardiovascular, a nivel renal, hepáticas, sometiendo al cuerpo a un nivel de desgaste que “puede conllevar a la muerte si uno no corrige esta situación”, advierte.

Un SOS desde prisión

Allan Gómez, miembro de la Unión Nacional de Presas y Presos Políticos Nicaragüenses (UPPN) describió la huelga de hambre que iniciaron los presos políticos en La Modelo como “un salto al vacío”, sin garantías que sus demandas - el cese del hostigamiento y excesivo control a sus familiares en las requisas, así como la mejora de sus condiciones en cautiverio-sean escuchadas. Sin embargo, es su último recurso para demandar el cumplimiento de sus derechos humanos, dijo en una entrevista en Esta Noche.

Gómez explica que persiste un trato diferenciado entre los reos comunes y los presos políticos en La Modelo. Sus familiares han denunciado en múltiples ocasiones las violaciones a sus derechos, sometiéndolos a celdas de máxima seguridad hacinadas y sin condiciones de salubridad. Varios no han tenido acceso a atención médica y sus visitas han sido bloqueadas o reprogramadas.


PUBLICIDAD 3M


Tu aporte nos permite informar desde el exilio.

La dictadura nos obligó a salir de Nicaragua y pretende censurarnos. Tu aporte económico garantiza nuestra cobertura en un sitio web abierto y gratuito, sin muros de pago.



Redacción Confidencial

Redacción Confidencial

Confidencial es un diario digital nicaragüense, de formato multimedia, fundado por Carlos F. Chamorro en junio de 1996. Inició como un semanario impreso y hoy es un medio de referencia regional con información, análisis, entrevistas, perfiles, reportajes e investigaciones sobre Nicaragua, informando desde el exilio por la persecución política de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PUBLICIDAD 3D